DANZAR HASTA QUE LLUEVA: Gallera alboratada

A la Diputada Miriam Cano, inicialista de una posible despenalización del aborto.

Usted ya alborotó la gallera, diputada. Ahora sígale. No ignoraba, supongo, la reacción derechista que su iniciativa provocaría. El aborto ha sido, por siglos, un delito aplicado únicamente a mujeres empobrecidas, indefensas. Sólo ellas están al alcance de policías, fiscales, jueces y carceleros.

Daniel Solorio Ramírez/ A los 4 Vientos

Sólo a ellas, a las mujeres pobres, las hostiga y castiga ese tipo penal. Es en los hechos, desde siempre, un delito discriminatorio. No es difícil para su autoridad, diputada Cano, recabar datos estadísticos de Baja California y del resto del país. No pierda su oportunidad de ser una digna representante del pueblo trabajador.

El tema, diputada Miriam Cano, amerita un debate serio, formal, con argumentos de todos los interesados. Un debate sobre la dignidad humana, bajo argumentos propios del Estado Laico que prevé el articulo 130 de la Constitución nacional. Implique, diputada, a todos los diputados de su fracción. Conózcalos, rételos a poner en evidencia su ideología. Todos tenemos una. Los disfraces ya no caben. Usted ya » alborotó la gallera». No deje que la frenen.

Marcha en la Cd de México, como se presentan en todo el país, a favor de los matrimonios igualitarios. Foto: internet

Presente y formalice su iniciativa, diputada. Abra, provoque un debate de alto nivel en nuestro parlamento. No se deje intimidar. Llame a todos los grupos sociales involucrados. Exija un debate de altura. Eso han hecho ya los jueces en los Estados Unidos y también en la Suprema Corte de Justicia de la Nación. También el obispo Isidro Guerrero Macías podría presentarse al debate; no tiene derecho a boicotear al parlamento estatal, pero sí tiene derecho a ser oído, como el cuidadano que es.

Eso hicieron también, hace ya más de diez años, los diputados a la Asamblea Legislativa de la hoy CDMX. Hoy en la Ciudad de la Esperanza se desalienta el aborto, pero las mujeres toman sus propias decisiones. Los diputados no deben tener miedo a las presiones de nadie. No deben dejarse intimidar. Tampoco deben cerrar el recinto parlamentario a los reclamos populares. Apóyese en el pueblo progresista, diputada. Honre a Morena. Bonilla no manda en el Congreso.

Se le dirá que hay otros temas » mas importantes y urgentes» pero eso, aunque fuera verdad, es falso por engañoso. Los debates serios y de fondo, diputada, definen la estatura de los parlamentos. Los entrenan para muchos otros temas de muy alto nivel que deveras ya urgen. Los dignifican. Diga NO, al conservadurismo ramplón. Sea una diputada grande y limpia.

Imagen de portada: Diputada Miriam Cano, rodeada por representantes de organizaciones que junto a la legisladora morenista impulsan una iniciativa para legalizar los matrimonios igualitarios en Baja California, armonizando las leyes estatales con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Foto: facebook Miriam Cano.