PLUMA DE NEÓFITO: La «No Campaña» de Bonilla

«… ustedes deben de recordar que siempre han estado ellos en contra de las acciones de este apoyo social por parte de nuestro partido…» Jaime Bonilla respecto a los panistas

Tengo casi 37 años como redactor en medios de comunicación y también como analista y crítico; de hecho esta columna, «Pluma de Neófito», nació allá por la década de los ochentas cuando don Francisco Vargas Bañaga, director del periódico «El Vigía», me pidió que escribiera algo para rellenar las páginas editoriales porque no había enviado su colaboración un columnista y me dijo: «no te entusiasmes ni te vueles, es solo por hoy», pero al parecer le gustó mucho porque la columna siguió apareciendo.

Ricardo Jiménez Reyna / 4 Vientos / Foto principal: Reforma

Después ingresé a «El Centinela» en Mexicali, con don Danilo Hurtado, y esta columna continuó publicándose de tal forma que «Pluma de Neófito» ha circulado por diversos medios impresos en la entidad, incluyendo a «El Mexicano», «El Novedades», «Diario Baja California» y otros.

Todo lo anterior lo comentó porque durante todos estos años nunca había escuchado a un solo político, ni de primero, segundo y tercero nivel decir lo que Jaime Bonilla dijo en su supuesta conferencia matutina del día seis de junio del dos mil veinte al referirse a las acciones dentro del programa «Contingencia Alimenticia» y cito textualmente lo expuesto por Bonilla en los minutos 3:39 al 3:55 de este vídeo : «…Les comentaba que hemos recibido algunas amenazas ahí de particularmente del PAN, que está muy enojado porque estamos entregando estas contingencias, estas, estas despensas, en este Programa de Contingencia, no nos, he, no nos intimida, simplemente vamos a seguir adelante nosotros, están reclamando que estamos violando una ley electoral cuando no es ni siquiera año electoral, ustedes deben de recordar que siempre han estado ellos en contra de las acciones de este apoyo social por parte de nuestro partido…».

Hasta aquí tal vez ustedes preguntarán ¿qué tiene esto de ilegal? Bueno, tal vez no sea ilegal, aunque me reservo el derecho a comprobarlo, ¡pero! —y este pero es prolongado, enfático y exclamativo— sí es inmoral, indigno, inapropiado y políticamente incorrecto y a continuación les explicaré por qué lo es.

Un amigo periodista que por cierto era mayor que yo -Carlos Jiménez, quien trabajó conmigo en «El Vigía»-, cuando traté de explicar algo que había dicho y que me ponía en evidencia enfáticamente me dijo: «No, no, no; ni madre cabrón, te chingaste, ¡primeras palabras!, son siempre ¡primeras declaraciones, primeras afirmaciones! Y, por lo tanto: ¡Las primeras palabras son las de mayor valor! Y, como dijo Jesús: ¡De las profundidades del corazón, habla la boca!, así que no te retractes, no trates de explicar, asume las consecuencias y responsabilízate de lo que dices».

En esta ocasión no hablaré del Artículo 324 de Ley Electoral Del Estado De Baja California que al pie dice: «Artículo 342.- Constituyen infracciones a la presente Ley de las autoridades o los servidores públicos, según sea el caso, de cualquiera de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial; órganos de gobierno municipales; órganos autónomos y cualquier otro ente público: I. La omisión o el incumplimiento de la obligación de prestar colaboración y auxilio o de proporcionar, en tiempo y forma, la información que les sea solicitada por los órganos del Instituto; II. La difusión, por cualquier medio distinto a la de radio y televisión, de propaganda gubernamental dentro del periodo que comprende desde el inicio de las campañas electorales hasta el día de la Jornada Electoral local inclusive, con excepción de la información relativa a servicios educativos y de salud, o la necesaria para la protección civil en casos de emergencia; III. El incumplimiento del principio de imparcialidad establecido por el artículo 134 de la Constitución Federal que incidan en el Proceso Electoral local respectivo, cuando tal conducta afecte la equidad de la competencia entre los partidos políticos, entre los aspirantes, precandidatos o candidatos durante los procesos electorales; IV. Durante los Procesos Electorales Locales, la difusión de propaganda, en cualquier medio de comunicación social distinto a la de radio y televisión, que contravenga lo dispuesto por el párrafo octavo del artículo 134 de la Constitución Federal, y V. El incumplimiento de cualquiera de las disposiciones contenidas en esta Ley». Como tampoco hablaré de los párrafos sexto y séptimo del artículo 134 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que afirman: « Los servidores públicos de la Federación, las entidades federativas, los Municipios y las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, tienen en todo tiempo la obligación de aplicar con imparcialidad los recursos públicos que están bajo su responsabilidad, sin influir en la equidad de la competencia entre los partidos políticos. Párrafo adicionado DOF 13-11-2007. Reformado DOF 29-01-2016 y: La propaganda, bajo cualquier modalidad de comunicación social, que difundan como tales, los poderes públicos, los órganos autónomos, las dependencias y entidades de la administración pública y cualquier otro ente de los tres órdenes de gobierno, deberá tener carácter institucional y fines informativos, educativos o de orientación social. En ningún caso esta propaganda incluirá nombres, imágenes, voces o símbolos que impliquen promoción personalizada de cualquier servidor público. Párrafo adicionado DOF 13-11-2007».

