Marcha contra Sempra: crónica de una oleada de resistencia.

Una mujer de pelo trenzado hace de su reclamo música, golpea con fuerza un tambor que lleva con ella. Ni el sonido frustrado de los cláxones que apresuran la marcha justo en la Av. Ruíz opaca a la mano encendida que late sobre el parche del instrumento. “¡Ese apoyo sí se ve! ¡Ese apoyo sí se ve!”, gritan los manifestantes al sentir la presión de los autos.

Jazmín Félix* / A los 4 Vientos

Fotografías: José Carlos Ramírez

Ensenada, explanada del Centro Estatal de las artes (CEART).

Sábado 24 de octubre, 3:50 pm.

Todavía no son las 4:00 y en la explanada del CEART ya se vislumbra una veintena de personas que alistan los detalles finales de las cartulinas y carteles que utilizarán para manifestarse. Comienza a helar el clima, el sol se suaviza en el cielo. Algunos esperan de pie, con las manos en los bolsillos, otros, sentados sobre la terraza que desde hace meses está vacía. Se distinguen ojos y pelo, pelo cubierto con gorros, caras con bocas de tela negra, blanca; cubre bocas para prevenir contagios de Covid-19. Los que van llegando reconocen a quienes los esperan con la mirada, inician conversación, maldicen el motivo de la manifestación.

“Sempra”, “Costa azul” se escucha por doquier. Esos nombres parecen estar latiendo en el ambiente, forman parte de todas las conversaciones.

“Trataron de hacer lo mismo en Mexicali”, dice una voz.

Un grupo de jóvenes extiende una lona que dice: Por la defensa de los recursos naturales, por la soberanía nacional, fuera Constellation Brands “y fuera Sempra”, añaden con plumón azul. Comité de diálogo por una empresa política de los trabajadores, Mexicali B. C.

Pareciera ser la misma lucha: empresa estadounidense con planes de extenderse en el Estado, ciudadanía en defensa de los recursos naturales, consultas ciudadanas; pero hay una diferencia. En la consulta realizada en la ciudad de Mexicali durante el mes de marzo, ganó un NO rotundo contra la continuación de la planta cervecera. Según los resultados dados a conocer por el Ayuntamiento, en Ensenada ganó el SÍ; 19 mil 930 ciudadanos dijeron SÍ a la ampliación y 12 mil 174 votaron en contra.

Por ello ciudadanos comunes, maestros de escuelas, personas de la tercera edad, jóvenes y miembros de grupos como Ensenada Resiste y Comunidad estudiantil universitaria se reunieron para marchar en contra de los resultados de la consulta vecinal, a la que señalaron como “amañada” y “tramposa”, testificando de acarreos en algunas delegaciones de la ciudad, embarazo de urnas y coacción en las boletas proporcionadas durante la consulta organizada por el gobierno municipal.

***

Sempra llegó a México en 1996 y se convirtió en la primera empresa extranjera en producir gas en el país. Energía Costa Azul (ECA) (propiedad de IEnova, filial de Sempra Energy) opera en Ensenada con una planta regasificadora desde hace 15 años, pero el mercado cambió debido a las grandes reservas de gas natural en Estados Unidos y la planta se ampliará para convertir ese gas natural en estado líquido y exportarlo. (1)

A cambio de que la ciudad le permita operar, ECA invertirá 430 millones de pesos en uno de 24 proyectos a beneficio de Ensenada, varios de ellos correspondientes a las responsabilidades del estado, como son: pavimentación de calles, ambulancias, paraderos de transporte público, (etc). Dichos proyectos fueron expuestos por el gobierno municipal a través de videos en los que se observaban los planos de las posibles obras. (2)

En la página oficial de ECA, puntualmente se señalan los apoyos que ha brindado la empresa a la ciudad. Durante los inicios de la pandemia por Covid-19 ECA construyó 10 estaciones públicas de lavado de manos, y a través de fundación IEnova se donaron al Estado y a la ciudad, insumos médicos y paquetes alimenticios. De un total de 19 millones de pesos fue la inversión inicial de ésta empresa para tener el favor del gobierno local. (3)

En su página web, se presentan como una empresa responsable, comprometida con la ciudad y el medio ambiente; pero, ¿cuáles son los antecedentes de Sempra Energy?

