Temblor en Calexico solo «asustó» a la gente en el norte de BC

Un temblor de magnitud local 5 en la porción norte de la Falla Imperial, en Caléxico, California, alertó los sistemas de seguridad preventiva antisísmica y los puso en “amarillo” a lo largo de la frontera de Baja California con los Estados Unidos.

 

El sitio donde ocurrió el sismo de magnitud 5 (Toma de pantalla Resnor)

 

4 Vientos / Imagen principal: Milenio

Ensenada, B.C., México, miércoles 30 de septiembre 2020.- El movimiento se registró a las 5 de la tarde con 31 minutos en la Red Sísmica del Noroeste de México (Resnor) que opera el Conacyt a través del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (Cicese), y se localizó a una distancia de 48.7 kilómetros al norte de la ciudad de Mexicali, y a 6 kilómetros de profundidad en su epicentro: Westmorland, California.

En Baja California el sismo no provocó daños y los habitantes de Mexicali, Tecate y Tijuana, así como de San Luis Río Colorado, Sonora, reportaron en redes sociales que “sintieron” el movimiento, el cual oficialmente tuvo una duración de 0.14 segundos.

Antes del temblor de intensidad 5, en este mismo día y sobre la misma zona de la Falla Imperial, Resnor registró dos eventos cuya de magnitud fue de 4,3 y 3.9. Esto a las 4:31 horas y 4:50 horas de la tarde, respectivamente.

Y al movimiento más fuerte siguió dos réplicas importantes en la misma zona urbana de la falla en Westmorland, condado de Caléxico, con magnitud similar de 4.1

Movimientos menores a 3, de los cuales hay miles a diario en todo el sistema de fallas geológicas de Baja California y el resto del planeta, se reportaron por “enjambre” –hasta 140 en apenas dos horas- antes y después del sismo mayor de 5.

 

Imagen de Resnor que detalla la intensidad del temblor en Westmorland, California (Toma de pantalla)

De acuerdo con el Catálogo de las Fallas Regionales Activas en el Norte de Baja California, escrito para la Unión Geofísica Mexicana por el investigador Manuel Cruz Castillo, del Instituto Mexicano del Petróleo, la zona donde hoy se presentaron los cinco sismos forma parte del Sistema tectónico Imperial-Cerro Prieto.

La falla Imperial –dice el académico- delimita el lado oriental del centro de dispersión Cerro Prieto y forma parte de un límite entre placas.

“Es la principal conexión entre el sistema San Andrés y las estructuras del Golfo de California.”

Sin tener una buena expresión geomorfológica –agrega Manuel Cruz-, el sistema se extiende a lo largo de 75 kilómetros: desde 3 kilómetros al sur de la ciudad de Brawley, California, hasta el centro de dispersión Cerro Prieto.

Su velocidad de desplazamiento se ha estimado en 47 milímetros al año.

A esta falla se le asocian los temblores de El Centro, de 1940, de magnitud local 7.1, y el del Valle Imperial, de 1979, de magnitud 6.6.

 

Registro de la intensidad de las ondas que generó el temblor de magnitud 5 (Captura de pantalla).

“Un dato sobresaliente es que en esta falla la microsismicidad es escasa, al igual que en la falla Cerro Prieto”, por lo que no es raro que reporte sismos de magnitud por arriba de 3.

Finalmente, el investigador manifestó que el sistema Imperial-Cerro Prieto y la falla Laguna Salada son las únicas que han presentado sismos con magnitud por arriba de 7.

 

Por su carácter somero se vuelven fallas con sismicidad muy peligrosa para la ciudad de Mexicali que se localiza entre ellas. Asimismo, Tijuana se encuentra sobre la posible continuación de la falla San Miguel-Vallecitos.”

 

Concluye que aun cuando estas fallas son importantes en el contexto tectónico del área, es importante resaltar que aún no han sido cartografíadas ni monitoreadas sísmicamente con detalle.

“Por ello estas estructuras necesitan urgentemente ser analizadas por el peligro que significan” para los grandes asentamientos urbanos que se ubican en el norte de Baja California.