Llegó Morena al poder en BC; se van el cristiano Transformemos y el abyecto Verde Ecologista

Dos de los tres partidos que en este año se unieron a Morena para crear la Coalición Juntos Haremos Historia en Baja California que ganó este año la gubernatura, las 17 curules de mayoría y las 5 presidencias municipales del estado, iniciaron este día su proceso de extinción definitiva en la entidad.

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos / Imagen Principal: David Ho

Ensenada, B.C., 4 de noviembre 2019.- Paradójicamente, su ocaso coincide con la toma formal del gobierno que ayudaron a construir en Baja California para Jaime Bonilla Valdez y su partido Morena, el cual vio caer, de la elección federal de 2018 a la estatal de este año, el 45% de su votación individual en la entidad.

A Transformemos, de ideología religiosa cristiana, este día el Instituto Estatal Electoral de Baja California (IEEBC) le canceló su registro local porque no alcanzó por lo menos el 3% de los votos en las elecciones del pasado Proceso Electoral Local Ordinario 2018-2019.

Por el mismo motivo, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) correrá la misma suerte y sólo el Partido del Trabajo (PT), tercero que hizo alianza con Morena en la pasada campaña electoral, mantuvo su registro pero por apenas 3 décimas por arriba de lo mínimo que por ley requería para conservarlo.

Lorenza Gabriela Soberanes Eguía, Consejera Electoral Presidente de la Comisión del Régimen de Partidos Políticos y Financiamiento del IEEBC, señaló que la declaratoria de pérdida de registro de Transformemos, una escisión local del también desaparecido Partido Encuentro Social (PES), se fundamentó en los resultados de los cómputos y declaratoria de validez respectivas de los Consejos del Instituto.

Asimismo, en las resoluciones del Tribunal Estatal y Federal Electoral, mismas que en el caso de las impugnaciones interpuestas por Transformemos, “estas fueron confirmadas por las autoridades jurisdiccionales correspondientes, por lo que no existió modificación en las actas.”

En cuanto a los efectos de esta resolución, Soberanes Eguía señaló que la pérdida de registro del partido extingue su personalidad jurídica, pero quienes hayan sido sus dirigentes y candidatos deberán cumplir con las obligaciones que en materia de fiscalización establece la Ley hasta la conclusión de los procedimientos respectivos y de liquidación de su patrimonio.

La comisión que analizó el caso de Transformemos y pronto replicará con el abyecto Partido Verde (Cortesía)

“Hasta el momento, el partido se encuentra en un periodo de prevención, por lo que se deberá informa a la interventora de Transformemos de esta declaratoria para que, una vez que cause estado, dé inicio formal al procedimiento de liquidación”, explicó.

El periodo de prevención para un partido político en México abarca desde el anuncio de los resultados de los cómputos distritales en donde se confirma que no alcanzó el mínimo de votos necesarios para conservar su registro, hasta que se emita la constancia formal de pérdida de registro, tiempo en el cual un interventor que designa la Comisión de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) se hace responsable en la administración del patrimonio del o de los partidos en problemas.

“El dictamen de la comisión será remitido al Consejo General del Instituto para su análisis, discusión y, en su caso, aprobación”, situación que muy probablemente sucederá esta misma semana, indicó la Consejera Ciudadana.

El total de votos que Transformemos alcanzó en la elección de junio fue de 19 mil 476, que son cinco mil 739 menos de los que necesitaba para conservar su registro: 25 mil 215 votos, o el 3% del total de votos emitidos –840 mil 486 de un listado nominal de dos millones 811 mil 75 electores-, incluidos 24 mil 100 nulos.

El panorama para el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) es aún más desafortunado. Se votación individual se situó a ocho mil 71 votos del mínimo que necesitaba para seguir con registro en Baja California, ya que sólo obtuvo 17 mil 144 según el reporte final de los resultados que dio a conocer el IEEBC.

Quien también estuvo en el filo de la liquidación como partido local –en la elección federal del 2018 perdió su registro nacional- fue el del Trabajo (PT), que obtuvo 27 mil 874 sufragios; es decir apenas dos mil 659 votos más de los estrictamente necesarios.

La sesión de hoy de la Comisión del Régimen de Partidos Políticos y Financiamiento del IEEBC (Cortesía).

Esa paupérrima votación a su favor les sirvió a los petistas para ganar dos diputaciones por mayoría en los distritos VII (Tijuana, con Julio Vázquez Castillo) y XVI (Ensenada), éste último para Claudia Agatón Muñíz que así logró su tercera curul en el congreso que ayer le redituó una vez más la Presidencia del poder legislativo.

Al PT también le alcanzó para obtener cinco regidurías (dos en Ensenada y una en cada ayuntamiento de Mexicali, Tijuana y Tecate), así como la Sindicatura de Ensenada que mantuvo en su poder, pero ahora coaligado con Morena cuando en el año 2016 la consiguió aliado con el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Y si bien desaparecen como partidos en Baja California, los dirigentes de Transformemos y el PVEM también obtuvieron su tajada del triunfo de la coalición con Morena.

El primero, que nació el año pasado de una ruptura con el hoy también extinto partido cristiano Encuentro Social (PES), ganó para su líder moral Luis Moreno Hernández la diputación del Distrito XI (Tijuana), así como dos regidurías en Tijuana y 1 en cada ayuntamiento de Mexicali, Tecate y Ensenada, así como la Sindicatura en Mexicali,

Y el segundo consiguió la diputación del Distrito VI (Mexicali) para Eva Griselda Rodríguez y un regidor en cada ayuntamiento de Rosarito, Mexicali, Tijuana y Ensenada.

Por su parte Morena sólo, sin la Coalición, obtuvo 348 mil 529 votos (41.1% de la votación total), cantidad muy lejana a la que alcanzó un año antes en la elección federal para la Presidencia, las 2 senadurías y los 8 distritos electorales: 708 mil 847 votos (el 86% de aquella votación), que permitieron a Jaime Bonilla Valdez obtener la Senaduría.