 

LAS HUELLAS DE SEMPRA

Desde el año 2000, Sempra ha sido sancionada con más de 150 millones de dólares en delitos ambientales en Estados Unidos (4). Y de acuerdo a una entrevista realizada por periódico La Crónica a investigadores mexicanos en la Universidad del Sur de California (USC) y del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior en Ensenada (CICESE), las operaciones de las plantas de licuefacción implican riesgos en materia de seguridad y provocan daños al medio ambiente, pues la mayor parte del gas natural está compuesto de metano, dañino para la atmósfera y riesgoso de provocar explosiones y fugas de sustancias que podrían afectar la salud de los ciudadanos. (5)

Entre 2015 y 2016, algunas comunidades de Los Ángeles se vieron en riesgo debido a que SoCalGas, perteneciente a Sempra Energy, tuvo por más de tres meses una fuga de gas masiva en una de sus instalaciones, razón que llevó a los habitantes a abandonar sus hogares. Esta fuga de gas fue la más grande liberación de metano en la historia de Estados Unidos (6)

En 2019, la Comisión de Servicios Públicos en California abrió una investigación para descubrir si Sempra Energy ponía como prioridad sus estándares de seguridad. La empresa fue multada por 3.3 millones de dólares después de que se descubrió que anteponían sus finanzas por encima de la seguridad pública (7).

***

 “Consideramos un atropello esta consulta porque el árbitro, en este caso el Ayuntamiento, no jugó con la neutralidad con la que debía de haber jugado. Simplemente salió a coaccionar a la ciudadanía, para darle un sí a una empresa, a unos proyectos que ni siquiera están bien desarrollados”, manifiesta en entrevista Ramiro Romero minutos antes de salir a la marcha; integrante del movimiento ciudadano: Ensenada se mueve; quien aclara y enfatiza que sus declaraciones son como ciudadano común y no como vocero del movimiento.

“Nuestra postura básicamente es que esta consulta se cancele y se realice un plebiscito, que se anule la consulta”, añade.

También menciona que en la manifestación no hay liderazgos definidos, que “es la ciudadanía organizándose”.

A los minutos llega una patrulla municipal, una oficial y un oficial de policía se bajan del vehículo.

—Buenas tardes, ¿quién está a cargo del grupo? —cuestiona la oficial. Nadie responde—. ¿Qué es lo que van a hacer? Nosotros no tenemos conocimiento de esto. ¿Van a hacer una manifestación o qué onda?

Una mujer de la tercera edad se abre paso a espaldas del grupo, saluda a los oficiales. Les explica que es una marcha en contra de la expansión de Sempra.

—¿Es pacífica verdad? —pregunta la oficial. La mujer asegura que sí, gente tras ella asiente, se acercan para escuchar mejor—. ¿A dónde van a llegar?

—Eso es sorpresa —responde.

Por seguridad, los organizadores de la marcha decidieron no dar información acerca del recorrido del contingente, como tampoco de la llegada.

La oficial vuelve a pedir comunicarse con los organizadores, pero la mujer dice que es una organización ciudadana, que no hay líderes, y agrega que se manifestarán en paz.

—Claro claro, están en todo su derecho, también somos personas civiles.

La mujer ve que el compañero de la oficial no lleva cubre bocas, así que abre su mochila y saca uno nuevo para regalarlo al hombre. Los agentes se marchan pidiendo que una vez los manifestantes conozcan el recorrido, se comuniquen con el 911 para obtener la guía de una unidad de policía.

La patrulla se acopla al frente de la marcha con la salida del CEART a las 4:25 por la calle Rotario, y enseguida a la izquierda, hacia la calle primera.

 

A lo alto, entre la ola reacia de las manos que exigen, lomos rojos con fuente familiar destacan sobre la concentración: “El vendido”, dicen los letreros, en referencia a cierto periódico local. Las caras retan a Sempra: “Toma tu derrame”, dicen en letras negras.

 

Fotógrafos intentan captar cada momento de la manifestación; caminan, corren para capturar rostros, letreros, algún instante valioso. Brilla el trayecto por la ausencia de canales de televisión y periódicos locales; pocos medios cubren la marcha contra Sempra, son más bien los ciudadanos quienes documentan la protesta.

Voces fuertes, estalladas, gritan en igual tono y sentir colérico, “¡Fuera Sempra, fuera Sempra!”. Una pareja que marcha con bebé en carriola y mascota a los pies camina cerca de la línea de seguridad. Organizadores y voluntarios de la propia marcha dividen con cinta la distancia entre el contingente y los transeúntes a los costados de la calle. Todos ellos se identifican con un moño fluorescente en el pecho.

 

“¡Nada vale más que la vida!”, se desvive una mujer. Lejos de los brazos y cabezas, a altura de las rodillas de la gente, una niña cercana a los diez años extiende un letrero que denuncia: “Mi futuro no se vende #fraude”.

 

Una mujer de pelo trenzado hace de su reclamo música, golpea con fuerza un tambor que lleva con ella. Ni el sonido frustrado de los cláxones que apresuran la marcha justo en la Av. Ruíz opaca a la mano encendida que late sobre el parche del instrumento. “¡Ese apoyo sí se ve! ¡Ese apoyo sí se ve!”, gritan los manifestantes al sentir la presión de los autos.

