Por «aberrante» consulta de Ley Bonilla, patrones de BC piden al tribunal electoral juicio de protección a derechos electorales

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Baja California solicitó este día al Tribunal Electoral de la entidad, un juicio de protección de los derechos políticos electorales de los habitantes del estado ante la consulta que pretende efectuar el congreso sobre la reforma constitucional que amplía de 2 a 5 años el periodo de gobierno en el estado.

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos / Foto principal: El Ser Aberrante (Facebook).

Ensenada, B.C., 28 de agosto 2019.- El sindicato patronal que aglutina a los empresarios de Mexicali, Tijuana y Ensenada, indicó en su petición que la consulta violenta el derecho a ejercer el voto en las elecciones que se deben convocar antes de que concluya el mandato de Jaime Bonilla Valdez.

También viola el principio constitucional a tener elecciones libres, auténticas y periódicas, y los derechos políticos electorales de los bajacalifornianos que ya fueron ejercidos al votar, el pasado 2 de junio, por una opción al cargo de gobernador por dos años.

Además, el consorcio patronal destacó que los temas electorales no pueden ser sujetos a una consulta popular ya que así lo dispone el artículo 35, Fracción VIII, inciso 3o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; el artículo 5, Apartado C (Participación Ciudadana), Párrafo Séptimo de la Carta Magna de Baja California; y el artículo 73 de la Ley estatal de Participación Ciudadana.

“El mecanismo de consulta aprobado por el Congreso tiene un efecto eminentemente electoral, pues tiene como finalidad ‘conocer el sentir de las y los ciudadanos Bajacalifornianos respecto a la ampliación de mandato de 2 a 5 años de la Gubernatura’, lo cual constituye un mecanismo que pretende modificar la voluntad ciudadana depositada en las urnas el pasado 2 de junio”, indican en la demanda los empresarios.

Imagen: El Norte

El documento lo firman Armando León Ptcnick, Marco Navarro Steck, Roberto Rosas Jiménez y Ernesto Elorduy, todos ellos presidentes de la Coparmex en Baja California, Ensenada, Tijuana y Mexicali, respectivamente.

También se sumó Francisco Fiorentini Cañedo, ex presidente estatal de la confederación patronal y actual Presidente del Comité de Participación Ciudadana, quien ayer, junto con Ernesto Elorduy Blackaller, presentó en el congreso una solicitud de juicio en contra de la decisión del legislativo de consultar a los ciudadanos respecto a la ampliación de mandato de dos a cinco años de la gubernatura, y hacer obligatorios sus resultados.

En su petición al legislativo, ambos ciudadanos resaltaron que la consulta viola los derechos político electorales de los ciudadanos contenidos en el artículo 35, fracciones I y VII, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, los cuales refieran y consagran el derecho político electoral al voto en elecciones populares y al voto en consultas populares.

La consulta –expresaron en su escrito- “es una aberración jurídica como lo fue la votación del pasado 8 de julio donde el Congreso, sin tener facultades, aprueba la ampliación (del periodo de gobierno del morenista Jaime Bonilla) de 2 a 5 años”.

Jaime Bonilla repudia hoy al que fue su gran amigo (Foto: La Silla Rota).

También ayer Jaime Martínez Veloz, ex candidato a gobernador de Baja California por el PRD, anunció que para demandar la cancelación de la llamada “Ley Bonilla”, en la tercera semana de octubre realizará un “Éxodo por la Democracia y el Respeto de la Legalidad” desde Tijuana hasta la Ciudad de México.

Con la marcha, agregó, también buscará exigir al gobierno federal su intervención “ante esta ilegalidad que a todas luces compete (resolver) al Estado Mexicano.”

Sobre estas acciones, el gobernador electo Bonilla Valdez dijo que se trata de “ruido” y “acalambramiento” por su próximo gobierno, principalmente de la oposición panista, y que él acatará la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre la temporalidad de su mandato.

Pero al recordar “la madriza” que propinó en la pasada elección estatal a su ex amigo Jaime Martínez Veloz, a quien hoy considera un “dolido” indeseado en Baja California, el morenista destacó que la “consulta ciudadana” aprobada por el Congreso local –“como instancia independiente”– ayudará a conocer la opinión de la gente, “lo que es fundamental.”