SALTO CUÁNTICO: Rasero

 “Sólo quieres seguridad total, ve a la cárcel. Te alimentan, te visten, te dan cuidados médicos. Lo único que falta es la libertad”

Dwight D. Eisenhower

Es increíble la absurda terquedad de Felipe Calderón y Margarita Zavala con su no nacido partido México Libre. Se paran ante los medios como si realmente fuesen alguna opción dentro de la política nacional, vociferan convencidos de su realidad paralela.

José Luis Treviño Flores/ 4Vientos

Después de tanta muerte generada en su sexenio, la enorme cadena de corrupción y complicidades con el narcotráfico, ya evidenciadas por organismos del gobierno de Estados Unidos, no es secreto a voces, no es especulación, Felipe Calderón encabezó un gobierno convertido en narcoestado, rodeado de delincuentes de cuello blanco y policías de alto nivel, como principales operadores de los intereses de los cárteles, como el caso de Genaro García Luna. Además de toda una plantilla de intelectuales orgánicos y periodistas chayoteros, que aún se defienden como gatos panza arriba, maullando y rasguñando por privilegios perdidos. Acaban de sacar una misiva, Enrique Krauze, Héctor Aguilar Camín y otros vivos, pero también muertos, que firmaron la carta trasnochada, donde entre líneas, dejan ver su profunda amargura por ya no estar recibiendo los beneplácitos del poder. Millones de pesos, encaminados a ensalzar las figuras políticas y encubrir desfalcos, corrupción y un sinfín de fechorías con dinero público. Para eso servían Letras Libres y Nexos, letrados encumbrados, viviendo en su burbuja rosa, usando terminologías propias de vacas sagradas de la literatura, becados “científicos” produciendo nada e “investigadores” regios, descubriendo la maleabilidad de la plastilina y buscando el curso de la bala perdida o la inmortalidad del cangrejo.

Ahora que México requiere de intelectuales serios y comprometidos, esos intelectuales ignorados por décadas, censurados y olvidados, esos 28 mil que contestaron a los 650, un mundo de diferencia en cantidad, como en autoridad literaria.

Ridículos se vieron los caricaturescos “intelectuales orgánicos, pareciendo salir de La Palabra Canta con Alejandro Suarez en la Carabina de Ambrosio, así, tal como decía el cómico: “¡Oh, ratón Miguelito, tu que tienes tantos años y sigues tan jovencito!”, con tal “profundidad” y elocuencia vociferan en su fallida misiva, una frase: “Sus palabras son órdenes: tras ellas han llegado la censura, las sanciones administrativas y los amagos judiciales a los medios y publicaciones independientes que han criticado a su gobierno. Y la advertencia de que la opción para los críticos es callarse o dejar el país.” No podían ser más explícitos, las supuestas sanciones administrativas, son el final de sus subvenciones, el lloro por los amagos judiciales, no es otra cosa que la revisión de los recursos mal habidos. Y pueden dejar el país cuando lo deseen nadie los corre, no es verdad tal exageración, pero la otra verdad, es que México estaría mejor sin ellos.

Si duele, claro que duele cuando se desteta a un crío, lo curioso, es que ya no eran niños de pecho, seguían mamando el néctar de la nación sin decoro alguno, malcriados e hipócritas como suelen ser, nefastos, clasistas y racistas, en sus escritos elitistas, jamás cupo el mexicano de a pie, solo sus finos allegados, perfumados y bellos criollos, familias de abolengo vende patrias, políticos salidos del resumidero, lavados con centavos, chapeados con oropel para pasar por aristócratas. Absurdos personajes anquilosados, repetidos como refritos de telenovela, creen que los espectadores de tal circo mediático, no saben distinguir entre un cerdo y un unicornio. La otra verdad, esa que no quieren ni rozar con el rabillo del ojo, es que están al borde de la tumba histórica, el último empujón es en julio del 2021, los votantes, al igual que en julio del 2018, siguen hartos de su mórbida presencia.

No habrá aun cimientos firmes de tantos mexicanos creyentes en la 4T, principalmente por ratas inmiscuidas en el proceso, pero sí existe, la firme convicción, de no regresar a los podridos y fétidos alientos del conservadurismo.

Con su ridícula organización FRENAA, gritan cual la llorona, asustando con el petate del muerto, rezando, hincados a media calle, gritando ¡Comunismo!, se piensan en una cruzada cristera, azuzando a un demonio inventado para dar certeza a su fanatismo. Ay, de aquellos que les crean, volverán a besar los pies de sus amos, esos que les prometieron democracia y les dieron palo y olvido. Corran otra vez a rescatar a sus verdugos si tantas añoranzas tienen, pero después no giman por el desamparo.

¿Acaso seremos tan estúpidos, para caer de nuevo en las garras del PRIAN? Pienso… luego insisto el que por su gusto es buey, hasta la coyunda lame.

“No hay camino sencillo hacia la libertad en ninguna parte y muchos de nosotros tendremos que pasar a través del valle de la muerte una y otra vez antes de alcanzar la cima de la montaña de nuestros deseos”

Nelson Mandela

Imagen de portada: Margarita Zavala y su esposo Felipe Calderón, con el entonces poderoso secretario de Seguridad Pública en el sexenio de los sobornos y complicidades del Cártel de Sinaloa. Foto: Cuartoscuro.