Y sí, los diputados de Morena y aliados salieron «con su batea de babas»

El pleno del Congreso de Baja California aprobó un acuerdo que permite realizar la consulta popular sobre la reforma constitucional que amplía de 2 a 5 años el próximo periodo de gobierno en Baja California.

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos

Ensenada, B.C., 22 de agosto del 2019.- Para ello, Morena y sus aliados PT, PVEM, Transformemos y la independiente Trinidad Vaca Chacón, impusieron su mayoría calificada (17 votos) para crear una Comisión Especial que organizará la consulta.

Ese órgano especial tiene mayoría absoluta de los partidos coaligados. Quedó así: cinco legisladores de Morena, uno del PT y uno del Verde Ecologista.

Se encargará -por indeterminadas semanas- de establecer la logística y los trabajos necesarios para la realización de la consulta y coordinará sus esfuerzos con el Instituto Estatal Electoral (IEEBC) que es la instancia legal encargada de organizar, desarrollar, computar y declarar los resultados de la Consulta Popular.

La Comisión Especial la integran Miriam Cano (Presidente), Eva Rodríguez (Secretaria), Juan Manuel Molina, Rosina del Villar, María Luisa Villalobos, Víctor Navarro, César Vázquez y Fausto Gallardo (vocales).

La mayoría impone (Cortesía)

Los comisionados invitarán a Patricia Ramírez Lucero, legisladora de Morena y Presidente de la Comisión Jurisdiccional de la Cámara de Diputados en el Congreso de la Unión, a que coordine a los parlamentarios federales por Baja California que deseen participar como «coadyuvantes y observadores» de la consulta.

Cabe destacar que Ramírez Lucero aprueba la ampliación de mandato a 5 años para Bonilla y el 15 de julio, en una entrevista con el diario digital Uniradio Informa, propuso la realización de un referéndum «para que la sociedad ratifique o deseche las reformas realizadas por los diputados locales del PAN en las que se amplió el periodo de la próxima gubernatura de Baja California.»

Correspondió a Monserrat Caballero Ramírez, Presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), presentar el acuerdo al pleno con el énfasis de que el ejercicio de participación permitirá conocer de manera «abierta, transparente y democrática» el sentir de los ciudadanos respecto a la ampliación de mandato.

El grupo mayoritario determinó que la consulta será pagada con recursos de los poderes legislativo y ejecutivo de Baja California.

Esto significa, explicó la mayoría morenista, que serán los militantes de partidos políticos, organizaciones civiles, ciudadanos en general y legisladores locales y federales de Morena los que aportarán el dinero para sufragar la consulta.

Lo que se hace en su nombre (Foto: Uniradio Informa)

El diputado David Ruvalcaba Flores, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), pidió que la propuesta se retirara del orden del día por ser ilegal, un acto “jurídicamente aberrante.”

Igualmente -dijo-, es contraria a la obligación del congreso de enviar la declaratoria de la reforma constitucional del 7 de julio al poder ejecutivo para su publicación en el Periódico Oficial del Estado.

Y además violatoria del principio de objetividad, pues al ser financiada por Morena, sus miembros, adherentes y simpatizantes, además de diputados y funcionarios públicos, obtendría los resultados que a ellos les favorezcan.

Ruvalcaba precisó que el artículo 73 de la Ley de Participación Ciudadana, norma que rige el proceso de plebiscito, referéndum y consulta popular en Baja California, específicamente prohíbe la utilización de esta herramienta democrática en temas electorales.

También el artículo 35, Fracción VIII, inciso 3o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que prohíbe la la Consulta Popular en materia electoral, ordenamiento que respeta y reproduce el artículo 5, Apartado C (Participación Ciudadana), Párrafo Séptimo de la Carta Mágna de Baja California, la cual igualmente cancela la posibilidad de hacer una Consulta Popular en materia electoral como la que hoy proponen Morena y sus aliados en el congreso.

“Además –indicó el diputado priista-, la propuesta no cuenta con los elementos legales para establecerse con dispensa de trámite.”

David Ruvalcaba, del PRI (Cortesía)

A su voz se unieron los diputados del PAN (3), Movimiento Ciudadano (1) y PRD (1), pero la votación fue abrumadora para Morena y sus aliados.

El diputado Juan Manuel Molina, de Morena, cerró con un discurso en donde aseguró que los partidos de oposición “le temen a la participación ciudadana en una consulta o votación.”

Ayer, luego de conocer la propuesta de Catalino Zavala que hoy se concretó, el ex candidato a la gubernatura de Baja California por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jaime Martínez Veloz, consideró que la petición “es una jalada” e insistió en que el futuro de la reforma constitucional se debe dirimir a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Y preguntó a Catalino Zavala:

“Propones hacer una consulta de una ley que según tu traes perdida en el Congreso del Estado. ¿Ya la encontraste? ¿O no la han turnado al Gobierno del Estado con el propósito de salir con su batea de babas?”