Mucho menos motivaré a que ustedes, amigos lectores pongan especial interés en las palabras imparcialidad y otras más, como estas: «En ningún caso esta propaganda incluirá nombres, imágenes, voces o símbolos que impliquen promoción personalizada de cualquier servidor público. Párrafo adicionado DOF 13-11-2007».

Porque pienso que si analizamos el texto legal nos podríamos perder en dimes y diretes, si Bonilla está o no está violando la ley que, desde mi perspectiva si no lo está haciendo, está navegando muy cerca del límite de la ilegalidad; por eso, para evitarnos discusiones vanas, solo me ocuparé de las intenciones de las palabras del primer mandatario estatal porque, al final de cuentas, lo que realmente importa es la intencionalidad de las acciones pues, es esta, la intencionalidad, la base central de los actos legales, éticos, morales y correctos no solo de los ciudadanos, sino también de los políticos y los servidores públicos; además es importante recordar tres dichos populares: «No hagas cosas buenas que parezcan malas, ni cosas malas que parezcan buenas», «Las peores cosas se hacen con las mejores intenciones» y « El camino del infierno está empedrado de buenas intenciones».

Las palabras no solo contienen en sí mismas un significado, sino que también tienen significante e intención, de tal suerte que, una sola palabra y un conjunto de las mismas construyen ideas, representaciones mentales, conceptos y mensajes, de ahí que, las palabras, sean la base fundamental de todas y cada una de las lenguas vivas o muertas en la sociedad humana y, por supuesto, la base de la comunicación interpersonal.

Por ejemplo, primeramente tomaré como base solo cuatro palabras de la supuesta conferencia matutina del señor gobernador del vídeo en cuestión: «Ustedes deben de recordar…» ¿Qué mensaje está enviando Jaime Bonilla a las personas que, en ese momento, estábamos viendo y escuchando dicha transmisión? Bien, aquí la explicación:

El verbo «deber» está conjugado en la primera persona del plural, en tiempo presente, en el modo indicativo, esto es, por sí solo el modo lo dice todo: es una orden y si partimos de que esta palabra significa: «Estar obligado a algo por la ley divina, natural o positiva. Tener obligación de corresponder a alguien en lo moral y cumplir obligaciones nacidas de respeto, gratitud u otros motivos». Por lo tanto, cuando Jaime Bonilla afirma que los escuchas «deben de recordar» les está ordenando lo siguiente: «Ustedes están obligados, por ley divina, natural o positiva y tienen la obligación de corresponderme en lo moral y cumplir sus obligaciones por respeto y gratitud a mí el de recordar…».

Ahora, se preguntarán: ¿Por qué lo expreso así? Sencillo, porque al trasladar el significado de una palabra en la frase, entonces se entenderá la significancia y la intención de la misma. En palabras más maquiavélicas puedo afirmar lo siguiente: «Yo ya repartí despensas en esta contingencia, por lo tanto ustedes están en la obligación de corresponderme».

