Negligencia, temor y especulación se suman en Ensenada para frenar obras viales prioritarias

Especulación inmobiliaria, negligencia y temor oficial a la expropiación con fines públicos impiden concluir diversas obras viales prioritarias para Ensenada, manifestó el Presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Ensenada (CICE), Fabián René Ibarra López.

4 Vientos / Prensa y Medios BC / Foto principal: El Libramiento de Ensenada, enorme elefante blanco (Síntesis TV)

Ensenada, B.C. a 2 de septiembre de 2019.- Consideró que las autoridades estatales y municipales deben asumir con responsabilidad la conclusión inmediata de las obras y programar presupuestalmente, para el 2020, su terminación.

Ello se refiere –explicó- a que deben aportar el dinero público necesario para pagar las indemnizaciones que tienen años sin decretarse por falta de recursos, lo que también debe aplicar para obras de nueva creación.

“Hay casos en que la indemnización por afectación pública es más cuantiosa que el valor de las vialidades o la infraestructura por edificar, por la enorme especulación que hay en el mercado inmobiliario local”, denunció.

Esto también se debe –dijo- a que los gobiernos no han sido capaces de negociar adecuadamente, o a realizar estrategias que eviten el sobreprecio de los terrenos una vez que las obras públicas son anunciadas.

El tema se analizó en la sesión ordinaria del CICE (Cortesía)

Refirió varios casos. Por ejemplo, el del Bulevar Zertuche, entre las calles Hierro y el Campus Valle Dorado de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), que tiene pendiente de construir un tramo de 400 metros de extensión que no se puede concluir porque hay un juicio entre dos presuntos dueños.

“El gobierno no ha ejercido la facultad de expropiar por causas de interés público y depositar el dinero en un juzgado a favor de quien resulte legal propietario”, explicó el profesional.

Otra obra a medio terminar es un tramo de mil 400 metros del segundo cuerpo de dos carriles de la Avenida Ruiz, entre el Libramiento Ensenada y la Calle Niños Héroes, vialidad que se convertirá en un cuello de botella para la circulación vial una vez que se abra oficialmente el libramiento y se una con la carretera a Ojos Negros.

Otros 582 metros del Bulevar Costero, entre la avenida Las Palmas y el Conalep, que siguen inconclusos porque no se han previsto los recursos para pagar a los propietarios de los terrenos que, con el tiempo y la plusvalía, cada vez los encarecen más.

Igualmente, el segundo carril del Bulevar Ignacio Allende que corre en paralelo al vaso de la presa “Emilio López Zamora” -de unos 800 metros de longitud- y comunica a la Colonia Popular Valle Verde con Villas Residencial del Prado, una zona densamente poblada.

En la zona de la presa López Zamora falta concluir el bulevar Ignacio Allende para dar una mejor movilidad urbana a esa zona de la ciudad de Ensenada (Foto: Dronógrafos de Ensenada)

También está en espera de fondos para el pago de afectaciones un tramo de 250 metros de la Avenida Reforma, entre las calles Ámbar y Tlaxcala.

“Estos son solo algunos ejemplos del retraso de obras en proceso o proyectadas que requieren la disponibilidad legal de los terrenos para su ejecución”, manifestó el ingeniero.

Consideró que todas las obras inconclusas deben ser negociadas y fondeadas por las autoridades estatales y municipales, o por lo menos consideradas dentro del Presupuesto de Egresos del Estado y el Municipio de Ensenada para el 2020.

Ibarra López reveló que algunos de los propietarios de los terrenos en conflicto han manifestado su disposición a llegar a un acuerdo con las autoridades, “pero éstas han sido omisas en dar continuidad a las gestiones para que todas esas obras queden terminadas.”

Finalmente, confió en que los nuevos gobiernos impriman dinamismo en la resolución de estas necesidades, ya que las obras inconclusas impiden el uso óptimo de las vialidades de la metrópoli porteña y representan “un pasivo” para la ciudad.