“¡Fuera Sempra! ¡Fuera Sempra!”, se escucha fuerte una y otra vez. Desde la entrada de un bar una voz masculina reclama, “¡Cállense, van a dar trabajo!”.

 

Dos mujeres, una de pelo rizo y otra de pelo rosa, reparten volantes a la gente de las tiendas y bares. En ellos se lee en negritas, “¿Qué hay detrás del fraude de Ayala y Sempra?” “Sempra quiere convertir a Baja California en la alcantarilla industrial de california”. La joven de mechones coloreados se acerca a una pareja de pie en la banqueta, “¿Quieren saber más información?” Les pregunta, al entregarles el volante, y pacientemente les da un resumen sobre la historia de Sempra.

La mujer de rizos contrariados y lentes de sol está furiosa, grita “¡Fuera Sempra!” Por doquier, reparte volantes, invita a los que atisban la marcha a unirse a la lucha.

LA CORRUPCIÓN DE SEMPRA EN MÉXICO

Información de Revista Proceso reveló en 2014 que Sempra pagó sobornos millonarios a Felipe Calderón cuando éste estaba a cargo de la Secretaría de Energía, durante el sexenio de Vicente Fox; con el fin de adquirir los permisos para instalar la planta de gas en Ensenada en 2005. (8)

Eugenio Elorduy, en ese entonces era gobernador de Baja California y fue uno de los principales promotores de Sempra Energy. Agencias de investigación estadounidenses descubrieron que el entonces gobernador concedió permisos a la empresa y llenó así sus cuentas de banco secretas en las Islas Caimán y en Suiza. (9)

La lista de nombres de servidores públicos que han servido a Sempra es extensa:

Luis Manuel Enrique Téllez Kuenzler, Secretario de Energía durante el sexenio de Ernesto Zedillo y Secretario de Telecomunicaciones y Transportes durante el gobierno de Felipe Calderón, concedió permisos y concesiones a Sempra Energy cuando fue Presidente de la Bolsa Mexicana de Valores.

Carlos Luis Sacristán, actual Presidente Ejecutivo de IEnova, se desempeñó como Director General de Petróleos Mexicanos en 1994, y durante la presidencia de Ernesto Zedillo estuvo al frente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Los nexos de Sempra Energy con políticos mexicanos y servidores públicos demuestran la gran influencia que ha tenido en gobiernos panistas y priistas desde su llegada a México; y las acciones del actual gobierno municipal de Ensenada le han permitido a Sempra, a pesar de sus antecedentes, “reivindicarse” en la ciudad gracias a la promesa de realizar 1 de 24 proyectos una vez amplíen sus operaciones.

***

 En la marcha, la hilera de aproximadamente 150 manifestantes se desplaza hacia la calle Juárez, atoran el tráfico al costado del Parque Revolución, giran por la calle Ryerson. Unas cuadras más arriba, hay una parada. El lío de reclamos se detiene frente a una casa de estilo ochentero. “La casa más bonita de México”, está inscrito sobre un muro, frente a la bandera de México que se mueve con el viento.

“Es la casa de Ayala”, dice alguien.

 “¡Qué se vaya Ayala!”, “¡Qué dijo mi mamá, que Sempra no!”, “¡Traidor, Ayala, perdiste a Ensenada!”, denuncian en fuertes aullidos. Se visualiza el rencor, se escucha, todo huele a rabia e indignación. Una camioneta Chevrolet Suburban color perla, de lujo, sale por un costado de la casa y se marcha hacia la Calle Sexta.

Minutos después los manifestantes bajan también hacia la Calle Sexta y Moctezuma, y en el Parque Revolución todos tranquilizan el paso; han llegado al final de la marcha. Se reúnen para el mitin a un costado del kiosko. Una mujer de la tercera edad se acerca a varias personas, les avisa que al final se cantará el himno nacional, que así es como “se debe de concluir la protesta”.

 

Voces variopintas toman la palabra. Una mujer de edad madura, vestida toda de rojo y con gafas oscuras se coloca al centro y exclama:

“¡Indecente!”   

“¡Indecente!”, repite alguien.

 “Si eso hace de rendido, ¿qué no hará de arrepentido?”, cuestiona la mujer, refiriéndose al Presidente Municipal, Armando Ayala Robles.

Un hombre toma el lugar al retirarse la mujer entre los aplausos de los oyentes. Como habla en tono muy bajo, la gente a su alrededor se acerca, se sientan en el piso para atender sus palabras. Acusa a ciertos maestros universitarios de estar confabulados con Sempra, de ser sus consultores, de quedarse callados. “Lo que nos hicieron el domingo es una burla. ¿Para qué nos preguntaron si no querían saber nuestra respuesta? El daño no sólo es ambiental, el daño se le hizo a la ciudadanía… por eso con convicción les digo: ¡Fuera Sempra!”

