MUSA VERDE: Ecología y Política

A partir de noviembre un nuevo partido, Morena, conformará el nuevo gobierno de Baja California. El partido tiene control hegemónico del Estado. Ganó el poder ejecutivo, una mayoría apabullante en el poder legislativo, 18 de 25 escaños sumando a su coalición, y también los cinco municipios. Con esta hegemonía deberá ser muy cuidadoso de las implicaciones a corto y largo plazo de sus políticas y decisiones. Como para cualquier otro gobierno, sus aciertos y errores trascenderán su tiempo en el poder.

Horacio de la Cueva / 4 Vientos

Como el gobernador fue electo por dos años, tendrá prisa en dejar su huella. Tiene la oportunidad de sentar bases para el desarrollo sustentable de Baja California, también corre el riesgo de hacer caso omiso del pasado y echar a perder el trabajo que gobiernos del estado anteriores, las instituciones académicas, las organizaciones de la sociedad civil y los ciudadanos han construido con tanto esfuerzo.

A diferencia de otros gobiernos, la mayor oposición y crítica estará fuera de las esferas del estado. Sus críticos principales seremos la sociedad civil, las cámaras, las asociaciones gremiales y las organizaciones de la sociedad civil. El gobierno debe escuchar y actuar en consecuencia. Somos los votantes, hayamos votados a su favor o no, quienes les otorgamos el poder acotado por la Constitución del Estado y el tiempo por el que lo ejercerán.

El que no exista oposición con suficiente fuerza en la cámara no quiere decir que no haya crítica constructiva. La crítica no política es más importante, reconoce lo bien hecho y le preocupa, sin ansias de poder, lo mal hecho.

Para que el desarrollo sustentable se establezca en el Estado su gobierno debe sentar las bases desde su diseño de gabinete y sus políticas. ¿Veremos una secretaría de protección al ambiente o de ecología con el presupuesto y equipo y capacidad de diálogo y negociación necesarios para que los recursos naturales jueguen el papel que merecen en el desarrollo sustentable del estado?

La ballena gris, parte del patrimonio natural de BC que el gobierno del estado debe preservar (Foto: El Heraldo de México)

Parece que no será así. La actual Secretaria de Protección al Ambiente podría ser una dirección en la Secretaría de Economía Sustentable si lo que se conoce del plan de Bonilla es cierto. Hasta donde sé, dependemos de bienes y recursos naturales en el ambiente para sobrevivir, vivir y producir. Sin ambiente no hay vida y un ambiente degradado degrada la calidad de la vida.

Ya varias Organizaciones de la Sociedad Civil ambientalista y pro salud han expresado sus inquietudes de perder el avance que en materia ambiental se ha logrado. La pérdida en nivel jerárquico de la burocracia encargada del ambiente significa menos presupuesto aun cuando el que ha existido es claramente insuficiente. También implica menor poder en las toma e implementación de decisiones. La salud ambiental y el futuro de nuestros recursos pudieran impulsar el desarrollo sustentable serán sacrificados a las respuestas parche de los problemas sociales, de salud y ambientales que nos aquejan.

¿Por qué ningún gobierno Estatal ha tratado al ambiente de Baja California como un impulsor de la economía, el bienestar y la salud? No es por falta de conocimiento de los recursos. Hay suficientes personas con conocimientos tradicionales y prácticos, organizaciones de la sociedad civil, agricultores, pescadores, armadores, industrias e instituciones de educación superior e investigación como para establecer un inventario, una línea base y un plan de aprovechamiento a la medida de nuestros recursos y capacidades.

El reto de formular un plan para el uso sustentable de los recursos naturales parece demasiado grande para una gobernatura de dos años. No lo es si se alía con el voto que lo llevo al poder. El poder resta en la ciudadanía y la confianza debe correr en ambas direcciones.

Pudiera el gobernador Bonilla pasar a la historia como la persona que impulsó, consensuó y lidereo el desarrollo sustentable de Baja California. El primer gobernador que aseguró el futuro del Estado ante los retos que nos imponen ser frontera con California y los Estados Unidos y los retos aún mayores que surgen de adaptarnos como sociedad al ambiente que el cambio global nos impondrá.

Además, pido que se encuentre y castigue a los culpables intelectuales y materiales de los asesinatos de Miroslava Breach y Javier Valdéz y el secuestro de los 43 normalistas de Ayotzinapa. ¡Viva la Comisión de la Verdad! Que beba Mexicali, dejemos a Constellation sin agua. Sólo dos años de Gobierno en BC. Apoyo a G Sheridan y H de Mauleón.