¿ACCESO EQUITATIVO Y SUSTENTABLE AL AGUA? Problemática hídrica regional y Constellation Brands en Mexicali: Dr. Cortez Lara

Veinte millones de metros cúbicos anuales de agua (Mm3/a), en el Valle de Mexicali, se utilizan para irrigar 1,979 hectáreas; equivalen a 1/5 parte del consumo total anual de la zona urbana de Mexicali o para dotar del recurso a 200,000 personas; representan el 88% de las reservas actuales (22.68 Mm3/a) de la ciudad para garantizar el crecimiento y desarrollo económico futuro y es equivalente a 10 veces el consumo total anual de 7 de las empresas industriales más importantes de la región, aunque éstas generan 10 veces mas empleos directos que los anunciados por la cervecera Constellation Brands en Mexicali.

Alfonso Andrés Cortez Lara*

Ese es el volumen de agua que la empresa solicitó y obtuvo, según consta en el convenio de carácter confidencial signado entre ésta, el organismo operador y el ejecutivo estatal en octubre de 2015, mismo que la empresa presentó como respuesta a los resolutivos de la Secretaría de Protección al Ambiente de Baja California en su “autorización condicionada” de marzo de 2016 referente a los volúmenes de agua definitivos que la planta cervecera utilizaría para sostener la operación en etapa de estabilización para producir 20 millónes de hectolitros de cerveza anualmente.

De dicho volumen (20 Mm3/a) solicitado, indican que 15 Mm3/a provendrían del acuífero del Valle de Mexicali y 5 Mm3/a de fuentes superficiales, por cierto ambas fuentes hidrológicamente interconectadas. Dicha información también se menciona en otros documentos oficiales como la MIA de la cervecera (2016), el Dictamen 306 (2016) del Congreso del Estado y opiniones elaboradas por el IMTA (2019).

Estos son solo algunos de los muchos datos que, en conjunto con otros variados y diversos cuerpos de información oficial, fueron analizados en el estudio que me solicitó el Conacyt en diciembre de 2018.

Con fuerza arrancó en enero de 2017 el movimiento ciudadano que logró la derogación de la Ley Estatal de Agua y continúo la lucha en contra de la instalación de la cervercera Constellation Brands en Mexicali. Foto: internet

La opinión técnica-científica fue realizada, como debe ser, con total rigurosidad, objetividad, independencia y alto sentido de ética de investigación y desde luego fue avalada por dicha autoridad científica del país. Esta constituyó un elemento de referencia para el proceso de plebiscito sobre la cervecera que estaba en marcha en aquel entonces. Además, el documento fue revisado por pares académicos especialistas de México y el extranjero, lo que convirtió al documento en una publicación arbitrada en una revista científica de alto prestigio.

El recurso hídrico estresado por la sequía en una zona semiarida, como el valle de Mexicali en Baja California.

Esta opinión técnico-científica emitida, se enmarcó en tres elementos centrales que deberían guiar toda decisión de iniciativa de inversión y desarrollo que involucra el uso de un recurso hídrico escaso, altamente competido por los diferentes usuarios, comprometido por el irregular sobreconcesionamiento y amenazado por la sequía inducida derivada de la alta variabilidad climática en la cuenca del río Colorado, más aún en una zona semiárida como Mexicali. Dichos elementos son: primeramente, la seguridad hídrica que garantiza el acceso en cantidad, calidad, oportunidad, equidad y a costo asequible; en segundo término, la sostenibilidad ambiental, que procura preservar las condiciones del recurso para los diferentes usuarios, incluido el ecológico, hoy y en el futuro; y finalmente, la gobernanza ambiental democrática, que promueve la participación amplia de los actores sociales locales, sobre todo los más vulnerables, en la toma de decisiones trascendentales, misma que subraya la implementación de procesos democráticos, horizontales y transparentes y con un alto contenido de vigilancia social que busca proteger las fuentes de agua.

