Se confirma el rumor: el cuñado del alcalde Armando Ayala tramita y toma decisiones en el gobierno de Ensenada

El cuñado del Presidente Municipal Armando Ayala Robles, Faisal Karim Díaz Nassif, apodado «El Paisa» y Presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de Ensenada, tramita y toma decisiones administrativas de manera directa en el ayuntamiento local, sin tener cargo público.

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos / Faisal Díaz, por Síntesis TV

Ensenada, B.C., 19 de diciembre 2019.- Ello quedó confirmado en un video en donde, en presencia de su familiar político –el alcalde emanado del Partido MORENA- y el Secretario Fedatario del XXIII Ayuntamiento de Ensenada –Rubén Best Velasco-, asume posición de tramitador de servicios públicos y operador de convenios oficiales con el regidor independiente Miguel Orea Santiago y el activista social Ramiro Orea.

Orea Santiago había denunciado semanas atrás que Diaz Faisal asumió esa postura ilegal desde antes de que Armando Ayala tomara posesión de la Presidencia Municipal, el 1 de octubre, y que al iniciar el gobierno jugó un papel altamente protagonista en el tema de la renta de camiones recolectores de basura a la empresa Ecoterra, entre otros temas en donde se ha entrometido.

El regidor explicó que su presencia en el video que comenzó a circular en redes sociales desde hace tres semanas, se debe a que estaba dando seguimiento ante el alcalde y el secretario fedatario, a una gestión social a favor de cientos de residentes asentados en colonias populares de la delegación de Maneadero, 8 kilómetros al sur de la metrópoli porteña.

En las imágenes de la videograbación hecha en vivo por el activista Ramiro Orea, Faisal Karim asume todo el protagonismo de la reunión, explica los acuerdos y convenios alcanzados con los ciudadanos, presenta documentos oficiales como si se tratara de un funcionario del ayuntamiento, y promete otorgar servicios públicos a las colonias de los solicitantes representados por el activista Ramiro Orea.

El edil Armando Ayala en la presentación de su gabinete. La Sindicatura de Ensenada no tiene información oficial de que el cuñado del alcalde este contratado como funcionario, asesor o empleado (Foto: Cadena Noticias).

Todo eso ante la presencia del alcalde y el secretario del ayuntamiento, quienes no impiden el protagonismo del ciudadano que, con su actitud, podría estar cometiendo los delitos de Promoción de Conducta Ilícita y Usurpación de Funciones Públicas identificados en los artículos 308 y 318, respectivamente, contenidos en el Titulo Tercero (Delitos contra la administración pública cometidos por particulares) del Código Penal del Estado.

El primero de los delitos se refiere al particular que promueva una conducta ilícita de un servidor público, o se preste para el mismo o por interpósita persona, promueva o gestione la tramitación o resolución ilícita de negocios públicos ajenos a las responsabilidades inherentes a su empleo, cargo o comisión.

A quien incurre en ese crimen, dice el artículo 308, se le impondrá prisión de seis meses a cuatro años y de 50 a 300 días multa.

Y en el caso de la Usurpación de Funciones Públicas, el Código Pena indica que se impondrá prisión de uno a seis años y de 100 a 300 días multa, “al que sin ser servidor público, se atribuya ese carácter y ejerza alguna de las funciones de tal.”

Por otra parte, la Ley de Responsabilidades Administrativas del Estado determina, en su artículo 67, que incurrirá en participación ilícita en procedimientos administrativos, el particular que realice actos u omisiones para participar en los mismos -sean del Estado o municipales-, no obstante que por disposición de ley o resolución de autoridad competente se encuentre impedido o inhabilitado para ello.

Todo parece indicar que en el gobierno del estado y el de Ensenada no la conocen y menos la aplican, ¡pero como la usan mediáticamente para la demagogia! (Imagen: Infobae).

Es lo mismo cuando un particular intervenga en nombre propio, pero en interés de otra u otras personas que se encuentren impedidas o inhabilitadas para participar en procedimientos administrativos del Estado o municipales, con la finalidad de que ésta o éstas últimas obtengan, total o parcialmente, los beneficios derivados de dichos procedimientos.

