SALTO CUÁNTICO: La 4T está bajo ataque, en la mira.

“Uno puede optar por volver a la seguridad o avanzar hacia el crecimiento. El crecimiento debe ser elegido una y otra vez; el miedo debe superarse una y otra vez.”

Abraham Maslow.

No es que la violencia comenzó con el gobierno de AMLO, no es que los cárteles de la droga se hayan empoderado a partir de la 4T, tampoco es que las masacres continuas y cotidianas existen de diciembre del 2018 a la fecha.

José Luis Treviño Flores/ 4 Vientos

No es casualidad que la prensa, antes aplaudidora del régimen neoliberal, ocultara las mismas masacres, desapariciones, secuestros, tumbas clandestinas, feminicidios y trata de personas. Hoy, con la fuerza de los medios televisivos y redes sociales, esa prensa conservadora se da vuelo, haciendo cobertura precisa y dinámica de toda la vergüenza que ocultó durante los gobiernos desde Salinas de Gortari hasta Peña Nieto. Ahora sí, toda la mierda generada por la corrupción e impunidad galopante, la muestran cual cruda y pestilente es. Como si fuese culpa del nuevo gobierno.

El crimen organizado, creció y se ponderó al cobijo de Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña  Nieto. El poder de fuego y estructura actuales, infiltración en el ejército y fuerzas policiacas, fueron permitidas, toleradas y alentadas a cambio de enormes recursos económicos, recursos entregados en los sótanos de la misma corrupción e impunidad, recursos indetectables, protección mutua y asesinatos ordenados desde las más altas esferas, para continuar ejerciendo poder absoluto.

No es casualidad, ni gratis, que cuando Donald  Trump visita a México, aún siendo candidato a la presidencia de Estados Unidos, Luis Videgaray haya puesto sobre la mesa bilateral el proyecto entreguista, ruin y artero que dejaría a nuestro país en la completa indefensión.

La oligarquía estadounidense sabía el riesgo inherente que significaría no respetar el evidente triunfo de López Obrador en las elecciones a la presidencia de 2018. Estados Unidos siempre ha sabido dar pasos atrás, para tomar impulso y caer con más fuerza política y económica.

Tal vez, Andrés Manuel fue subestimado; tal vez, fue mal enfocado. Su discurso conciliador pudiese confundirse con tibieza y falto de carácter. No obstante, en la práctica y a partir de su toma de posesión, desarrolla una política implacable contra el neoliberalismo.

¿Porqué Trump le llama presidente grandioso? ¿Porqué siendo AMLO de clara tendencia de izquierda, no hubo ataque a su propuesta de proyecto de nación? ¿Acaso hubo un acuerdo secreto? O simplemente el hedor podrido, inocultable y creciente de la oligarquía y clase política mexicanas, hacía ya imposible negociar cualquier iniciativa por más intervencionista que ésta fuera

Soltar al tigre, no era metafórico, el inevitable estallido social mexicano, de no ganar MORENA, significaba un retroceso peor al modelo económico. Ya dos veces López Obrador había sido  obstaculizado mediante fraudes, la tercera sería la vencida, ese fue el riesgo. El libreto neoliberal está en su nudo de la historia, permitimos que gane, luego lo desprestigiamos, exactamente como dijimos desde el 2006, “es y sigue siendo un peligro.”

El plan es simple: boicotear el proyecto entero de nación, exactamente como en Argentina, en Chile, en Brasil. La gente se tragó el cuento de que los programas sociales y la lucha contra la pobreza fue una falacia, principalmente, debido, a que un modelo económico no se cambia de la noche a la mañana, aunados los millones de dólares inyectados por el vecino país para derrocar las democracias nacientes.

Los países sudamericanos tuvieron que vivir el retroceso, para darse cuenta del error. México no es la excepción, la ultraderecha está trabajando para “demostrar que tenía razón.” El pueblo de México está en la disyuntiva: consolida su naciente democracia, o la tira por la coladera del desprestigio.

Cada masacre orquestada, junto a cada delito, no son producto de la 4T, la 4T está bajo ataque, en la mira. Sigue dependiendo del pueblo bueno y sabio, permitir o finiquitar. El voto masivo por la transformación de fondo en el 2021, o regresar los poderes legislativos, a las aves de rapiña Prianistas.

Paciencia, dirección, enfoque, educación, concientización, trabajo al ras del suelo. La población no es estúpida, es desesperada. No caer en el juego ni en la provocación, ir a votar, tranquilos, sin miedo. La reconstrucción de un país sometido, no es tarea sencilla, es monumental, y si pensamos que AMLO,  pueda seguir solo la senda de la democracia, la pacificación y la transformación, mientras otorgamos el triunfo a la ultraderecha por nuestra desesperación, entonces él se irá a La Chingada (su finca), sabiendo que hizo lo correcto, pero solo. Y nosotros nos quedaríamos con el sueño inacabado por cobardes. La ultraderecha nos seguirá lanzando fuegos artificiales, plagados de mentiras, de nosotros depende seguir embelesados, o voltear la mirada. Caminar con paso firme, permitirnos la grandeza, la libertad.

“Veinte años más tarde estarás más desilusionado por las cosas que no hiciste que por las que hiciste. Suelta las amarras. Navega lejos del puerto seguro. Atrapa los vientos favorables en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.”

Mark Twain