Volvamos al vídeo del seis de junio del dos mil veinte, aquí otro mensaje muy bien dirigido e intencionado: «que siempre han estado ellos en contra de las acciones de este apoyo social por parte de nuestro partido…». Tras dar la orden de recordar, el primer mandatario estatal dijo qué se tenía que recordar y parafraseando establece: «Que el PAN siempre ha estado contra los programas de apoyo social de su partido o del partido de todos los que estábamos escuchando». Ahora pregunto: ¿Qué significancia e intención tiene esta parte del mensaje? Muy bien, aquí las respuestas:

1ª. Pese a que minutos antes el gobernador del estado negó hacer campaña política y electorera con su programa de «Contingencia Alimenticia», con el cierre de este mensaje no solo reconoce, sino que acepta que efectivamente está en campaña política y electorera a favor de «…nuestro partido…»; ahora pregunto: ¿A qué partido se refiere? A Baja California no se puede referir porque esta entidad dejó de ser, hace muchos, pero muchos años, el Partido Norte de la Baja California, tal vez se refiera al PRI, o al PAN, o al PV, o al

  1. Creo que no, se refiere a MORENA y ¿por qué? Porque él era el líder de ese partido en el Estado Libre y Soberano de Baja California, por lo tanto es a ese partido al que hace referencia el gobernador y por supuesto al que está beneficiando directamente pero también perjudicando porque eso quiere decir que este programa fue y es orquestado desde el fondo de la dirigencia estatal y nacional de MORENA y de la 4T y eso, aunque no lo quiera aceptar, es hacer campaña electorera y política fuera de los tiempos que marca la ley.

2ª. El asegurar que Jaime Bonilla Valdez está haciendo campaña con el «Programa de Contingencia Alimenticia» es válido porque, si partimos del principio que las primeras intenciones son las más válidas, debido a la espontaneidad de las mismas, puedo asegurar que en la mente del primer mandatario estatal no solo ronda la idea, sino que es una realidad contundente que todo esto lo está haciendo por el bien político y electoral de «nuestro partido» porque, si lo que hubiera querido dejar claro fuera que el Gobierno del Estado cumple con las acciones de gobierno, entonces Jaime Bonilla Valdez en lugar de «nuestro partido» hubiera dicho: «De nuestro gobierno» o «Del Gobierno del Estado» o con frases más demagógicas: «De tu gobierno» o «Del gobierno de todos los bajacalifornianos», pero no las utilizó, sino que dijo: «De nuestro partido».

3ª. Asegurar que Bonilla está haciendo campaña electorera y política fuera de los tiempos que marca la ley en cuestión, no es una conclusión basada en suposiciones y conjeturas sino en razonamiento lógicos y válidos ya que, desde su posición de poder y autoridad, el primer mandatario estatal da una orden a sus escuchas: «Ustedes están obligados, por ley divina, natural o positiva y tienen la obligación de corresponderme en lo moral y cumplir sus obligaciones por respeto y gratitud a mí, el de recordar que el PAN siempre ha estado en contra de los programas de ayuda de nuestro partido» y, como ya quedó establecido a qué partido se refiere el gobernador, puedo interpretar su orden de la siguiente forma: «Ustedes están obligados, por ley divina, natural o positiva y tienen la obligación de corresponderme en lo moral y cumplir sus obligaciones por respeto y gratitud a mí, el de recordar que el PAN siempre ha estado en contra de los programas de ayuda de MORENA».

4ª. Allá por los minutos 43:00 al 46:00 del mismo vídeo, Jaime Bonilla Valdez afirma que tiene más de cuarenta años administrando un medio de comunicación y que tiene experiencia en el manejo de la misma y esto es indudable, pues se ve el manejo profesional que tiene sobre la construcción de mensajes subliminales que siempre están presentes en la propaganda política, de ahí que puedo asegurar que esta frase tan controversial viniendo del primer mandatario es esencialmente manipuladora y mal intencionada pues, al utilizar el verbo «deber» y la frase «nuestro partido», el primer mandatario estatal envía un mensaje subliminal profundo, fuerte, serio y por demás peligroso: «Ustedes están obligados por compromiso moral conmigo porque al entregarles estas despensas, tienen la responsabilidad, por gratitud, de seguir apoyando a MORENA».