Un hombre llamado Iván Martínez toma la palabra, habla en representación de Mexicali Resiste. Muestra su apoyo a la sociedad ensenadense, se expresa indignado, recuerda los hechos en Mexicali, la lucha de toda una sociedad por evitar la “colonización de una transnacional estadounidense”, y su posterior victoria. 

“Esa consulta nosotros la ganamos, pero no crean que estuvo diseñada a nuestro favor. Fue una consulta en la que la información oficial que repartía el gobierno federal era información que favorecía a la empresa, una consulta en la que el sector empresarial y Constellation Brands invirtieron millones en publicidad, en acarreo de votos. Todos los medios de comunicación importantes estaban con la empresa” declara el hombre.

“Pero ganamos con una victoria aplastante. Eso es posible aquí. Es posible ganarles a esos monstruos que vienen a acaparar nuestro territorio”, añade.

Y así, ciudadano tras ciudadano manifiestan su indignación. Palabras de aliento y de lucha se escuchan en la conclusión del mitin.

Una joven invita a todos a firmar “un manifiesto”, una petición que se hará llegar a las autoridades Federales. La gente la firma sobre la espalda de sus acompañantes, mientras el cielo se oscurece y comienza a enfriarse el clima.

Todos se dispersan al concluir la manifestación, pasadas las seis de la tarde. La mujer que al llegar pidió a todos se cantara el himno nacional, comienza a entonarlo:

“Mexicanos al grito de guerra… El acero aprestad y el bridón, Y retiemble en sus centros la tierra…”

Pero pocas voces la siguen; se escuchan inseguras, lejanas porque se marchan, ya se marcharon. Quizá sienten un rencor hacia su patria, una indignación hacia su gobierno, y por eso prefieren no cantar. Cantar quizá les parezca inútil frente a la lucha que les aguarda en los siguientes meses de oposición y resistencia.


 

Referencias:

(1) https://www.jornada.com.mx/ultimas/estados/2020/10/17/bc-empresa-ofrece-24-obras-publicas-por-voto-en-consulta-5554.html

(2) https://jornadabc.mx/opinion/15-10-2020/la-cara-oscura-de-sempra-lo-que-conlleva-la-reconversion-de-la-planta-de-gas?fbclid=IwAR0TZMZ9JkWlrtKP8a0OA1L6L9SkW1_wTku06b9uffOyOyxldtZZtaM4xoI

(3) https://www.energiacostaazul.com.mx/

(4)https://violationtracker.goodjobsfirst.org/parent/sempra-energy

(5)https://www.cronica.com.mx/notas-planta_de_gas_de_eu_generaria_nubes_de_metano_en_ensenada-1167083-2020

(6)https://www.sandiegouniontribune.com/business/energy-green/story/2019-06-28/state-regulators-to-investigate-safety-culture-at-sempra-and-its-socalgas-subsidiary

(7)https://www.latimes.com/business/la-fi-southern-california-gas-explosion-fine-20190201-story.html

(8)https://issuu.com/guerrerossme/docs/revista_proceso_n._1971_reforma_ene (Pág. 8)

(9)https://www.sinembargo.mx/18-08-2014/1088899

https://jornadabc.mx/opinion/15-10-2020/la-cara-oscura-de-sempra-lo-que-conlleva-la-reconversion-de-la-planta-de-gas?fbclid=IwAR3kHNqKcMKCUCMUXl3pljl5zUCtJQIc0nQZRd_i6L3WGDB3VM1pSyRXGMw

http://www.4vientos.net/2020/10/17/baja-california-patio-tragasero-de-sempra/?fbclid=IwAR0E0ZPpcPNygM-cxdV9PNdiqo5aAZYp_Q4Y-IbG7IttGCfe0LBya7GHmY0

 

Material adicional:

Marcha #fuerasempra Ensenada, por Mexicali Resiste:

https://www.facebook.com/mexicaliresiste/videos/2755153118081457

Concervezatorio: “Dice mi mamá que Sempra no”. Alcoholes Académicos.

https://www.facebook.com/AlcoholesAcademicos/videos/366921031166820


 

*Jazmín Félix. Estudiante de Ciencias de la Comunicación. Escritora y lectora empedernida. Ha colaborado con medios como: Revista Cultural Replicante, Revista Molcajete y Revista Cultural Gramanimia. Ha ganado un par de concursos literarios en su Estado y ciudad. Autora en el blog: «Percepciones en Prosa».