CLANDESTINO: Médicos y médicas, ¿son suficientes?

Hace unos días, el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, en uno de sus reportes diarios dijo, respecto al déficit de médicos para enfrentar esta pandemia del Coronavirus en México: “¿Si en México hay médicos y médicas? Por supuesto que los hay, pero en un número insuficiente. La OCDE ha documentado desde hace muchos años que México no tiene suficiente personal de Salud para lo que debería tener en condiciones ordinarias,  con mayor razón durante una emergencia como ésta”.

Álvaro De Lachica y Bonilla/ 4 Vientos

Por su parte, el secretario de Salud Jorge Alcocer, en la ronda de preguntas de la prensa, después de una conferencia mañanera de nuestro Presidente, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que la carencia de profesionales de la medicina es de cerca de 200,000 pero se está compensando con un reclutamiento y una capacitación urgente de personal para enfrentar esta epidemia. «Hay un déficit de 200,000 médicos, de los cuales 123,000 son médicos generales (…) y alrededor de 76,000 son los médicos especialistas».

López Obrador, en otra conferencia “mañanera”, nos dijo que sí no se lograba la contratación de médicos y enfermeras en nuestro país, para enfrentar esta amenaza, que “iba a considerar la posibilidad de traer a México, un número indeterminado de médicos cubanos, especialistas en “terapia intensiva”, Cuando la terapia intensiva exige una tecnología y experiencia en la utilización de la misma que la medicina cubana simplemente no posee; debido al  bloqueo que le ha impuesto hace decenas de años los Estados Unidos, pero de  igual manera,  carece de ellas.

Y ni tardos ni perezosos, el pasado 8 de abril, un grupo de diez médicos cubanos llegó a México para intercambiar su opinión con las autoridades de salud sobre cómo atender la emergencia sanitaria del COVID-19. Los médicos no llegaron para atender a los pacientes de forma directa, sino a compartir sus experiencias en emergencias sanitarias para que se pueda llevar a cabo en México.

Médicos cubanos especialistas son solicitados en Francia y otras naciones del mundo, para auxiliar en el combate de la pandemia Covid19. Foto: internet

¿En realidad faltan médicos en México? Cada año en el país, de las  más de 120 escuelas de medicina que hay, tan sólo en Baja California, existen seis escuelas,  de las que el año pasado, egresaron 1,300 médicos y médicas. De estos, sólo un poco más del 40% serán especialistas, ya que en nuestro país, sólo se ofertan 9,480 plazas para los egresados y la única forma de hacerlo es a través del Examen Nacional de Aspirantes para Residencias Médicas (ENARM), el cual presentan al año, alrededor de 42 mil aspirantes.

Lo que pasa es que en México no hacen falta médicos, más bien faltan plazas de trabajo en el sector Salud que no tiene abierta la contratación directa para ellos en los hospitales,  los centros de salud y para algunos programas preventivos o de detección temprana de enfermedades. No es un mercado laboral que se esté abriendo y que haya muchas contrataciones. A nivel nacional hay suficientes médicos y médicas, como para tener la cobertura en los próximos cuatro a cinco años de médicos mexicanos en todo el país, el número de egresados de las escuelas de medicina es mucho más amplio que la capacidad del sistema de salud para contratación. El resto se queda fuera del espectro de la salud pública y, paradójicamente, no hay cobertura.

¿Es necesario el apoyo de este grupo de médicos cubanos, acaso los médicos mexicanos no podemos solos?  En realidad, no es rechazable el que Cuba envíe a sus  médicos a países extranjeros. El problema son las condiciones en las que lo está haciendo. Esta exportación de servicios médicos, que el gobierno cubano insiste en llamar “internacionalismo proletario” o “apoyo solidario”, no es altruista o gratuito.  De hecho el gobierno cubano que opera a través de la empresa Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos, cobra entre 5,000 y 6,000 dólares mensuales por cada uno de ellos. De esta suma,  solo se le entrega a los médicos el 10%. De tal forma que  se está implementado en un contexto de enorme control y violando los derechos laborales de los médicos cubanos, así como los acuerdos de la Organización Internacional del Trabajo sobre la protección del salario.

Si nuestras autoridades de Salud están decidiendo incorporar a médicos cubanos a la estrategia de respuesta de la pandemia de Covid-19, dada la existencia de un alto nivel de subempleo y desempleo entre los médicos mexicanos… nos sentiremos desplazados muchos de nosotros.