Desafortunadamente, la esencia y resultados de tal estudio, no fue captada y entendida de esa misma manera por las actuales autoridades federales vinculadas al tema del agua y del medio ambiente (Semarnat, Conagua, Profepa, IMTA, Segob y Secretaría de Economía) y de Baja California (Secretaría de Economía Sustentable y Turismo, – ésta última ahora a cargo de las funciones de la anterior Secretaría de Protección al Ambiente -, Comisión Estatal del Agua, Comisión Estatal de Servicios Públicos de Mexicali, Secretaría del Campo y Seguridad Alimentaria,), las cuales mantuvieron una alineación perfecta con la “postura y datos” de la empresa cervecera Constellation Brands (por cierto con representantes de la empresa participando en la mesa de “las autoridades del agua” en el “Foro de Análisis de la Situación Hídrica del Valle de Mexicali”, convocado por la Semarnat y realizado en una universidad privada de la localidad, bajo estricto control de acceso y con seguridad de policía privada, estatal preventiva y Guardia Nacional.

Agricultores y ciudadanos bajacaliforianos continúan en una tenaz lucha por la defensa del agua. Foto: internet

Dichas autoridades y los representantes de la cervecera, en conjunto externaron y determinaron que no hay estudios de corte científico que indiquen que la operación de la planta afecta la seguridad y sostenibilidad hídricas de las fuentes de agua subterráneas del Valle de Mexicali, por cierto en estatus de sobreexplotación y déficit de -265 Mm3/a y veda con un constante abatimiento de niveles estáticos superior a los 60 cm anualmente; y de las fuentes superficiales del río Colorado, hoy por hoy con amenaza de reducción de entregas a México (51 Mm3/a en 2020) debido a la contingencia binacional de sequía en la cuenca baja del bajo río Colorado donde se ubica Mexicali.

Llama particularmente la atención, la errática participación, reflexiones y discurso del titular de la Semarnat, el Dr. Víctor Manuel Toledo Manzur, un prominente académico a favor de la lucha ambientalista, por cierto citado de manera significativa en el artículo publicado por un servidor sobre el caso Constellation Brands y los conflictos sociambientales que ésta ha provocado en Mexicali.

Errática participación del Dr Toledo Manzur porque a lo largo del día manifestó a los colectivos sociales participantes que entendía el contexto de estrés hídrico de la región y justificaba su lucha, inclusive mostró su de apoyo, pero durante las conclusiones del foro manifestó la viabilidad de la planta cervecera basado en datos presentados por los promoventes y autoridades; erráticas reflexiones porque en ocasiones mostró desconocer el contexto hídrico de la región y los sistemas de abastecimiento fundamentales; erráticas afirmaciones en su discurso porque no manejaba los datos y… aparentemente, desconocía el estudio avalado por el Conacyt.

Víctor Manuel Toledo, titular de Semarnat.

La postura emitida por el titular de la Semarnat, pone de manifiesto que para él no toda la ciencia es igual o que alguna vale más que otra, y que la que está alimentada o retroalimentada directamente y de manera complementaria entre el dato duro y la sociedad no es muy válida, no obstante, olvida tal vez que esa es precisamente la esencia de la nueva política de ciencia y tecnología y así lo demuestran las actuales convocatorias de Conacyt donde solicitan el involucramiento activo de actores sociales no académicos para la generación de conocimiento y para resolver los grandes problemas nacionales, como aquellos referentes al uso y manejo equitativo y sustentable del agua.

Pero lo más preocupante es observar cómo una empresa transnacional es capaz de influir en una política pública que se dice pro-ambiental… un mal precedente para México.

Imagen de portada: Los movimientos de Resistencia Ciudadana en defensa del agua y en contra de la instalación de la planta cervecera de Constellation Brands, sufrieron la represión del anterior gobernador, Francisco Vega: ahora se aprestan a una nueva batalla ante la decisión del gobierno morenista de Jaime Bonilla de apoyar a la trasnacional cervecera. Foto: Luis Arellano/ La Jornada BC

*Dr. Alfonso Andrés Cortez LaraInvestigador Nacional Nivel II de El Colegio de la Frontera Norte-Departamento de Estudios Urbanos y del Medio Ambiente, Sede Mexicali