Asimismo, el Artículo 68 establece que incurrirá en tráfico de influencias para inducir a la autoridad, el particular que use su influencia, poder económico o político, real o ficticio, sobre cualquier servidor público, con el propósito de obtener para sí o para un tercero, un beneficio o ventaja, o para causar perjuicio a alguna persona o al servicio público, con independencia de la aceptación del servidor o de los Servidores Públicos o del resultado obtenido.

Y respecto a la actitud del alcalde de permitir a su cuñado participar libremente en asuntos que competen al ayuntamiento y al gobierno, el 13 de julio del 2018 el Presidente Andrés Manuel López Obrador, en reunión con gobernadores, alcaldes, diputados y senadores de Morena electos el primero de julio de ese año, leyó la cartilla ética y moral con la que deben participar los funcionarios y servidores gubernamentales emanados de su partido, en la función pública

La norma 26 ordena que “Los funcionarios públicos tendrán prohibida la contratación de familiares”.

Y la 48 decreta que “No se autorizará la contratación de despachos, ni de asesores o consultores externos para elaborar proyectos de ley, planes de desarrollo, informes de labores, cualquier tipo de análisis, redacción o recomendaciones que puedan hacerse con el trabajo y la capacidad de los servidores públicos.”

Por esta presunta actitud ilegal de Faisal Karim Díaz, también director de la empresa Ecosan, “líder en Baja California en el servicio de sanitarios portátiles” –según su portal digital- que está en proceso de instalarse en Sinaloa, y socio fundador de un restaurante local, la Sindicatura anunció ayer que llamará a declarar al alcalde y a Rubén Best Velasco.

«El Paisa», en el desaseado carnaval de 2010 (Foto: El Vigía)

“Hasta donde yo sé, el señor (Faisal Díaz) es un ciudadano, un particular”, precisó la Síndico Elizabeth Huerta Muñoz en una entrevista con el periodista Gerardo Sánchez, a quien precisó que si bien ella no puede sancionar la actitud del empresario, sí se analizará si hubo un acto ilegal por parte de los dos funcionarios, para sancionarlo.

Miguel Orea explicó que el alcalde, antes de que Arturo Romero Arizpe dejara el cargo de Secretario Fedatario y entrara en funciones Rubén Best, presentó a su cuñado como “mi interlocutor” en asuntos públicos ligados a su administración.

De hecho, precisó el edil independiente, gracias al empresario que en 2010 fue Presidente del Patronato Ensenadense de Eventos Especiales para realizar el Carnaval de ese año, en donde enfrentó una demanda civil que incluyó acusaciones de pagar servicios a una empresa de baños portátiles –Saniexpress– supuestamente «fantasma», Miguel Orea obtuvo la única reunión que hasta hoy ha sostenido con el presidente municipal, encuentro que Ramiro Orea transmitió en vivo en redes sociales y que hoy es origen de la investigación que abrirá la Sindicatura.

Días antes de la grabación, Faisal Díaz y funcionarios del ayuntamiento sostuvieron encuentros con vecinos de la población Maneadero quienes tenían semanas gestionado, a través de Miguel Orea y el activista Ramiro Orea, la solución de tres problemas presentes en sus colonias: el raspado de calles, el alumbrado público y la recolección de basura.

Los acuerdos que se firmaron con los vecinos, sin la presencia de Ramiro Orea y con la intervención directa del influyente consejero ciudadano, eran que el ayuntamiento proporcionaría maquinaria para el raspado de calles, para la reposición de focos del alumbrado público y la instalación de una caja de transferencia de basura para ser llevada a una empresa recicladora –“E Wally”- a cambio de mil pesos por el material reciclable que los ciudadanos llevaran: cartón, aluminio y plásticos.

“A mí lo que me importaba era que los problemas de la gente se resolvieran. El presidente –Armando Ayala- me dijo que Díaz Nassif era su interlocutor y trabajamos con él. Lo curioso es que ninguno de los acuerdos que se tomaron, y nosotros publicamos, se cumplió. La caja de transferencia de basura sólo la dejaron para el día en que el alcalde y sus funcionarios se tomaran la foto y se la llevaron. Y ni el raspado de las calles ni la reparación del alumbrado se hizo”, contó el regidor independiente.

Agregó: “Se trataba de un acuerdo leonino a favor del ayuntamiento y ni así lo cumplieron, independientemente de que fue evidente la actitud del presidente municipal de restarle atribuciones a sus funcionarios para darle un protagonismo ilegal a su cuñado.”