Nuevo edificio de Oceanología, ejemplo del liderazgo científico del Cicese en el país

El nuevo edificio del Departamento de Oceanografía Física del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), beneficiará directa e indirectamente la realización de 56 proyectos de investigación, 24 laboratorios -8 de ellos nuevos- y duplicará la capacidad para atender a estudiantes en dos posgrados.

4 Vientos / Todos@Cicese

Ensenada, Baja California, México, 12 de septiembre de 2019.- Este día, en el acto protocolario del inicio de la obra, el Director General del Centro de Investigación, Doctor Guido Marinone Moschetto, informó que el dinero para su construcción proviene del Fondo Mixto CONACYT.

La inversión pública del fondo es de 40 millones de pesos, de los cuales la mitad serán aportados por el gobierno del estado y el 50 por ciento restante por el CONACYT.

Además, el CICESE se comprometió a contribuir con 23 millones de pesos de fondos concurrentes. De esta manera, el monto total que se destinará al edificio es de 63 millones de pesos en su primera fase.

Al atestiguar el avance en la construcción del nuevo edificio, el Gobernador Francisco Vega de Lamadrid ponderó el reconocimiento nacional e internacional que tiene el centro de investigación y destacó su aportación para que Baja California destaque en todas las áreas nacionales de ciencia y tecnología.

Baja California, dijo el gobernador, cuenta con 282 programas de posgrado “Ocupamos el noveno lugar en ciencia y tecnología, el décimo en inversión en este rubro, el octavo en producción científica y el tercero en tecnologías de la información.”

Dijo que en gran parte estos logros se alcanzaron por las aportaciones del Centro, una institución que tiene reconocimiento nacional e internacional y que, con la construcción de este edificio, permite al estado mantener el liderazgo en materia de inversión científica en el país.

El Director General del Centro de Investigación, Doctor Guido Marinone Moschetto (Cortesía CICESE)

El edificio se localiza en la parte más alta del campus. La primera fase consta de un estacionamiento subterráneo y dos niveles superiores en donde están planificado construir dos salas audiovisuales y un salón de clases.

También contará con cubículos para investigadores, técnicos y estudiantes; laboratorios de Nivel de Mar, Dinámica de Sedimentos, Mecánica de Fluidos, Cómputo del Océano y un laboratorio general.

Asimismo, se consideran áreas para personal administrativo, sala de juntas, una zona de exhibición, un sitio para equipo de cómputo de alto desempeño, un taller de electrónica, almacén, un patio de maniobras y estacionamientos para el personal.

En una segunda fase se planea construir el tercer nivel para aumentar el número de cubículos de investigadores, técnicos y estudiantes; otra aula de clases, el laboratorio de Climatología, un anexo para experimentar utilizando un canal de olas, almacenes, talleres y la conectividad interna.

Una vez concluidos todos los módulos el área total de construcción será de 5 mil 600 metros cuadrados.

Historia de logros

A solo 6 días de que el centro festeje su aniversario número 46, el doctor Marinone Moschetto dijo que a lo largo de estos años “sentimos que hemos consolidado a la institución, nacional e internacionalmente, gracias a la calidad de la investigación que realizamos y a la formación de recursos humanos”.

Recordó que si bien el decreto que dio origen a la institución se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 18 de septiembre de 1973, ya en junio de 1972 iniciaba operaciones con dos departamentos: Oceanografía y Física.

Tres espacios en lo que será el nuevo edificio de Oceanología del Cicese (Cortesía).

En 1982 el primero de estos departamentos se convirtió en la División de Oceanología, y formalmente el Departamento de Oceanografía Física se constituyó como tal en 1983.

Desde entonces este departamento ha crecido de manera importante por número de investigadores, de estudiantes y por su infraestructura.”

Además, subrayó, se consolidaron grupos de investigación de muy alto reconocimiento, como el grupo Canek, constituido por investigadores expertos en corrientometría de aguas profundas.

Desde 1996 este grupo realiza investigación a bordo de embarcaciones oceanográficas en el Golfo de México y el Canal de Yucatán, y son referentes a nivel internacional.

Otros grupos están involucrados en estudios sobre el cambio climático y su afectación en la región, y otros desarrollan investigaciones orientadas a afectaciones por desastres naturales, contó.

Marinone retomó el tema del grupo Canek al informar que, a mediados de la década de 2000, Petróleos Mexicanos (PEMEX) necesitó información oceanográfica para sus labores de exploración y explotación de petróleo en aguas profundas en el Golfo de México y se interesó porque el CICESE hiciera los estudios.

Así, el primer acuerdo entre el CICESE y la paraestatal se dio en 2007, y esta relación se mantiene hasta la actualidad con proyectos cuyos resultados se aplican a temas relacionados no solamente con exploración y explotación petrolera, sino también en cuestiones de prevención, control de desastres y navegación.

Plano del nuevo edificio de Oceanología (Cortesía).

Además, el que PEMEX cuente con estos estudios permite disminuir las primas de seguros de sus plataformas de perforación.

Derivado de la prestación de estos servicios, se tuvo una cantidad importante de recursos autogenerados. Antonio Badán fue el primero en proponer que los remanentes se destinaran a la construcción de un edificio propio. Esto fue en 2011.

Ocho años después, todos podimos atestiguar hoy el avance de su construcción bajo la responsabilidad técnica del doctor Modesto Ortiz Figueroa, quien asumió la jefatura del Departamento de Oceanografía Física en 2015”, recordó el director del centro.

Guido Marinone reconoció la participación de todos los involucrados, incluyendo a los anteriores jefes departamentales: Alejandro Parés y Luis Zavala, al actual director de la División de Oceanología, Edgar Pavía López, así como al anterior director general del CICESE, Federico Graef.

Precisó también que serán 25 proyectos de base y ocho laboratorios los que se beneficiarán directamente con la nueva infraestructura, y 31 proyectos de base y 16 laboratorios de los departamentos de Oceanografía Biológica y Ecología Marina los que se beneficiarán indirectamente, pues ocuparán las instalaciones y espacios que desocupará el Departamento de Oceanografía Física cuando se cambie al nuevo edificio.

De igual manera, los posgrados de Oceanografía Física y el de Ecología Marina / Oceanografía Biológica se beneficiarán directamente con el fortalecimiento de la infraestructura de aulas y espacios para estudiantes.

Actualmente se tiene capacidad de albergar 40 estudiantes en cada uno de estos dos posgrados; con la nueva infraestructura se podrá aumentar 100 por ciento la matrícula en ambos.