Proyecto acuícola de lobina pone en riesgo seguridad y derecho al agua de los residentes de El Sauzal

Por representar un riesgo a la seguridad y al derecho humano al agua de 10 mil personas, además por presentar información falsa e incompleta al gobierno federal que evalúa su manifiesto ambiental, lo que en sí mismo representa un ilícito de carácter penal, el megaproyecto de cultivo de lobina en El Sauzal no se debe autorizar.

4 Vientos / Foto principal: Lobina (Big Fish)

Ensenada, B.C., a 17 de febrero del 2020.- Lo anterior lo manifestó la organización civil Ensenada Ciudadana que en una Reunión Pública de Información solicitada por la ciudadanía y organizada por la SEMARNAT el pasado 29 de enero, evidenció falsedades en la información que presentó la empresa “Good View International Enterprise” respecto al mega proyecto de cultivo de lobina.

En el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) del plan, indicó la asociación ciudadana en un comunicado, la compañía presentó información falsa respecto al uso de suelo actual que se asignó a los terrenos donde se pretende edificar el proyecto, así como el uso establecido en la Carta Urbana del Programa de Desarrollo Urbano del Centro de Población de Ensenada (PDUCPE) vigente.

Reveló que la empresa omitió manifestar que conforme a la Carta Urbana, el proyecto ocupa áreas con uso de suelo turístico.

También que en la Matriz de Compatibilidad de Usos de Suelo del Programa de Desarrollo Urbano, dentro de todo el Sector Sauzal, se estableció como Incompatible” la actividad de Acuicultura Animal.

“Por ello –agregó el documento-, falsamente se menciona que el proyecto es compatible con el Programa de Desarrollo Urbano al decir que el principal uso de suelo de la zona es industrial”.

Al respecto, la empresa indica en el MIA que la Colonia Vista al Mar tiene un uso de suelo industrial, lo cual también es falso ya que de acuerdo con el PDUCPE, ese asentamiento tiene plenamente reconocida su calidad de zona habitacional.

Igualmente, el Manifiesto informa que el proyecto acuícola se ubica a un kilómetro de distancia de la zona de población más cercana que es la colonia Manchuria.

“Pero el proyecto en realidad colinda directamente con la zona habitacional de la colonia Vista al Mar y ocupa áreas fuera del Distrito Industrial de El Sauzal que estableció el Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP) de Ensenada.”

Ensenada Ciudadana también destacó que en el Estudio de Riesgo Ambiental la empresa ubicó un problema de seguridad importante para los 300 habitantes que viven en el área perimetral del proyecto.

Se trata del almacenamiento de 261 mil 600 litros de gas LP y 476 galones de diésel en el interior del negocio, combustible que en caso de sufrir un accidente impactaría áreas residenciales, así como zonas industriales y escolares.

La agrupación civil destacó que los radios de afectación modelados para el megaproyecto incluyeron daños en la Escuela de Educación Básica Montessori La Milpa, en dónde actualmente asisten decenas de menores de entre 3 y 12 años de edad.

“Por ello, familias de estudiantes de esa escuela preparan acciones de protesta para evitar que este proyecto se instale.”

A esto se suma que tal y como la compañía presentó el MIA, no es posible dimensionar el impacto que tendrá en las zonas habitacionales de El Sauzal el consumo de agua dulce del proyecto.

Áreas en peligro de afectación por riesgo de explosión de los combustibles almacenados en la planta acuícola

“El manifiesto ambiental no reconoce ni evalúa el impacto que tendrá en la población su pretensión de consumir cerca de un millón y medio de litros de agua dulce diariamente, lo que representa el requerimiento diario del 86% de la población de la Delegación de El Sauzal; es decir 7,700 sauzaleños, ya que el requerimiento diario de agua en la Delegación es de un millón 728 mil 200 litros al día.”

Esa información Ensenada Ciudadana la obtuvo del Programa Integral del Agua del Municipio de Ensenada.

La organización civil asimismo destacó que, durante la Reunión Pública de Información, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales también recibió observaciones de surfistas quienes evidenciaron “deficiencias graves” en los cálculos de energía de oleaje, corrientes y modelaje de dispersión de descarga de aguas residuales contenidos en el Manifiesto Ambiental.

“Estas deficiencias generarían impactos serios a la Reserva Mundial de Surf Bahía de Todos Santos, categoría que el manifiesto de la empresa omitió incluir pese a que ha sido cuna del Surf mexicano y dónde actualmente muchos jóvenes aprenden a surfear y además representa un espacio de altura mundial para practicar este deporte, de manera particular en la playa Tres Emes.”

Los deportistas destacaron que la instalación de la tubería en la playa Tres Emes, para la toma de agua de mar y la descarga de aguas residuales, representaría un serio riesgo para la vida e integridad física de los surfistas, así como para todas las personas bañistas de la comunidad.

Finalmente, la asociación civil subrayó que conforme al Artículo 35 de la Ley General de Protección Ambiental se debe negar la autorización del proyecto.

“Entregar información falsa ante una autoridad es un delito penal que se debe sancionar. Por eso entregamos a la SEMARNAT una solicitud formal para que niegue la autorización a este proyecto.”