Gobierno de AMLO insiste: No habrá desabasto ni violación al Derecho al Agua en BC por caso Constellation

A unas horas de que se ponga en marcha la imposición de una consulta que determine si la población desea o no la instalación y operación de la compañía transnacional Constellation Brands en Mexicali, el gobierno federal, a través de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), reiteró su apoyo a la empresa cervecera al afirmar una vez más que la compañía estadounidense no pone en riesgo el abasto de agua a la población ni viola el derecha al agua de los habitantes de Baja California tal y como lo afirma la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en su Recomendación número 01/2020. La Directora General de la Conagua, Blanca Jiménez Cisneros, asistió hoy a la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador en donde explicó algunas medidas que implementa la oficina federal, dependiente de la Semarnat –otra agencia federal que apoya abiertamente la instalación de la transnacional-, para determinar por qué la operación de la cervecera no es riesgosa para los bajacaliforniamos. A continuación, 4 Vientos reproduce el comunicado del gobierno federal:

López Obrador y la titular de la Conagua; jiego sucio, 

La directora general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez Cisneros, asistió a la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador para exponer los criterios técnicos y científicos que ha valorado la autoridad ambiental en la evaluación del proyecto de la empresa Constellation Brands.

Lo anterior en relación con la consulta pública que tendrá lugar este 21 y 22 de marzo en la ciudad de Mexicali, Baja California, en la que los pobladores locales decidirán sobre la continuación o no del proyecto.

Sobre la disponibilidad de agua en Mexicali, detalló que esa ciudad está ubicada en una zona semidesértica y recibe agua del río Colorado. “En total, se dispone de 2 mil 724 millones de metros cúbicos (Mm3) anuales, los cuales se componen, básicamente, de cerca de 2 mil Mm3 de aguas superficiales, provenientes del río Colorado, y casi 800 mil Mm3 que se extraen de las aguas subterráneas”.

Aunque indicó que el acuífero está sobreexplotado, señaló que el principal usuario es el sector agrícola y subrayó que se dispone del agua superficial suficiente. Detalló que de los 2 mil 728 Mm3, mil 221 Mm3 están concesionados para la ciudad de Mexicali, y que de ese volumen, sólo 7 por ciento se destina a la industria.

La titular de Conagua dio a conocer que aunque la empresa solicitó se le autorizara el uso de 20 Mm3, de aprobarse el proyecto, sólo se le autorizarían 5.8 Mm3, exclusivamente de agua superficial. Así, detalló, la empresa utilizaría 0.2% del agua disponible en la entidad.

Además, de aprobarse el proyecto, a manera de compensación por el agua utilizada, se solicitaría a la empresa que entregue cuatro veces más agua, “pero ahora sí adquirida del agua subterránea”, es decir, proveniente de la compra de terrenos y derechos a usuarios agrícolas.

De esta manera, expresó, se rescatarían los derechos de agua que el sector agrícola ya no utiliza. Esos volúmenes se recuperarían en favor del Estado y Conagua procedería a clausurar pozos para evitar que se continúe sobreexplotando el acuífero.

Asimismo, la directora de Conagua fue enfática al descartar que se viole el Derecho Humano al Agua con el supuesto acueducto Ejido Villahermosa-Mexicali, pues dicha obra no está autorizada por la dependencia.

Respecto a la mayor demanda de agua por las medidas sanitarias recomendadas ante la contingencia en torno al COVID-19, como lavarse constantemente las manos, Blanca Jiménez subrayó que existe una estrecha coordinación entre Conagua y otras instituciones del Gobierno de México para asegurar el abasto de agua a la población. Para ello, se tiene contemplado actuar en cuatro rubros:

  • Fortalecer la distribución de agua mediante equipos emergentes (camiones pipa), principalmente en zonas con población vulnerable.
  • Garantizar el abasto de agua en hospitales y clínicas, prioritarios.
  • Garantizar el abastecimiento de agua debidamente desinfectada.
  • Asegurar las condiciones de operación continua y eficiente de las potabilizadoras en las zonas que cuentan con servicio.

La titular de Conagua destacó que existe una completa coordinación con el sector salud, a quien se le facilitó un directorio para contactar a la dependencia en caso de requerir apoyo. Adicionalmente se está revisando la situación de hospitales y clínicas en 22 entidades, respecto a sus necesidades de agua, así como la ubicación y accesibilidad de sus cisternas.

Finalmente, precisó que en situaciones de emergencia se tiene que incrementar el contenido de cloro residual en la potabilización del agua, por lo que ya se tomaron las previsiones al respecto.