SALTO CUÁNTICO:  Calavera de un conservador.

CALAVERA DE UN CONSERVADOR 

¡Ay, cuánto dolor! ¡Cuánto tormento!

La 4T sigue creciendo

y yo, buen conservador

estoy con la vida en un lamento.

El Peje no se detiene,

nos quita todo privilegio,

diciendo que al pueblo así conviene.

Todo lo quiere invertir

en programas y bienestar,

yo nomás presiento, que en parias

nos quiere convertir.

Se pasea por el país

muy orondo y sin desvelo,

yo ya estoy con miedo,

de comer puro maíz.

Ya no aguanto, ya estoy harto,

son muchas las mañaneras,

de éste maldito pejelagarto.

Ya perdí mis privilegios,

ya me quitaron el fuero,

ora voy hasta con brujos,

por amuletos y sortilegios.

Ya ni a Fox ni a Calderón,

les funciona su discurso

para volver al poder,

¡Ah, como está cabrón!

La muerte me anda rondando,

estoy seguro y no es mentira,

a cada rato estoy enfermando.

Ya me duele la chequera,

el bolsillo y la chistera,

este tal Andrés Manuel,

nomás no suelta

¡No hay manera!

Yo por más que me persigno,

me confieso y voy a misa,

esa Unidad Inteligencia Financiera,

me tiene ya en la cornisa.

¡Ay, la muerte no me encuentra!,

no me quiere secuestrar,

dice que no carga conmigo,

no la vaya yo a robar.

No tengo lugar en el mundo,

ya tampoco en el infierno,

dice patas de catre,

que mejor me voy a cuerno.

Ya no quiero éste sufrimiento,

ya no tengo impunidad,

me señalan con el dedo,

¿Qué no tengo humanidad?

El pueblo le contesta.

¿No te acuerdas?, haz memoria,

no le des vueltas a la noria.

Tú mataste y sepultaste,

los anhelos de tu gente,

ahora que pagas impuestos,

te imaginas a la muerte.

No hay olvido ni  hay perdón,

oligarcas como tú,

derechito al paredón.

Lástima, cambiaron las leyes,

fuera la revolución,

ya estarías en el Panteón.

México está de luto,

por tu culpa, malnacido,

ahora que se haga justicia,

lamentarás haber nacido.

De aquí pal real y por siempre,

no volverás a pisar

la dignidad de mi gente.

Vete haciendo a la idea,

mejor prepara maletas,

no querrás que la calaca,

te agarre en más de tus tretas.

Ya te vas no te despidas,

aquí nadie te procura,

ya ni los Santos óleos

te dará tu triste cura.

Vete lejos y no vuelvas,

no dejes más pendientes,

a éste pueblo que renace,

le pelas los puros dientes.

Haz de morir retorcido,

aullando de rancio dolor,

México entero te odia,

ni voltees por favor.

Llévatelo muerte hermana,

hazlo sufrir en serio,

que éste debe muchas vidas,

déjalo en el cementerio.

Sin ataúd ni petate,

así encuerado y humillado,

total nadie lo recuerda,

está lleno de pecado.

Texto: José Luis Treviño Flores/ 4 Vientos

Calaveras: Posadas/ Helguera

Fuente imágenes: internet