CRÓNICA NATURAL: Los insectos de jardín como indicadores ambientales

Los fenómenos que se manifiestan en ecosistemas pequeños, son un reflejo de lo que pasa en lo grande; el jardín es un claro ejemplo en el que se puede apreciar la degradación del medio ambiente y el cambio climático.

Arnulfo Estrada Ramírez* / 4 Vientos / Fotos del autor.

Los insectos y las aves son los que nos dan las mejores pistas. En un artículo anterior ya me referí a las aves que por más de 20 años observé y tomé notas sobre algunos aspectos poblacionales y su interacción en un jardín de apenas 40 metros cuadrados, donde crecen algunas plantas introducidas y otras nativas que nacen estacionalmente.

Es ampliamente conocido que el deterioro natural del hábitat de especies, se debe a incendios, deforestación, cambio climático, uso inadecuado de plaguicidas, crecimiento de la mancha urbana, falta de jardines públicos y viviendas cada vez más pequeñas, entre otros factores.

En esta columna trataré aspectos generales sobre el ciclo biológico de los insectos visitantes del jardín más comunes. Algunos de ellos son excelentes bioindicadores ambientales. En este campo, están los escarabajos, las abejas, abejorros y las mariposas. Todas ellas son especies polinizadoras de gran importancia para la producción de alimento y el mantenimiento de la biodiversidad.

Escarabajo Verde de Junio poliniza en flor de alcachofa.

Escarabajo Verde de Junio: llegó para quedarse

El día 5 de agosto de 1997, llegó al jardín de mi casa un insecto conocido como “Escarabajo Verde de Junio” (Cotinis mutabilis), también llamado “Mayate Verde”. En mis 30 años de estar viviendo en Ensenada jamás había visto un ejemplar de esta especie, por lo que de inmediato lo anoté en la bitácora ambiental que un año antes había empezado a escribir.

Veintidós años después, el escarabajo ha permanecido como parte de la fauna regional. Inclusive sus poblaciones han ido aumentando gradualmente hasta llegar a ser muy común en este ciclo de 2019. Los datos obtenidos de esta especie coinciden con años cada vez más cálidos en esta región de Ensenada, por lo que éste insecto pudiera considerarse como un excelente indicador del cambio climático en Ensenada.

Escarabajos verdes alimentándose de un higo.

Breve biología de la especie

Se distribuye desde el norte de América del Sur hasta el sur de Estados Unidos. En México tiene una amplia distribución, con excepción del estado de Baja California según un estudio científico publicado en el 2006.

Las larvas se conocen como “Gallinas Ciegas” y viven enterradas alimentándose de raíces y humus. Los adultos se alimentan de frutos blandos y dulces.

Las hembras ponen entre 20 y 30 huevecillos de color blanco con forma ligeramente ovalada. Son de bello color verde brillante, especialmente en la parte ventral, característica que lo hace atractivo para usarse en joyería.

Escarabajo verde con hueva.

Su presencia en Ensenada

De acuerdo a mis anotaciones, de 1997 al 2018 se le pudo ver a partir del mes de junio hasta septiembre, pero en este ciclo del 2019 se registró un ejemplar vivo el 2 de octubre.

Los meses de mayor abundancia son julio y agosto, en los que se les puede ver muy activos alimentándose de higos maduros, polinizando flores y reproduciéndose (ver fotografías incluidas). También les gustan las uvas maduras, pero aún no han llegado a ser plaga de esta planta tan extendida en la región del vino.

Las hembras depositan bajo tierra los huevecillos fertilizados. Generalmente, lo hacen donde hay raíces que sirven de alimento en la etapa de oruga. En el mes de septiembre es cuando mueren la mayor parte de los organismos debido a que cumplen su ciclo de vida como insectos voladores.

Otras observaciones relativamente recientes indican que en Ensenada tienen como límite sur al poblado de El Rosario, donde tres de ellos fueron reportados por observadores voluntarios que publicaron sus resultados en la página electrónica Naturalista. Uno corresponde al 17 de agosto del 2015 y fue reportado por Vanilendil; otro ejemplar fue visto por Joscob el 23 de agosto del 2018, y el tercero, más reciente, fue reportado a Naturalista por Héctor Márquez el 29 de julio del 2019.

Respecto al Estado de Baja California Sur, solo existe un reporte del escarabajo visto en Todos Santos. Este es el más reciente y fue reportado por Blevine el 3 de octubre del 2019

Escarabajo de mayo.

Escarabajo de Mayo: antes abundante, hoy casi ausente

El Escarabajo de Mayo (Phyllophaga sp.), es otra especie que se puede considerar como indicadora de cambio climático. Es de hábitos nocturnos y fue, en años pasados, un espécimen muy abundante en Ensenada.

Era común verlos en grupos de varios individuos alrededor de las lámparas que iluminaban las partes exteriores de las viviendas. Actualmente son sumamente escasos, ya que en los últimos ocho años, solamente he registrado cuatro ejemplares, cuyas fechas son: 9 de julio del 2001; 24 de junio del 2012; 7 de julio del 2013, y el 1 de julio del 2018.

Escarabajo de junio de 10 líneas (Foto: Teresa Rivas)

Escarabajo de Junio de 10 líneas: el más reciente en Ensenada

Solo tres ejemplares de Escarabajo de Junio de 10 Líneas (Polyphylla decemlineata), se han reportado en Ensenada y sus alrededores; todos ellos son recientes.

