PLUMA DE NEÓFITO: En Baja gana «El Chango»

No preguntes por el más honesto; no, en los partidos políticos no existen, De hecho no son una opción porque los más honestos son los que están trabajando en las calles codo a codo con la ciudadanía. Mejor pregunta ¿quién es el más bonito, el más popular, el más famoso, el más llamativo, el más carismático de toda La Changada Política de Baja California? Seguramente ese será el próximo gobernador de la entidad, pese a que sea un corrupto, criminal y nefasto.

Ricardo Jiménez Reyna* / 4 Vientos

Si hacemos un recuento de los gobernadores electos en Baja California puedo asegurar que, desde la elección de Xicoténcatl Leyva Mortera allá por 1983 hasta la elección de Jaime Bonilla Valdez en 2019, el electorado no ha votado ni por el proyecto político, ni por el partido, ni por un verdadero cambio, sino más bien por «El Chango» o «El Mono».

Desde hace muchos años, me he percatado de que siempre han existido voces que se alzan para advertir al electorado sobre los candidatos más carismáticos para ocupar la gubernatura de la entidad.

Sin embargo, a pesar de esas voces, a pesar de esas advertencias y a pesar de que la realidad de la condición moral de los candidatos no es solo un rumor, sino una verdad, los electores caen uno a uno a favor de aquel que, desde la ciega perspectiva del elector, será el mesías, el salvador, el líder, el guía, el faro, la luz que conducirá no solo a la entidad a un futuro próspero y digno, sino también a todos y cada uno de los ciudadanos quienes, desesperadamente, buscan no solo el bienestar, el desarrollo y la felicidad, sino también que su fe en el sistema, en la humanidad y en la esperanza no muera.

Así es que, históricamente han existido hombres y mujeres que, de una u otra forma, intentan concientizar al electorado para que ejerza de manera racional su voto pero, y este pero es enorme, pregunto: ¿Qué se puede hacer cuando los supuestos candidatos a gobernador e incluso a diputado o a munícipe no son en realidad los mejores pero sí los más populares?

Dicen que el problema no es del «malandro» sino de aquel que lo hizo compadre; sobre este principio popular puedo decir lo siguiente: el problema no es si los candidatos son o no son honestos, como tampoco el problema no es de los partidos políticos que los postulan para puestos de elección popular, de igual forma, el problema no es de las instituciones como tampoco el problema no es de los grupos de poder en Baja California; el problema es de aquellos que los hemos elegido para que sean nuestros gobernantes.

Bonillla y Xico Leyva: Los intereses los unen (Foto: La Voz de la Frontera)

En Baja California es un secreto a voces que Jaime Bonilla Valdez es un corrupto, oportunista, nefasto, hipócrita y demás, sin embargo ganó, todos dicen que ganó por Andrés Manuel López Obrador, pero la verdad no, Bonilla no ganó por esa razón, ganó porque era «El Chango» más bonito de toda la changada… pero lo mismo ocurrió con los gobernadores anteriores… desde el mismísimo Xicoténcatl Leyva Mortera (por cierto el último gobernador electo de manufactura priísta) llegando al no menos famoso y popular Francisco Vega de Lamadrid y llegando a Jaime Bonilla Valdez; todos ellos fueron los changos más bonitos, más carismáticos, más populares y más llamativos de toda La Changada Política de Baja California en su momento pero pregunto: ¿También fueron los más honestos, los más congruentes, los más coherentes, los más eficientes, los más comprometidos con la justicia, con la paz, la seguridad y el desarrollo social? Creo que la historia es un juez inquebrantable y la mayoría de los bajacalifornianos sabemos que desde que Baja California era territorio nacional hasta que se declaró Estado Libre y Soberano de la República y hasta nuestras fechas, ha sido gobernado y administrado por hombres corruptos.

No es un secreto, no es algo que se desconozca, sí, Bonilla Valdez es un corrupto, un oportunista, un ventajoso, un hombre sin escrúpulos dispuesto a todo con tal de tener el control y el poder. Sin embargo el electorado dio su voto de confianza y, en un gesto de humildad y confianza, determinó perdonarlo porque, de hecho, el electorado perdona casi todo, perdona mentiras, perdona engaños, perdona traiciones, perdona fraudes, perdona manipulaciones, perdona casi todo y cuando digo casi todo, es casi todo, porque el electorado no perdona desilusiones.

