Dice Bonilla: «No permitiremos abusos de la Guardia Nacional; BC merece justicia»

El Gobernador de Baja California Jaime Bonilla Valdez amenazó con pedir la destitución del secretario de Comunicaciones y Transportes, ingeniero Javier Jiménez Espriú, llamó cobardes a los integrantes de la Guardia Nacional que impidieron la mañana de hoy la retoma de la caseta de peaje en Playas de Tijuana, pidió “al amigo de Baja California” (el Presidente Andrés Manuel López Obrador) que “reaccione positivamente” a lo que sucede en “el estado que más lo quiere”, pedirá al congreso local que solicite al Congreso de la Unión la entrega del paso vehícular y exigió que el conflicto se solucione en los tribunales.

4 Vientos / Foto principal: Punto Norte

Ensenada, B.C., 9 de julio 2020.- En un video de Comunicación Social del estado y aparentando estar visiblemente molesto por lo que ocurrió este día en la entidad por su acción de “liberar” por decreto -emitido por su gobierno el 7 de julio- la caseta, Jaime Bonilla cuestionó al secretario Jiménez Espriú y al director de Caminos y Puentes Federales (Cafupe) Genaro Enrique Utrilla Gutiérrez), su autoridad para pedir la intervención de las fuerzas navales y la Guardia Nacional.

Igualmente informó que esta mañana reclamó al Secretario federal de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, , el que elementos de la Guardia Nacional arrestaran “de manera violenta” a manifestantes que quisieron “liberar” otra vez la instalación recaudatoria.

Aparte, y en el transcurso del día, diversas organizaciones civiles de resistencia en el estado y vecinos con años de lucha por la supresión de esa caseta en la entrada del fraccionamiento Playas de Tijuana, se deslindaron de los detenidos y su grupo de apoyo, y criticaron su forma de actuar –“que no tuvo el consenso a favor de los grupos de Resistencias Unidas»– porque fue “tal y como lo hubiera deseado el gobernador Bonilla”.

Foto: Punto Norte

De acuerdo con la versión del mandatario, éste se dio el lujo de advertir a Durazo Montaño que si la situación no se resuelve rápido”, exigirá a López Obrador la renuncia de Javier Jiménez.

Antes, recibió el apoyo de funcionarios y representantes de elección popular como Marco Antonio Blázquez, Armando Reyes Ledesma y Armando Ayala Robles, entre otros, a quienes él apoyó o designó para que ocuparan diputaciones, senadurías, alcaldías o cargos públicos.

Uno de los simpatizantes de Bonilla Valdez, el diputado federal Reyes Ledesma, del Partido del Trabajo –instituto político que recibió en donación gratuita un terreno de casi 9 mil metros cuadrados para construir y operar un centro de desarrollo infantil en Ensenada-, incluso propuso a sus colegas en el Congreso de la Unión crear “un frente común, respaldar al Gobernador Bonilla en este caso y gestionar ante la SCT, el fin de las casetas de cobro en Baja California y que el mantenimiento sea a cargo del Fondo Nacional de Infraestructura, (FONADIN) y no del pueblo de Baja California”.

Aquí el video con las declaraciones del gobernador, quien finalizó mandando un mensaje a Jiménez Espriú: «Fue un abuso (el pedir la intervención de la Marina y la Guardia Nacional) (…) que Baja California nunca se lo va a perdonar».

 

INFORMACIÓN DE CONTEXTO: