Urgen medidas de apoyo para atenuar impacto económico inducido por Covid-19

La pandemia que enfrentamos en el mundo y en nuestro país, va a traer consecuencias muy graves en términos de salud, pero además tendrá una repercusión muy fuerte en el ámbito de la economía.

Gerardo Novelo* / Foto principal: Internet

La dinámica económica se traduce en dinámica social. Una depresión económica implica un serio golpe a las familias mexicanas, sobre todo a las más desprotegidas.

En efecto, hoy por hoy la organización de la producción y el consumo en nuestro país es a partir fundamentalmente de las empresas privadas. En esta perspectiva, las pequeñas y medianas empresas generan más de la mitad del Producto Interno Bruto y más del 70% del empleo.

Las grandes empresas tienen -en general- manera de sobrevivir, a partir de recursos propios o a través de créditos bancarios. Por la importancia económica y social que representan las pequeñas y medianas empresas es por lo que resulta fundamental apoyarlas.

Las repercusiones que tendrá el necesario manejo de la pandemia, significa no solo la potencial pérdida del ingreso de los trabajadores en el corto plazo. Significa también el poner en cuestión la viabilidad de las Micro, Pequeñas y Medianas empresas ( MiPyMEs) en el mediano plazo con la consecuente pérdida masiva de empleos, lo que a su vez generaría una mayor concentración de los ingresos que genera toda crisis económica en una economía de libre mercado.

Así pues, lo que tenemos por delante es que la ya de por sí desigual distribución del ingreso en nuestro país se profundice, generando más polarización social. En resumen, los pobres más pobres y los ricos más ricos.

Imagen: El Patagónico

Así, el enfrentar la pandemia significa no solo el que se destinen importantes recursos al sector salud, adquiriendo medicamentos, y equipando y convirtiendo camas de hospital regulares en espacios de terapia intensiva que podrían salvar miles de vidas. Resulta también fundamental el enfrentar la pandemia con incentivos y apoyos fiscales, financieros y económicos.

El riesgo que enfrentamos más serio y más profundo es la disrupción de la economía como consecuencia de la ruina de las pequeñas y medianos empresas. Esta circunstancia podría generar desempleo masivo y mayor pobreza y marginación. De generarse esta situación se habría retrocedido en el objetivo de lograr una mayor justicia social y una mejor distribución del ingreso.

Medidas a tomar para apoyar las MiPyMEs y paliar el impacto de la recesión económica y evitar la pérdida masiva del empleo:

– Prorrogar la presentación de las declaraciones anuales de las personas físicas y morales hasta por 6 meses.

– Eximir parcialmente a los patrones del pago de las cuotas obrero-patronales al Instituto Mexicano del Seguro Social.

– Agilizar la devolución de los saldos a favor del Impuesto al Valor Agregado durante todo el ejercicio 2020 especialmente al sector primario.

– Suspender por un periodo de 3 meses los pagos provisionales del ISR de las MiPyMEs.

– Reglamentar la posibilidad de establecer durante esta recesión, la jornada disminuida de trabajo con la consecuente reducción del salario. La diferencia en esta reducción sería cubierta por un fondo estatal con pago directo a los trabajadores hasta un nivel de ingresos (aplicable por ejemplo a trabajadores que ganen hasta 4 salarios mínimos).

– Programa de un Fondo de garantías para lograr que la banca comercial extienda créditos a las MiPyMEs con intereses moderados, haciendo énfasis en las ramas productivas de la economía que tienen un efecto multiplicador como la industria manufacturera, el turismo, comunicaciones, sector primario, etcétera.

– Programas de infraestructura diseminados a lo largo del territorio nacional para incentivar la economía.

– Fondos para los Estados y Municipios para rescatar a las industrias particularmente afectadas por la crisis.

Nota: Las medidas aquí propuestas podrán generar un déficit fiscal transitorio. Esta situación es perfectamente compatible con la estabilidad financiera del país, dado que enfrentamos el inicio de una fuerte recesión.

*Senador de la República por Baja California