Tal vez ustedes digan que mi apreciación es exagerada, que Bonilla no quiso decir lo que dijo, es más, «se le chispoteó» como diría un conocido personaje de la televisión mexicana tras arreglarse los tirantes de su overol, pero a la verdad no, y esto lo aseguro porque todos los que trabajamos con las palabras, sabemos que estas también tienen segundas intenciones, dobles significados y mensajes ocultos y más viniendo de labios de un gobernador porque, tan solo, veamos el efecto que tiene el verbo «deber» en boca de otras personas que no están en una posición privilegiada o de poder, ejemplo… ¿Qué diría usted si una persona indigente le dijera: «ustedes deben»? Sencillo, la primera reacción sería: ¡Cómo te atreves a insinuar que yo tengo un deber para contigo!, pero que ocurriría si el pleno de ministros de la Suprema Corte de Justicia señalaran: «ustedes deben», aquí la reacción sería: ¡Como usted mande!, ahora traslademos este mismo verbo a boca de Bonilla: «Ustedes deben», esto no es otra cosa más que un gesto del carácter autoritario, prepotente, altanero, impopular y antidemocrático del señor gobernador.

Ahora bien, este mensaje de Jaime Bonilla Valdez no solo tiene impacto en la mente del electorado de Baja California, sino también en la mente de los miembros de MORENA en Baja California porque también les está mandando un mensaje subliminal a ellos, lo que aquí está diciendo es que él, el primer mandatario estatal, está haciendo todo lo que está haciendo solo para beneficiar a este instituto político y por lo tanto, los morenistas en la entidad tienen la obligación moral, la responsabilidad política de apoyarlo como muestra de su gratitud hacia él porque está haciendo las cosas con un solo fin, que «nuestro partido» siga en el poder. Esto es, lo que Bonilla quiere es distraer la atención no solo del electorado bajacaliforniano sino también de los miembros de MORENA para fijar las bases necesarias para que, él, en contubernio con los miembros de la XXIII Legislatura sigan fabricando leyes y reformas a la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Baja California antidemocráticas, antipopulares y antirrepublicanas y, todo esto, con tres fines:

1º. Desmotivar la participación en las próximas elecciones del dos mil veintiuno, de los actores políticos con mayor arraigo, carisma y fuerza en la entidad, no solo diferentes a los de MORENA, sino también a quienes están en dicha institución política para así, lograr imponer un candidato que sea de su beneficio.

2º. Mantener en el poder no a MORENA y su 4T, sino a su corriente política y a los intereses creados que esta corriente representa: Arellano-Leyva-Bonilla o como yo le llamo: El Arellanoleyvabonillismo.

3º. Minimizar al máximo la participación de las minorías en el Congreso de Baja California y así tener un control absoluto del poder político de Baja California para que, en determinado momento, aliarse con otras entidades de la Federación que están en manos de los carteles de la droga, entre ellos, por supuesto: Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Chihuahua, Coahuila, Nuevo

León, Tamaulipas, Jalisco, Michoacán, Colima, Durango, Guanajuato y Guerrero y así, lograr que El Crimen Organizado vuelva a tener el control del Gobierno Federal.

Sí, tal vez esté exagerando, sí, quizás estoy paranoico, sí, a lo mejor estoy muy contaminado de ideas conspiratorias y cosas así, sí, puede ser pero, resulta ser que, durante años, muchos eventos que he señalado que puedan ocurrir no solo en el estado de Baja California, sino también en México, han resultado ser verdad y como muestra solo basta un botón: Su servidor, antes de la campaña, cuando Jaime Bonilla Valdez estaba en precampaña y su nombre sonaba como candidato de MORENA a la gubernatura, yo hice un señalamiento público en mis redes sociales que él jamás respondería a los ideales y a la plataforma política de dicho partido, sino a los propios intereses del grupo al que pertenece, al Arellanoleyvabonillismo y, hasta el momento, esto no ha sido un error en su totalidad, solo basta echar un vistazo a las acciones tomadas por el gobierno del estado contra el narcomenudeo y los homicidios en Tijuana y Ensenada y nos daremos cuenta que hasta el momento, no se ha hecho nada, absolutamente nada, claro, solo pronunciarse contra FEDEX, una empresa que ha sido señalada como transportadora de droga pero que, al final de cuentas, esta es controlada por un grupo rival al cartel de los Arellano Félix comandado actualmente por la hermana mayor de esta familia.

En fin, hasta aquí mi análisis y mis opiniones que, pueden o no pueden ser correctas, pero de que en sí mismas tienen algo de verdad, lo tienen. Muchas gracias.

Comparto con ustedes el link del multicitado vídeo, favor de poner especial interés en los minutos señalados en este artículo… nuevamente muchas gracias: https://www.facebook.com/JaimeBonillaValdez/videos/974178176345682

*Editor, redactor, escritor, columnista, periodista y crítico político independiente.