Osuna Millán acude a los tribunales para contener al «pendenciero» Jaime Bonilla

El ex gobernador del Partido Acción Nacional de Baja California José Guadalupe Osuna Millán, presentó este día una demanda civil y una denuncia penal en contra del mandatario morenista Jaime Bonilla Valdez.

 

Las acciones legales del exmandatario panista en contra de Jaime Bonilla (Internet)

 

4 Vientos

Ensenada, B.C., México, lunes 21 de septiembre del 2020.- El abogado del exmandatario dijo que él y Osuna esperan que la Fiscalía General de la República (FGR) atraiga el caso penal dadas las relaciones afectivas y de afinidad entre el denunciado y el fiscal general de Baja California, Guillermo Ruiz Hernández, amistad que hace incompetente e ineficiente a la fiscalía local en el caso.

“No obstante tratarse de un delito en principio del fuero común –la demanda es por abuso de autoridad en su modalidad de insulto y vejación a particulares-, se presentó a la FGR para que a través de su Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción ejerza la facultad de atracción”, informó Juan Marcos Gutiérrez, abogado del panista que gobernó de 2007 a 2013.

La demanda civil por presunto daño moral al ex mandatario, su familia, su imagen pública y su legado como gobernante, quedó radicada en el Segundo Jugado de lo Civil con sede en Tijuana y tiene como sustento “los insultos, vejaciones y mentiras” que Jaime Bonilla lanzó en contra de Osuna Millán la semana pasada.

De acuerdo con Marcos Gutiérrez la acción judicial tiene dos pretensiones: 1.- que el gobernador de Morena se retracte públicamente de las declaraciones que hizo en contra del ex mandatario los días 9 y 10 de septiembre pasado, y 2.- pague una indemnización cuyo monto deberá fijarlo el juez civil de la causa.

 

Osuna ya no será más el hazmereir de Jaime Bonilla (Foto: Cadena Noticias)

“Es urgente que un poder superior vuelva a poner imites a Jaime Bonilla y corrija en este caso su actitud pendenciera y prepotente (…) Tengo confianza en el poder judicial de Baja California en materia civil, el cual ha dado muestras contundentes de independencia y seriedad lo que garantiza un fallo justo y protector”, indicó Osuna Millán tras entregar la petición de atracción de la denuncia penal en la representación de la fiscalía federal en Tijuana.

En ese lugar el mandatario panista, a quien Bonilla acusó públicamente de financiar su carrera política con dinero de origen dudoso por tener contacto y recibir recursos de representantes de los carteles de las drogas que operan en la entidad, leyó un comunicado en donde afirmó:

“A casi un año de haber iniciado su gobierno, Baja California viene padeciendo a un gobernador autoritario, embustero, que insulta y veja a los ciudadanos. Ese es Jaime Bonilla Valdez.”

Dijo que aun entendiendo la necesidad que tiene el morenista de buscar culpables y destacar “temas escandalosos, aunque infundados, para ocultar sus desastrosos resultados en materia de seguridad, economía, ausencia de proyectos y obras de gran calado, y no se diga su más que deficiente atención a la pandemia”, Bonilla debe tener un límite “ahí donde residen los derechos humanos de cualquier bajacaliforniano”.

 

El incendiario (Foto: Omar Martínez, Cuartoscuro).

Una vez más, invitó a Bonilla a trabajar, a deja que cada institución haga su trabajo, a no insultar a los ciudadanos pues su corto tiempo como gobernador se agota.

 

Lo que te urge es aplicar un plan de acción de emergencia para activar la economía, regenerar los empleos perdidos, atender con seriedad y voluntad el tema de seguridad y no se diga abocarte de lleno a atender los efectos de la pandemia (…) Si esto hicieras, quizás podrías tener un paso aunque sea breve pero razonable como gobernador (…) Como vas, Baja California te recordará simplemente como dos años de retroceso.”

 

Finalmente, respecto a la grabación que Bonilla presentó como prueba de que se reunía en un hotel de Tijuana con narcotraficantes para recibir dinero a cambio de favores, el exmandatario resumió:

“Jamás he estado en ese lugar. Es una vil mentira y una canallada (…) Esto (la denuncia y la demanda por la vía judicial) es mi respuesta a esas acusaciones. No son infundios”.