Primera vez en México que una marea roja afecta el abastecimiento de agua en una ciudad: Ensenada

Desde Isla de Cedros hasta Los Ángeles, California, y con conteos de microalgas cerca de los máximos históricos documentados, la cobertura, intensidad y duración de la marea roja que se presentó aquí en la primavera de 2020 fue una de la más intensas y afectó áreas socio-ambientales y económicas nunca antes documentadas en México.

Todos@Cicese / 4 Vientos / Foto principal: Pequeña muestra de invertebrados que fueron afectados por la Marea Roja del 2005. Rada Portuaria de Ensenada. Foto del 17 de agosto (Arnulfo Estrada).

Ensenada, B.C., México, 17 de julio de 2020.- En específico, el fenómeno afectó la producción de agua potable, luego que la Desaladora de Aguas de Ensenada mermara su capacidad a consecuencia de este Florecimiento Algal Nocivo (FAN), afectando el suministro del líquido a los residentes de 24 colonias de esa ciudad.

Por ello, el CICESE, la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (CESPE) y la empresa privada que opera la planta establecieron una colaboración para fortalecer el monitoreo que realiza este centro de investigación a través de su Laboratorio FICOTOX (Análisis y Monitoreo de Ficotoxinas), para establecer una red de comunicación en la región, y habilitar un sistema de alerta temprana y seguimiento de los FAN para mitigar sus efectos.

Esto se hará integrando esta importante componente social al proyecto de investigación “Atención de la problemática asociada a florecimientos algales nocivos en Baja California: integración del conocimiento a necesidades socio-ambientales y económicas”, que bajo el liderazgo de Ernesto García Mendoza, investigador del Departamento de Oceanografía Biológica del CICESE, se aprobó en la convocatoria Fordecyt 2019-5.

No es un convenio propiamente lo que estamos proponiendo, explicó el investigador, sino una alianza entre estas instituciones.

El proyecto comenzó –dijo el investigador-  cuando la Desaladora de Aguas de Ensenada solicitó asesoría sobre la presencia, intensidad y duración del FAN que se presentó en toda esta región a finales de marzo, durante abril y hasta la tercera semana de mayo, aproximadamente, pues la densidad de microalgas presentes en la Bahía de Todos Santos era tal que obstruyó filtros y otros componentes de la planta que abastece de agua potable el sur de la ciudad.

Ernesto García Mendoza, investigador del Departamento de Oceanografía Biológica del CICESE (Cortesía)

Las pláticas se dieron y Ernesto García, a su vez, solicitó información sobre el efecto de la marea roja en la planta, esto “para documentarlo ya que es la primare vez que se presenta un efecto negativo de este tipo de un FAN en México. Les interesó mucho y realizamos una reunión ya con personal de la CESPE y la desalinizadora”.

¿Qué tan intenso fue este FAN?

Un reporte elaborado por Clarissa Anderson y Megan Hepner Medina, del programa Sistema de Observación Costero y Oceánico del Sur de California (SCOOS, por sus siglas en inglés) que se publicó el 12 de mayo, advierte que a finales de marzo “la costa sur de California estaba experimentando niveles de precipitación de 200 a 400% por arriba de lo normal.”

Por ello, agrega el escrito, el dinoflagelado Lingulodinium polyedra (causante de este FAN) despegó a principios de abril cuando las lluvias disminuyeron y el agua dulce probablemente contribuyó a que las aguas superficiales presentaran las condiciones adecuadas, (pues es) una microalga conocida por preferir condiciones ‘estratificadas’ (cuando la capa superficial es menos salina y densa que la capa inferior).

Como la mayoría del fitoplancton, indican las científicas en el reporte, el dinoflagelado también crece bien cuando las temperaturas son cálidas, un factor que contribuye aún más a la estratificación.

A medida que las aguas se calentaron a principios de abril y el viento disminuyó, las condiciones parecían perfectas para el desarrollo del florecimiento generalizado de L. polyedra que se puede ver en imágenes satelitales desde Los Ángeles hasta Baja California (con informes tan lejos al sur como Islas de Cedros).”

Detalla igualmente el reporte: “Estas ‘mareas rojas’, como se les llama a menudo, no son inusuales en el sur de California. Lo que es especialmente único este año es la increíblemente alta biomasa que ha provocado aguas rojas/marrones muy intensas y bioluminiscencia en el mar durante semanas.”

Varazón de Sardinas en las playas de Ensenada, afectadas por la intensa Marea Roja del 2005. El varamiento ocurrió entre los días 24 y 26 de agosto del 2005. Foto del 25 de agosto (Cortesía Arnulfo Estrada)

De hecho, agregan las autoras, “ahora sabemos que estábamos viendo los números más altos de células de L. polyedra jamás registrados en el muelle de Scripps (enfrente del Instituto Oceanográfico Scripps -SIO-, en La Jolla, California) con 9 millones de células por litro el 27 de abril (el máximo anterior era de menos de 1 millón de células / L para este punto.”

Detallan que en Ensenada se han registrado valores mayores al millón de células en 2017 y 2019, y en 2005 se contabilizaron 11 millones

“Los científicos del SIO también midieron las concentraciones más altas de clorofila (1,083 microgramos por litro) desde que comenzó el Programa de Clorofila del Muelle de Scripps en 1983”.

Entre las preocupaciones por los efectos de este tipo de FAN que señalan las investigadoras se incluye que la etapa final de la floración conducirá a condiciones hipóxicas (de bajo oxígeno) o anóxicas (sin oxígeno), y a la producción de sulfuro de hidrógeno (H2S) a partir de bacterias.

Explicaron que las condiciones de bajo oxígeno no son compatibles con la vida y, por lo tanto, provocan la muerte de peces y organismos bentónicos.

“La penetración de la luz en el agua puede reducirse en más de 95% por las mareas rojas densas, lo que afecta el crecimiento, la reproducción y el reclutamiento de otras algas marinas.”

Gran intensidad del florecimiento algal este invierno-primavera en la región (Cortesía)

Finalmente, el informe señala que Ernesto García y su grupo en el CICESE detectaron la presencia de yesotoxinas en algunas muestras de fitoplancton y de moluscos bivalvos, pero a niveles muy bajos.

El olor a gas (o a huevo podrido) fue evidente también durante el florecimiento, y en Ensenada se presentaron reclamos y llamadas al 911, así como quejas ante la CESPE de que el agua producida por la desaladora presentaba un olor extraño.

En el protocolo del proyecto “Atención de la problemática asociada a florecimientos algales nocivos en Baja California: integración del conocimiento a necesidades socio-ambientales y económicas”, Ernesto García señala que el carácter de problema socioecológico de los FAN es que impactan negativamente diferentes aspectos de la vida humana y a la salud ambiental, además de que pueden condicionar el desarrollo de una zona al afectar negativamente diferentes actividades económicas.

“Existe el consenso de que la frecuencia de aparición, duración y extensión de los FAN ha aumentado en las últimas décadas por lo que se han acentuado los efectos nocivos de estos fenómenos globalmente.”

Recordó que México no está exento de esta tendencia y recientemente se han presentado eventos importantes en las costas del país, y especialmente en la zona noroeste de México.

“El proyecto buscará integrar las necesidades de diferentes sectores y entidades regulatorias para resolver la problemática”.

Por ello, concluyó, la alianza entre el CICESE, la empresa desalinizadora y la CESPE abordará un aspecto fundamental desde el aspecto social: la producción y abastecimiento de agua potable en Ensenada; cómo pueden estas actividades ser afectadas por un FAN, y cómo se pueden minimizar sus efectos.