Policías preventivos de Tijuana, dos de la PEP y uno municipal, privaron de su libertad a una familia, incluida una menor de 10 años

Tres policías en activo de Tijuana, dos preventivos estatales y uno municipal, fueron destituidos de su cargo y turnados al Ministerio Público del Fuero Común acusados de participar en la privación ilegal de la libertad, agravada, de tres personas, una de ellas una menor de 10 años.

4 Vientos / Foto principal: Captura de video en facebook

Ensenada, B.C., 9 de octubre 2019.- Los agentes estatales fueron identificados como Martín “N”, de 30 años de edad, y Jorge «N», de 29, en tanto que del municipal se resguardo su nombre, pero se identificó como un elemento con 2 o 3 años en la Policía de Tijuana y que solicitó permiso para ir al doctor porque estaba enfermo, cuando en realidad participaba en el presunto delito.

Los hechos se dieron a conocer la tarde de hoy en comunicados de prensa de las Secretarías de Seguridad Pública del Estado y el Municipio; ocurrieron en la madrugada de este día en una casa que se localiza en la calle San Teodoro, de la colonia Michoacán en Tijuana.

De acuerdo con la versión de las dependencias, vecinos reportaron que hombres armados se encontraban en el interior de la casa y tenían “secuestrados y golpeaban” a sus residentes.

Cuando agentes de la policía municipal acudieron al sitio, escucharon una detonación en el interior de la casa y vieron que desconocidos se daban a la fuga, pero refuerzos de las fuerzas coordinadas de seguridad lograron detener a los 3 policías y a otras tres personas.

En el interior de la vivienda los agentes encontraron a un hombre, de aproximadamente 40 años, lesionado con heridas de bala y arma punzocortante. Y al revisar la casa encontraron a una mujer, también de 40 años, y a una menor de 10 años.

El herido fue trasladado a un hospital en tanto que se dio apoyo a la mujer y su hija.

A los policías estatales, que estaban en día de descanso, se les ingresó a los separos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), en tanto que al agente municipal, el cual portaba su uniforme por lo que aparentemente facilitó la entrada de los atacantes a la residencia, se le decomisó su arma de cargo.

También se logró recuperar una espada, la cual aparentemente se utilizó para lesionar al hombre.

La Secretaría de Seguridad y Pública del Estado (SSPE) informó que los elementos de la estatal preventiva ya son investigados por la PGJE, en tanto que el agente municipal que trabajaba como policía de calle en la delegación Cerro Colorado, Tijuana, fue puesto a disposición de la Sindicatura, del Servicio Profesional de Carrera y la misma PGJE, quienes determinarán su situación administrativa y penal.