Detener a la derecha y tomar la ofensiva

La derecha más conservadora ha redoblado en los últimos días sus acciones en contra del Gobierno en general y del Presidente en particular, sin recibir respuesta efectiva y contundente en contraparte. La única respuesta que ha habido es la de los indignados y valientes ciudadanos que denuncian todos los días las intentonas desestabilizadoras de quienes fueron apoyadores ciegos de los gobiernos Pri-panistas. El Presidente suavemente se limitó poner en la mañanera a Jenaro Villamil a explicar lo qué es la infodemiamientras que la derecha arma toda una campaña de desinformación y difamación a través de sus medios noticiosos, comentaristas y locutores que se ocupan de urdir y difundir noticias falsas y maliciosas en contra de las políticas de gobierno.

Tribuna Comunista*

El Presidente de la República pareciera estar muy confiado de que el embate derechista tendrá alcances muy limitados dentro de la población, el Ejecutivo federal no entiende, que la persistente insistencia de la derecha para pintar de negro lo que se está haciendo en el combate a la pandemia, agravada con episodios oscuros como los ventiladores vendidos por el hijo de Bartlett al IMSS Hidalgo, el tachar sistemáticamente de ineficiente a la actual administración y de calificarla de incapaz para combatir la grave crisis económica en la que hemos entrado, el Presidente pareciera no querer entender que pueden impactar en la gente y mermar su credibilidad. El primer mandatario se empeña en olvidar la lección de la propaganda “goebeliana”, repite tanto una mentira que se convertirá en verdad.

Hasta ahora la mayoría de los mexicanos siguen apoyando al gobierno, las más recientes encuestas serias lo dicen de manera elocuente. Pero esa misma mayoría también espera que se actúe, sin autoritarismo pero con determinación y contundencia en casos que, de sobra, tienen elementos suficientes para proceder incluso penalmente.

El primero es ir a fondo en el esclarecimiento de la operación “Rápido y Furioso”, intervención norteamericana en nuestro territorio que no podía haberse hecho sin el conocimiento del titular del Ejecutivo, Felipe Calderón, al cual tampoco se puede desvincular de las ligas con el crimen organizado sostenidas por el Secretario de Seguridad Pública de su gabinete, Genaro García Luna.

El otro asunto es el promovido por Pedro Luis Martín Bringas, asociado en Soriana, empresario que encabeza un grupo que pretende sacar del poder a López Obrador este diciembre próximo. Este sujeto ha adoptado una postura francamente golpista, la cual no puede dejarse pasar y que amaine por si sola.

Ante estos y otros hechos que claramente se encaminan a desbancarlo, el Presidente debe recordar que el poder se ejerce porque, si no, se pierde. Un objetivo inmediato, oculto en estas presiones, es que las políticas anticrisis del gobierno beneficien a la gran empresa; sin ningún filo antioligarquico o antineoliberal. El licenciado López Obrador debe recordar que la gran mayoría que lo eligió lo hizo para tener y ejercer un gobierno diferente y para desplazar a la derecha del poder.

Imagen de portada: El lider empresarial Gustavo de Hoyos, el ex presidente Felipe Calderón y el empresario Claudio X. González, encabezan parte activa de la oposición al gobierno de AMLO. Foto: Revolución Tres punto cero  

Fuente:

*Editorial publicada el viernes 15 de mayo en la revista semanal Tribuna Comunista, del Movimiento Comunista Mexicano