UTOPÍA: La subcontratación laboral a debate

En lo que Andrés Manuel López Obrador definió como “un acto de conciliación”, fue firmado por representantes de las organizaciones que se agrupan en el Consejo Coordinador Empresarial –menos tres organismos–, los dirigentes sindicales casi eternos y el gobierno federal, un acuerdo para solicitar a la Cámara de Diputados y el Senado que posponga para febrero próximo la discusión sobre la iniciativa de ley del Ejecutivo para reformar la subcontratación (outsourcing) con el propósito expreso de enriquecerla, pues “no se puede imponer nada”, adujo el presidente después de que líderes patronales subieron los decibeles a su reclamo general (22-XI-20) con la tesis de “separar las manzanas podridas” para mantener aquel sistema.

Eduardo Ibarra Aguirre/ 4 Vientos

Así operan los pesos y contrapesos institucionales y también los fácticos en las democracias con todas sus limitaciones y que en el caso mexicano la invidente oposición partidista se niega a reconocer y los dirigentes más demagogos e incompetentes empatan al presidente con la dictadura (Marko Cortés), el autoritarismo (Jesús Zambrano, quien coexistió con el tabasqueño de Tepetitán sin sobresaltos mientras atrajo muchos votos y cargos de elección popular para el PRD). Y la “regresión autoritaria”, el gran descubrimiento de los intelectuales orgánicos e inorgánicos, damnificados del presupuesto debido a la austeridad republicana y los muy exitosos programas sociales.

En cuatro puntos quedó el consenso de los firmantes en Palacio Nacional: Resolver el abuso del outsourcing, que la iniciativa privada empiece la regulación de sus plantillas laborales y evite prácticas irregulares, como el despido masivo de trabajadores en diciembre para no pagar aguinaldos. Y ante la posible comisión de delitos, proceder administrativa o penalmente. En San Lázaro la petición tripartita fue aprobada.

Firma que se realizó sin consideración por la sana distancia, usando la misma pluma y con Carlos Aceves conversando de frente con AMLO sin que el cetemista se colocará el tapaboca que portaba en el cuello y López Obrador es alérgico en grado extremo para utilizarlo. Mientras la jefa del gobierno capitalino y 9 millones de habitantes sorteamos una coyuntura compleja por el incremento de los contagios, hospitalizados y muertos, lo que nos coloca en “semáforo naranja con alerta al límite”.

El presidente Andrés Manuel interpretó la conducta empresarial ante el outsourcing como que los empresarios “no están defendiendo a quienes hacen mal uso de la subcontratación”, que afecta a los trabajadores y a la hacienda pública. “Están porque se resuelva este asunto, que se fue creando por la práctica ilegal, inmoral, de despedir a trabajadores y no reconocerles sus prestaciones, sobre todo en fin de año”.

Sin embargo, en el equipo negociador del CCE se justificó que los despidos estacionales que se registran de manera usual en diciembre se han presentado al menos desde hace 20 años; es un fenómeno histórico que data de 1998. Y ejemplificaron que en 2019 se crearon 724 mil 287 empleos de enero a noviembre, pero en diciembre se perdieron 382 mil 210”.

Sólo que Larry Rubin, presidente de la American Society, fue mucho más claro y puso por delante el chantaje al postular que México debe cuidar la eliminación de la subcontratación, pues “las inversiones de empresas de Estados Unidos pueden migrar a otras latitudes, ya que 92% de las firmas hacen uso de ese esquema laboral”. Así de claro. Fuera máscaras.

Acuse de recibo

Con los recientes nombramientos realizados por presidente Obrador para que cinco distinguidas féminas ocupen diversos cargos en el Ejecutivo y dos en órganos autónomos –Banco de México e INEGI, ya aprobados por el Senado–, pretenden en forma torpe presentarlos como “La jugada chafa del presidente hacia el comunismo”. En pleno siglo XXI el anticomunismo asoma la cabeza con información de los años 60-80 en unos casos, en otros por parentesco familiar o francamente inventada…  “Auditoría a la Universidad. Basta del cacique Raúl Padilla”, “Apoyo total a Andrés Manuel López Obrador y a la Cuarta Transformación”, “Fuera Alfaro, corrupto y represor. Basta de corrupción y endeudamiento” y “Por el rescate de la UdeG (Universidad de Guadalajara), fuera la mafia padillista”, señalaban las enormes mantas que portaron los manifestantes en el centro de Guadalajara, el sábado 5, en apoyo a AMLO… Durante el mitin Laura Imelda Pérez dijo que más allá de las mentiras del gobernador Enrique Alfaro quien acusa que en 2021 dejarán de percibirse más de 9 mil millones de pesos por los recortes aprobados en el presupuesto de egresos federal, la realidad es que Jalisco es de los estados con mayores participaciones en 2020 y uno de los que menos recortes tendrán. “Aquí hay más de 3 millones de jaliscienses beneficiados por los programas federales de apoyo”.

http://www.forumenlinea.com/  https://www.facebook.com/forumenlinea  forum@forumenlinea.com  Twitter:@IbarraAguirreEd