¿Qué quiero decir con lo anterior? Sencillo, pese a que el electorado ha votado siempre por El Chango más bonito, también cree, allá, en lo más profundo de su subconsciente, que debido a que es El Chango más completo de toda La Changada Política, también será honesto, coherente, congruente, consistente y fehaciente y que sus acciones de gobierno estarán destinadas a mejorar la calidad de vida del pueblo. Claro, la desilusión en ocasiones llega alto tarde, por eso es que no fue hasta 1989 que los bajacalifornianos votaron por Acción Nacional y se volvió a tardar, la ilusión permaneció 30 años más hasta que por fin llegó un nuevo chango más bonito y todos votaron por Bonilla.

Pero el enamoramiento duró muy poco, tan poco que la población civil no se ha pronunciado contra la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación torno a la polémica reforma al artículo 8 transitorio de la Constitución Política del Estado de Baja California, reforma de la cual nació la mal llamada «Ley Bonilla».

Difícil tarea tiene MORENA: enderezar el barco y no solo eso, hacer que los vientos políticos soplen a su favor y que las aguas del mar político sean remansas para que este partido siga gobernando en la entidad y su propuesta de la 4T sea una realidad.

Foto: Facebook

Digo esto porque en días pasado se anunció que Jorge Hank es el más popular de los posibles candidatos a ocupar la gubernatura siguiente pero la pregunta es la siguiente: ¿A qué costo político, económico, moral, social y jurídico?; porque por todos es conocido que la familia Hank, desde hace décadas, está involucrada en negocios turbios, negocios oscuros, negocios extraños. De hecho, desde que yo tenía doce años, se decía que el profesor Carlos Hank González era «El Padrino» de los que en aquel entonces se conocía como «La Mafia en México», pero no solo la mafia económica, sino también la mafia política y la mafia criminal así que, nadie puede garantizar que si Hank llega al poder en la entidad, habrá serios y graves problemas como un incremento en la inseguridad, un incremento en la deuda pública, un incremento en la pobreza, un incremento en el nepotismo, un incremento en la injusticia y sobre todo, un incremento en la impunidad.

Porque pese a que todo mundo lo niegue, Hank es un personaje que pertenece a «El Grupo Atlacomulco», claro, muchos supuestos especialistas tal vez digan: No existe semejante grupo, pero de que ahí está, está.

Por el momento Hank Rhon es «El Chango» más bonito de toda la changada política en La Baja, y no existe otro Chango que le haga frente a semejante personaje, algunos pueden decir que están Jaime Martínez Veloz (PRD) como también Catalino Zavala Márquez (MORENA) y otros más que solo en sus casas los conocen.

Ante todo esto pregunto: ¿¿Qué deberá hacer MORENA para posicionarse como mejor opción en el electorado de la entidad? Creo yo que cuatro son las acciones que los verdaderos morenistas y exponentes de la 4T en la entidad deben hacer:

1.- Que MORENA expulse de sus filas a Jaime Bonilla Valdez, a Víctor Manuel Morán Hernández (diputado de la XXII Legislatura que propuso lo que ahora se conoce como Fraude a la Constitución) y también a Catalino Zavala Márquez (diputado de la XXII legislatura que votó a favor de la mal llamada «Ley Bonilla».

Bonilla y Morán deben ser expulsados de Morena (Archivo)

2.- Que los diputados de la XXIII Legislatura de Baja California se pronuncien a favor de un Juicio Político contra los diputados de la XXII Legislatura que reformaron el artículo 8 transitorio de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Baja California y que dio origen a lo que hoy conocemos como «Fraude a la Constitución».

3.- Que MORENA y todos sus Legisladores publiquen un comunicado conjunto en el cual ofrezcan una disculpa al electorado y a toda la ciudadanía por el «Fraude a la Constitución» que Bonilla y toda su camaradería orquestaron.

4.- Que MORENA y todos sus Legisladores lleguen a un acuerdo político mediante el cual, puedan frenar cualquier acción sospechosa por parte de Bonilla y sus séquitos que pueda presumir un atentado contra el erario público y el pueblo de Baja California.

Desde mi perspectiva, si MORENA y sus Legisladores no hacen lo anterior, en definitiva, la familia Hank ocupará la casa de gobierno durante seis años aquí en Baja California y para sacar a esa familia del poder y control político en la entidad, no solo estará en chino, sino que estará de «La Changada».

*Editor, redactor, escritor, columnista, periodista y crítico político independiente.