Ahora matan al cuñado del activista kumiai Óscar Fyraud Adams

Daniel Sotelo, cuñado del activista kumiai Óscar Eyraud Adams quien fue asesinado en Tecate por al menos ocho personas la noche del 24 de septiembre, fue muerto la tarde de ayer en el interior de un establecimiento de abarrotes propiedad de la familia.

 

En este sitio de la ciudad de Tecate fue asesinado Daniel Sotelo, cuñado del activista Oscar Eyraud Adams (Foto: Cuartoscuro).

 

4 Vientos / Foto principal: De la página de facebook de Óscar Eyraud Adams.

Ensenada, B.C., México, 26 de septiembre de 2020.- La Fiscalía General del Estado (FGE) confirmó este día el homicidio de Sotelo, de 32 años, delito que ocurrió a la 1 de la tarde del viernes 25 de septiembre en la colonia Nueva Hindú, Sección Cerro Azul, de Tecate.

Funcionarios de la Agencia Estatal de Investigación se limitaron a señalar que la víctima todavía fue encontrada con vida por los policías municipales que acudieron al llamado de ayuda de los familiares de Sotelo.

Sin embargo, poco después de ingresar al hospital del Seguro Social en Tecate, falleció a consecuencia de las lesiones con arma de fuego que recibió por un desconocido.

Daniel Sotelo era cuñado de Óscar Eyraud, activista de 34 años que era originario de la comunidad indígena Kumiai de Juntas de Nejí.

 

Eyruad, primo de la Presidente Municipal Zulema Adams Pereira quien ya declaró que no mantenía una relación familiar cercana con el occiso, meses antes de su asesinato se dedicó a denunciar el acaparamiento de pozos de agua por parte de grandes usuarios en el municipio de Tecate, Baja California.

El cuerpo del kumiai, quien emigró a la ciudad de Tecate hace un año huyendo de la pobreza, la falta de servicios y de trabajo en su comunidad indígena –Juntas de Nejí-, fue devuelto hoy al mediodía a su pueblo natal para ser velado y enterrado de acuerdo con las costumbres de su etnia.

Apenas el 15 de septiembre compartió en su página en Facebook una serie de fotografías relativas a una manifestación en Tecate para protestar por el asesinato de Miguel Topete, muerto en abril en el interior de un negocio de comida donde laboraba desde hacía 8 años.

Acompañó las imágenes con un comentario: “El reclamo social por la gran ola de violencia que vive Tecate por parte de los familiares y amistades de las víctimas de asesinato del municipio de Tecate, Baja California, México”.

 

Semanas y meses antes mostró su solidaridad con los movimientos de resistencia por la instalación de la cervecera transnacional Constellation Brands, la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y de los miles de personas desaparecidas en el país.

También se manifestó públicamente a favor de la protesta de los jornaleros agrícolas de San Quintín y la lucha de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) contra la Reforma Educativa de Enrique Peña Nieto.

El portal Animal Político recuperó este día el siguiente testimonio de un amigo –anónimo- del kumiai:

“Óscar era muy tranquilo. Noble. Decíamos que era como un niñote por su personalidad. Apoyaba muchas causas y diversas luchas… Por la forma en como lo asesinaron no vemos una conexión con su activismo, pero eso es algo que las autoridades tendrán que investigar”.

 

NOTA DE CONTEXTO: