Las execrables patentes notariales de «Kiko» Vega, el sello de un gobierno corrupto, marrullero, incapaz

En marzo de 2018, el Gobernador de Baja California Francisco Vega de Lamadrid dijo a los integrantes del Colegio estatal de Notarios que en el nombramiento de nuevos actuarios públicos en el estado “no habrá imposiciones.”

4 Vientos / Foto principal: Internet

Ensenada, B.C., 23 de octubre 2019.- Poco más de año y medio después, el mandatario panista que dejará el poder el próximo jueves 31 de octubre, acordó entregar 5 notarías a otros tantos integrantes de su gobierno y su partido, incluido el hijo de quien fue su procuradora de Justicia por 5 años y medio y quien hace dos meses regresó a su cargo de magistrada del Tribunal de Justicia de Baja California: Perla del Socorro Ibarra.

La publicación de los 5 acuerdos en el Periódico Oficial del Estado en su edición de hoy, que el mandatario estatal justificó “por el déficit de notarios que actualmente existe en el estado que impide cumplir con la norma de tener uno por cada 100 mil habitantes, y sólo hay 53 de 73 que deberían estar funcionando”, molestó al Presidente del Colegio de Notarios Públicos de Baja California, Carlos Enríquez de Rivera.

“Incumplió (Franciso Vega) su palabra de no hacer asignaciones directas de las patentes y ahora termina su gestión otorgándolas a funcionarios de su gobierno (…) Esto es muy desafortunado porque hay muchos aspirantes que merecen una oportunidad en contra del compadrazgo y la parte política que pueden ser designados (…) Reprochamos y repudiamos esta asignación”, dijo hoy el profesional en rueda de prensa tras conocer la decisión del gobernante.

De acuerdo con la publicación oficial de las patentes, una de ellas –la Número 18 en Mexicali, por 23 años- se entregó a Ricardo Padilla Ibarra, hijo de Perla del Socorro Ibarra, quien es ex director del Archivo General de Notarías del Estado y Director del Instituto de la Judicatura desde enero, puesto publicó en donde desempeñó sus prácticas notariales que, por ley y para poder aspirar a una actuaria, debió desempeñar por un año.

La evidencia contundente de la corrupción en un gobierno que termina como empezó: en el descrédito y el repudio casi total de los bajacalifornianos (Foto: Periodismo Negro)

Un segundo beneficiado por Vega es el panista Javier Mayoral Murillo, otro panista que ocupó hasta el pasado lunes la Dirección del Registro Civil de Baja California.

La tercera notaría –en revalidación por un periodo de 23 años- es para el actual Notario Público Número 4 de Tijuana,  Eduardo Manuel Navarro Vallejo García Travesí, quien ha enfrentado acusaciones civiles y penales en su contra por violencia familiar, violación y fraude.

Ramón Hernández Sánchez, quien fue notario adjunto de García Travesí en la Notaria 4 de Tijuana cuando se abrió el expediente penal por un presunto fraude a una empresa de Aguascalientes, también recibió una patente al igual que la licenciada Viviana Campa Dávila, quien trabaja en las notaría 9 y 1 de Mexicali y tiene como esposo a Enrique Urzúa, un trabajador del gobierno estatal panista en Mexicali.

Estos nuevos actuarios se suman a otros dos nombramientos aprobados en noviembre de 2018 y septiembre de 2019 para Rafael Angulo Cebreros, presunto compadre de Víctor Iván Lujano Sarabia, ex Subsecretario Jurídico de la Secretaría General de Gobierno y representante jurídico del PAN en el gobierno de Vega, y a Víctor López López de quien medios de comunicación de Tijuana dicen es asesor en temas fiscales para las empresas del gobernador Vega de Lamadrid

Ante los hechos de hoy, el dirigente del Colegio estatal de Notarios alentó al Congreso de Baja California “a regresar al modelo donde la designación sea solo a través de un examen de oposición, pues es lo más justo y lo más importante» para evitar preferencias e imposiciones en la entrega de las patentes.