REDES DE PODER: La crisis del estado

La crisis que desata el Covid-19 en casi todo el mundo, está cuestionando la legitimidad del estado constitucional.

Alfonso Torres Chávez/ 4Vientos

Es este el momento en que las democracias del mundo se cuestionan asi mismas su propia legitimidad.

En México, el aparato del estado está inerme ante la crisis, lo más simple desde luego es ocultar la información oficial dando cifras que están totalmente fuera de orden.

Si las cosas no llegan a feliz término, estaremos demostrando lo que muchos analistas están diciendo aun desde antes de la crisis sanitaria: que muchos de los 190 países –promedio- que forman el mundo están en una crisis de legitimidad que les impide ver con ojos positivos la crisis de salud que enfrentamos.

Una situación como esta, en la que muchas personas no están obedeciendo las indicaciones tienen que ver más con una cuestión de conciencia y de cultura, pues estamos ante toda una serie de personas que no creen que el coronavirus sea un asunto tan serio como para de verdad permanecer aislado durante la cuarentena.

Desde luego estamos viendo afectados centros de trabajo, tiendas y todos los negocios que dan sostén económico y social a cualquier estado del mundo.

En países como China donde ya se superó la cuarentena, las personas se encerraron desde el  principio para superar la crisis de salud.

En Estados Unidos, donde hay un promedio de 39,000 personas contagiadas, el sistema público de salud tiene semanas de colapso.

Los médicos están hablando de una falta total de equipo en uno de los países occidentales de primer mundo, que debería tener acceso a los recursos de alta tecnología para intentar salvar la vida de miles de personas, aunque se enfrentan a una sociedad inculta y mal informada, que presume de saberlo todo, pero demuestra con creces que no es capaz de protegerse a si mismo y desobedece las reglas de protección.

No se puede vivir así.

Esto desde luego ya cuestiona la validez de que la sociedad este respetando el pacto que todos los estados constitucionales tienen firmado: la Constitución.