Cientos repudian autoritarismo y represión del gobierno de BC y Tijuana contra abortistas

Pronunciamiento de personas, organizaciones y colectivas ante los recientes actos represivos en contra de jóvenes manifestantes orquestados por el gobierno municipal de Tijuana, a través de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, el pasado sábado 26 de septiembre y el lunes 28 de septiembre Acontecidos al tenor de los siguientes hechos:

La detención de abosrtistas de Tijuana el lunes 28 de septiembre (Facebook)

La tarde del sábado 26 de septiembre, en ocasión de la marcha convocada para conmemorar y exigir justicia a seis años de los asesinatos y desapariciones forzadas cometidos contra estudiantes de la escuela normal rural de Ayotzinapa, la policía municipal de Tijuana detuvo arbitrariamente a siete jóvenes participantes de la marcha, manteniéndolos en calidad de desaparecidos durante más de tres horas antes de presentarlos ante la Fiscalía General del Estado de Baja California en cuyas celdas fueron retenidos por más de 24 horas.

Un segundo acto de represión tuvo lugar el lunes 28 de septiembre cuando la policía detuvo de forma violenta a seis jóvenes mujeres participantes de la marcha feminista a favor del derecho a decidir sobre sus cuerpos, en el marco de las movilizaciones globales realizadas en esa fecha.

En ambos casos la policía utilizó las mismas estrategias represoras violatorias de las garantías individuales y de los derechos constitucionales que brinda la Carta Magna vigente en el Estado Mexicano.

En las dos situaciones hay registro visual que documenta la infiltración de policías sin uniforme en los contingentes de las marchas y de actos de hostigamiento y provocación hacia las y los manifestantes.

Observamos con preocupación la escalada represiva y autoritaria instrumentada por el gobierno municipal de Tijuana encabezado por el alcalde Arturo González Cruz, con la connivencia y silencio cómplice del gobierno estatal dirigido por Jaime Bonilla Valdez.

Hasta el momento la respuesta de las autoridades municipales y estatales a los reclamos de la ciudadanía frente a los actos represivos ha sido nula o, en su defecto, de justificación y celebración de los mismos.

Sepan que hacemos responsables a estas autoridades de las violaciones a los Derechos Humanos de la ciudadanía que se manifiesta de manera libre, pacífica y no violenta como ha sucedido en los hechos narrados en pleno ejercicio de sus derechos constitucionales.

Debido al contexto de inseguridad y de constante violación de los derechos constitucionales a la libre asociación, a la libertad de expresión y al libre tránsito, exigimos al Gobierno del Estado de Baja California y al presidente municipal de Tijuana que rindan cuentas por la conducta arbitraria de los cuerpos policiacos y demandamos un alto a la represión y a su comportamiento autoritario y déspota.

Consideramos de carácter urgente convocar a las personas, colectivos y organismos defensores de los derechos humanos a escala local, regional, nacional y global a sumarse a este reclamo y a permanecer vigilantes ante esta escalada represiva que hemos atestiguado en días recientes.

Es preciso que se deslinden responsabilidades por parte de las autoridades para determinar quiénes y en función de qué han realizado estas medidas represivas en contra de la ciudanía.

Reiteramos nuestra demanda del cumplimiento irrestricto de la libertad de reunión, de manifestación y de libre expresión de las ideas en Tijuana y en Baja California y del respeto de los derechos humanos, en mayor riesgo ante el incremento de los índices de violencia e inseguridad por el que atravesamos como lo demuestra el condenable asesinato, aún sin esclarecer, de dos activistas ambientales ocurrido en la ciudad de Tecate en días pasados.

Imagen

En Tijuana, Baja California, a 2 de octubre del 2020.

FOTO PRINCIPAL: Sopitas

El documento, en poder de 4 Vientos, lo firman 240 personas y organizaciones civiles de los 5 municipios de Baja California