Pandemia e infancia sobredotada, conflicto que México puede perder por omisión

En un daño colateral de la crisis derivada de la pandemia, México podría perder un recurso fundamental: a las personas más inteligentes de la nación.

4 vientos / Imagen principal: El Sol de México.

Ensenada, B.C., México, a 27 de julio del 2020.- Según el Centro de Atención al Talento (CEDAT), miembro del World Council for Gifted and Talented (Consejo Mundial para Dotados y Talentosos), del millón de menores que hay en México con un coeficiente intelectual mayor a los 130 puntos (estándar que establece la Organización Mundial de la Salud para diagnosticar la sobredotación intelectual), sólo se ha diagnosticado al 5%.

«La mayoría de ellos terminan adaptándose al sistema educativo tradicional, con lo que su potencial intelectual se reducirá significativamente, y lo más grave: la mitad de ellos podría emigrar del país en espera de tener mejores oportunidades para desarrollar sus capacidades», sostuvo el Dr. Andrew Almazán Anaya, director de Investigación del CEDAT.

A decir del especialista, la fuga de cerebros podría «acelerarse» por la pandemia, lo cual derivaría en consecuencias negativas para la recuperación de la economía mexicana.

Por ello, recomendó que ahora que los modelos educativos están basados en la educación a distancia por la Covid, es indispensable que los padres de familia pongan atención si sus hijos manifiestan algunas de las características que se exponen en el Perfil del Niño Sobredotado Mexicano, ya que en primera instancia el diagnóstico es fundamental para poder después desarrollar sus capacidades.

Foto: Psicoactiva

Pero al no ser esto posible por la tradicional falta de diagnóstico de los infantes sobredotados, agravado hoy por la contingencia sanitaria, la nación corre el riesgo de reducir aún más su capacidad para desarrollar las ciencias, generar nuevas patentes, crear empresas innovadoras y competitivas, y ampliar el llamado «emprendimiento.»

Estamos hablando de la riqueza intelectual de México. Ellos, más que nadie, tienen la capacidad para revertir la crisis porque son emprendedores innatos y por lo tanto, futuros creadores de oportunidades y empleos.”

Recordó que los países con mayor proporción de jóvenes sobredotados y que logran retenerlos, impactan en 61% la innovación en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas; mientras que las economías con menor población sobredotada lo hacen tan solo en 16%.

“La innovación en estas áreas juega un rol esencial para explicar el 53% de la riqueza de un país», afirmó el Doctor Almazán Anaya.

También destacó que las naciones con mayor riqueza son las que detectan el mayor número personas con estas capacidades desde la niñez.

Foto: Internet

Los ejemplos son Singapur, China, Corea del Sur, Alemania o los países nórdicos.

«También existe una alta correlación entre sobredotación y variables financieras. A mayor habilidad cognitiva (conocimiento) mayor alfabetización e inclusión financiera; es decir, posibilidad de logar mayor desarrollo de los mercados financieros, mayor ahorro y más planeación a largo plazo», sostuvo.

Por ello, el especialista concluyó que para retener las mentes más brillantes del país, el único camino es diagnosticarlas y brindarles oportunidades para su desarrollo antes de que emigren.

“En CEDAT, que es hoy un instituto referente nacional e internacional por el desarrollo de un sistema psicoeducativo diferenciado para niños con capacidades superiores, hemos diagnostico a 10,000 niños en México en una década de trabajo, pero a pesar de este logro aún falta mucho camino por recorrer.”