Se complicó la elección de consejeros a Morena. Suspenden asambleas en Mexicali y hubo conflictos en Tijuana y Ensenada

La elección de consejeros estatales se complicó al partido Morena en Baja California. En Mexicali, tras jaloneos, empujones y golpes entre algunos de los asistentes, las tres asambleas en disputa se suspendieron por falta de seguridad; y en Tijuana y Ensenada también se registraron enfrentamientos entre los miembros del partido en medio de acusaciones de “paleros”, “traidores”, “arribistas”, «advenedizos» e “impugnación”.

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos

Ensenada, B.C., 12 de octubre 2019.- Los hechos se dieron unas cuantas horas antes de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador arribara a Tijuana para trasladarse al valle agrícola de San Quintín, en donde a las 7 de la noche, tiempo local, encabezará una reunión con la comunidad médica de la región en donde evaluará la posibilidad de construir para el IMSS, un hospital de especialidades para sus más de 120 mil habitantes.

En Mexicali, los enviados del Comité Nacional de Morena a los distritos 01, 02 y 07, determinaron cancelar las asambleas luego de que simpatizantes de la Presidente Municipal morenista Marina del Pilar Ávila, y del sindicato municipal de burócratas no lograron entrar a las asambleas.

Los afectados acusaron a los organizadores de los actos violentos porque les impidieron a la fuerza entrar a votar, aun cuando presentaron los documentos que acreditación como miembros de Morena y la certificación de registro digital que Morena Nacional les expidió por la vía electrónica.

Sin embargo, los que impidieron el paso a sus compañeros de partido manifestaron que se trataba de registros falsos.

En las tres asambleas hubo enfrentamiento a golpes entre los morenistas y por ello los enviados de la Comisión de Elecciones de Morena decidieron, entre las 11 y las 12 horas, suspender las asambleas hasta nuevo aviso.

Igualmente levantaron reportes de los incidentes violentos y las impugnaciones que presentaron, por docenas, los participantes de ambos bandos en disputa.

En Tijuana también se dieron incidentes violentos en los distritos 04, 05, 06 y 08, pero las asambleas se dieron con un retraso entre 1 y 2 horas, y los primeros resultados reportaron que uno de los consejeros electos es Alfonso Rafael Leyva Pérez, ex coordinador de campaña del hoy gobernador electo Jaime Bonilla Valdez, sobrino del exgobernador priista Xicotencatl Leyva Mortera y candidato a la presidencia estatal de Morena.

Y en Ensenada, la asamblea del Distrito 03 se realizó con dos horas y media de retraso luego de que morenistas se enfrentaron por presuntas anomalías en el registro de votantes que dejaron fuera del local donde se desarrollaba la sesión –el salón Mutualista-, a decenas de hombres y mujeres.

Por momentos, en la mañana, se dieron enfrentamientos a golpes, empujones y jalones de cabello entre los morenistas que deseaban entrar, con sus cédulas de registro impresas en papel, y los que evitaban que los presuntos “paleros” entraran al recinto.

Los que se quedaron fuera, acusaron al consejero estatal y ex regidor Teodoro Araiza, a la diputada estatal Miriam Cano, al regidor Adolfo Muñoz y a la compañera de Araiza, Mónica Primero, de encabezar las agresiones en su contra “para quedarse con el partido”.

Araiza a su vez comentó que se les prohibió la entrada al salón porque, aparentemente, no estaban en el padrón de miembros, no tenían credencial de Morena y su registro al partido era posterior a noviembre del 2017.

El Licenciado Rigoberto López, quien dijo ser militante de Morena desde 2017 y a quien morenistas gritaron que era un “arribista”, dijo que el trato que recibió de sus compañeros de partido fue indignante.

“Los acompañamos en campaña, específicamente a Adolfo Muñoz, y ahora me empujaron y jalonearon para sacarme cuando yo entre (al salón mutualista) de manera pacífica. Tengo mi código QR como registrado y debí  votar, pero no me dieron el acceso. Todo esto lo operaron el regidor (Muñoz)  y Teo Araiza. Se reía de mí cuando vieron que me trataban como un animal”, dijo al periodista Jorge Díaz.

Díaz y el reportero Daniel León, que tienen sus sitios periodísticos en internet, fueron sacados de la asamblea cuando morenistas observaron que estaban transmitiendo en vivo los incidentes afuera y adentro del recinto. De hecho, una mujer trató de quitar por la fuerza el teléfono celular a Jorge Díaz cuando éste transmitía un video en redes sociales.

Finalmente, más de 25 personas que no lograron entrar a la asamblea corearon inútilmente “¡queremos votar!”, para después gritar que impugnarían la asamblea por las presuntas anomalías que se cometieron.