Uno fue visto por Teresa Ibarra el 29 de mayo del 2018; otro fue registrado por Dragonmaiden en el Valle de Guadalupe el 7 de junio del 2019 (Naturalist). El tercero es la observación más reciente ya que lo registré la noche del 27 de junio del 2019, posando en una sombrilla del Patio Bugambilias del Centro Social, Cívico y Cultural Riviera de Ensenada.

Este escarabajo, es también de hábitos nocturnos y vive preferentemente en bosques de coníferas, como en la Sierra de San Pedro Mártir, donde es un habitante común.

Al igual que el Escarabajo Verde de Junio, es una especie que llegó a Ensenada y de seguir en la zona pudiera ser otro excelente indicador del cambio climático.

Ésta en una magnífica oportunidad para para dar seguimiento y registrar posibles incursiones en Ensenada y sus alrededores.

Larvas de escarabajo verde de junio.

Mariposas, abejas y abejorros: víctimas de la degradación ambiental

Damian Carrinton, Editor de medio ambiente de la revista The Guardian, recientemente publicó un artículo en La Jornada Ecológica donde afirma que un “nuevo análisis selecciona los 73 mejores estudios realizados hasta la fecha para evaluar el descenso de la cantidad de insectos. Las mariposas y las polillas son los más afectados.

“Por ejemplo, la cantidad de especies de mariposas en Inglaterra cayó en un 58 por ciento entre 2000 y 2009. Reino Unido sufrió el peor descenso registrado de insectos, aunque es probable que se deba a que allí se les estudia con más intensidad que en otros sitios.

También se han visto seriamente afectadas las abejas. Por ejemplo, solo la mitad de las especies de abejas que se encontraron en Oklahoma (Estados Unidos) en 1949 fue registrada en 2013. En 1947 había 6 millones de colonias de abejas en Estados Unidos, pero desde entonces se han perdido 3.5 millones”.

Este grupo de insectos es probablemente el más afectado por la contaminación y degradación del medio ambiente. Es también motivo de preocupación debido a que aquí se encuentran las especies que son las campeonas polinizadoras de gran cantidad de plantas que nos sirven de alimento. Las abejas son los mejores ejemplos.

Mariposa blanca de la col.
Mariposa del tabaco.
Mariposa esfinge en flor de mastuerzo.

Las mariposas que visitan mi jardín

Las mariposas son los visitantes más llamativos del jardín donde abundan las plantas provistas de flores.

Las especies más comunes son la Mariposa Blanca de la Col (Ascia monuste), que se le puede ver en grupos de dos a ocho individuos desde la primavera hasta el otoño;.

Mariposa Cometa Gigante (Papilio cresphontes), generalmente llegan individuos solitarios y solo cuando es tiempo de reproducción, se le puede ver en grupos de cuatro ejemplares como máximo.

Mariposa Esfinge (Hyles lineata), que se ven en primavera y verano cuando hay abundantes flores.

la Mariposa del Tabaco (Manduca sexta), que también se reproduce cuando hay plantas de tomate.

Y la Mariposa Velo de Duelo (Nymphalis antiopa).

Otras son visitantes esporádicas, como la Mariposa Cometa Macaón (Papilio machaon), invitada ocasional del jardín; la Mariposa Pasionaria Motas Blancas (Agraulis vanillae), Azufre sin Nubes (Phoebis sennae), con su característico vuelo rápido en zig zag, y la Mariposa Vanesa Occidental (Vanessa annabella), entre otras.

Mariposa Papilio Polyxenes Asterius.
Mariposa Papilio Cresphontes.
Mariposa Motas Blancas.
Pupa de la Mariposa del Tabaco.

Las abejas y abejorros, las principales víctimas de la contaminación

Abejas y abejorros son dos especies que con frecuencia visitan las flores del árbol Palo de Arco (Tecoma stans) y del Mastuerzo (Tropaeolum majus), dos plantas de ornato con atractivas flores que se dan muy bien en este clima.

Pero estos insectos últimamente están enfrentando problemas de salud ya que es cada vez más común observar individuos moribundos, probablemente afectados por los insecticidas que se arrojan en campañas gubernamentales con el propósito de combatir plagas nocivas para los humanos, como la garrapata y los mosquitos.

Desafortunadamente, los insecticidas no son selectivos y terminan afectando también a los otros insectos útiles, como las abejas, abejorros y mariposas.

Sería más conveniente modificar la estrategia para el combate de la garrapata. Por ejemplo, se sabe que los portadores principales son los perros y los gatos; entonces, las campañas de salud deben centrarse en estas especies, en lugar de andar fumigando en las tardes, cuando los insectos se resguardan en la vegetación para descansar.

Abeja en una flor de alcachofa.
Abeja en flor de mastuerzo.

*Arnulfo Estrada Ramírez es Oceanólogo por la Universidad Autónoma de Baja California (UABC); fue integrante de la Estación de Oceanografía de la Secretaría de Marina-Armada de México en Ensenada; investigador, traductor y rescatista de la lengua nativa kiliwa; colaborador de A los 4 Vientos y Cronista Oficial de Ensenada. Correo electrónico: arnulfoestrada54@gmail.com