Otra falla en el Semefo de Ensenada provoca fétidos olores y evacuación por contaminación del aire

Por segunda ocasión en el año, los cuartos de refrigeración del Servicio Médico Forense (Semefo) de Ensenada fallaron y pacientes, personal médico, enfermería y mantenimiento del Centro de Salud, así como los empleados del Velatorio del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (Dif), la Biblioteca y el Teatro Benito Juárez, y la Sindicatura Municipal, tuvieron que ser evacuados debido al fétido olor que desprendieron los cadáveres en estado de descomposición que alberga la instalación ministerial.

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos / Foto principal: Milenio.

Ensenada, B.C., 18 de septiembre 2019.- Directivos del Centro de Salud reportaron por la mañana el problema a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y ésta a su vez solicitó al Poder Judicial del Estado, del cual depende el Semefo, la inmediata atención de la falla en virtud de que generó un conflicto ambiental y de salud pública que afectó a cientos de personas.

A las 18 horas, tiempo local, ni el poder judicial ni la Cofepris ni personal especializado del Instituto Estatal de Servicios de Salud (Isesalud), presentes desde las 10:30 de la mañana en el local del servicio forense -calle Cuarta 144 y Guadalupe, de la céntrica colonia Obrera de Ensenada-, emitían un comunicado oficial de lo que sucedió.

Se desconoce el número de cadáveres que alberga en este momento el servicio y también qué pasa con los restos: sin embargo, en los últimos 6 días han muerto por asesinato doloso y accidentes viales 12 personas en la ciudad y sus alrededores- Todos los cuerpos fueron enviados a las oficinas del forense, siendo depositados al menos 7 cadáveres en calidad de desconocidos.

Hace cinco meses uno de los refrigeradores del forense porteño falló por tres días y generó igual pestilentes aromas en los alrededores de la instalación médica especializada.

Foto: El Heraldo de México

Incluso familiares de dos personas fallecidas que pidieron omitir su nombre, manifestaron que los cadáveres les fueron entregados en estado de descomposición y con gusanos porque, según les informaron empleados del servicio en medio del olor nauseabundo del edificio, los cuartos fríos de la instalación fallaron.

En septiembre del 2015, personal de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDHBC) inspeccionó las instalaciones del Semefo de Ensenada, luego de que se presentaron diversas quejas ciudadanas por mal servicio.

Se observó que no cuenta con la infraestructura adecuada, ya que el refrigerador sólo cuenta con capacidad para ocho cadáveres y al momento de la inspección había 16 cuerpos encimados uno sobre otro, lo cual resulta preocupante que dicha institución no cuenta con las condiciones mínimas para realizar su trabajo, por lo tanto, no puedan brindar un servicio apropiado y oportuno a la ciudadanía”, manifestó entonces la comisión en una Recomendación a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), el Tribunal Superior de Justicia estatal y el DIF estatal.

También se verificó el procedimiento que personal de la institución realiza al tener conocimiento de que un cuerpo se encuentra en los refrigeradores de los Velatorios DIF, instalados a un lado del servicio forense.

“En el recorrido –reportó la institución derechohumanista- se observó que el técnico en necropsias recoge las papeletas de los datos de los cadáveres que se han recibido. Dichas papeletas son hojas en blanco sin número de folio ni estructura con datos que el Ministerio Público asienta de su puño y letra, como es nombre, fecha de nacimiento, hora y lugar de levantamiento de cadáver”.

Y agregó en su reporte: “Se ingresó al cuarto de necropsias en donde se encontraban dos cuerpos en espera de que se les realizara la necropsia correspondiente. Después de terminar la necropsia, el cuerpo se regresa al cuarto frío de Velatorios DIF sin que quede registro alguno.”

En noviembre del 2018, decenas de vecinos de las instalaciones del Semefo en Tijuana en la avenida Fundadores, así como de cuatro crematorios privados, marcharon para pedir el retiro de esas instalaciones porque despedían fétidos olores, No les hicieron caso, como ahora sucede en Ensenada con el mismo pésimo servicio del forense (Foto: BC Reporteros).

Por éstas y otras anomalías que encontró en su investigación, la Comisión Estatal de Derechos humanos concluyó:

“Se evidenció una falta de coordinación y de observancia adecuada de protocolos de actuación por parte de los servidores públicos de la PGJE, SEMEFO y Velatorios DIF, al no haber garantizado la aplicación de un procedimiento de cadena de custodia, así como registro de ingresos y egresos de los cuerpos depositados dentro de los refrigeradores del velatorio e indicar a disposición de qué autoridad se encontraban; quedando claro la inadecuada prestación del servicio que brindó cada una de las instituciones que intervinieron con el manejo de cuerpos”.

Finalmente, el 7 de diciembre del 2015, la licenciada Melba Adriana Olvera Rodríguez, entonces comisionada de los Derechos Humanos, recomendó a la licenciada Perla del Socorro Ibarra Leyva, ex Procuradora General de Justicia del Estado; al licenciado Jorge Armando Vásquez, entonces Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo estatal de la Judicatura: y al contador público Magdaleno Chávez Lara, Director general del Sistema DIF de Baja California:

“Giren sus instrucciones, en el ámbito de sus competencias, a efecto de que se otorguen los recursos necesarios para que se cuente con una infraestructura de refrigeradores y personal suficiente para atender eficientemente el servicio brindado, llevando el registro individual de los cadáveres depositados en cada uno de los refrigeradores”.

La Recomendación, aun cuando se aceptó por las autoridades responsables, no surtió efecto en la calidad del servicio que presta el servicio forense.