Playas de Rosarito no ratifica voto a favor de Ley Bonilla y abre la puerta para su cancelación

En un vuelco jurídico inesperado, el cabildo de Playas de Rosarito votó por mayoría simple no aprobar el acta de la sesión del ayuntamiento que la noche del 9 de julio ratificó la reforma constitucional que amplió de 2 a 5 años el gobierno del morenista Jaime Bonilla Valdez.

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos / Foto principal ilustrativa de una sesión del cabildo de Rosarito (Cortesía)

Ensenada, B.C., 22 de agosto 2019.- La decisión abre la posibilidad de cancelar la llamada “Ley Bonilla”. Fue apretada: seis regidores votaron en contra de la ratificación y cinco –incluida la Presidente Municipal Mirna Rincón Vargas– votaron a favor de la confirmación.

Técnicamente, la no aprobación del acta del cabildo anula para Jaime Bonilla la validez de la reforma constitucional y solo resta a los regidores que sufragaron a favor de la ampliación, tratar de reponer el procedimiento en 72 horas y lograr que 8 de los 12 ediles de Playas de Rosarito voten a favor.

La Constitución de Baja California pide que 3 de los 5 ayuntamientos de la entidad voten a favor de una reforma constitucional para hacerla válida. La llamada “Ley Bonilla” logró esa cantidad la noche del 9 de julio con los votos de Ensenada, Tecate y Playas de Rosarito.

En la sesión de ayer por la noche del cabildo de Playas de Rosarito, a la que no asistió el síndico procurador Miguel Ángel Vila Ruiz -un edil a favor de la ampliación del mandato a 5 años-, enfrentó a los regidores del Partido Acción Nacional con la presidente municipal Mirna Rincón, quien fue oficialmente expulsada el 10 de agosto de ese partido por apoyar y votar a favor de Jaime Bonilla.

La alcaldesa y cuatro de sus aliados argumentaron que un gobierno de 2 años no permitirá hacer nada al nuevo gobierno estatal, tesis que no convenció a los opositores quienes optaron por exponer la experiencia positiva de Puebla y Veracruz con gobiernos de transición similares.

Además, los que ganaron la votación recordaron que la sesión extraordinaria de cabildo del 9 de julio fue ilegal porque de último minuto se modificó el día y la hora de su realización, que originalmente se convocó para el miércoles 10 de julio a las 8 de la mañana.

Mirna Rincón mete en problemas graves a Jaime Bonilla (Foto: Cadena Noticias)

“Vía correo electrónico cambiaron la convocatoria para la noche del martes 9 de julio, por lo cual yo no me enteré a tiempo y no pude asistir, cosa que le sucedió también a cuatro de mis compañeros”, dijo entonces el regidor panista Ricardo Martínez Cabrales.

El edil consideró esa acción como “un madruguete del cabildo” y afirmó que Mirna Rincón “demostró incongruencia entre el decir y el actuar, ya que originalmente comentó que votaría en contra de la reforma.”

Concluyó: “Si yo hubiera asistido, mi voto habría sido en contra”, cosa que Ricardo Martínez finalmente hizo ayer por la noche al igual que otros cinco regidores.

Horas antes de los inesperados hechos en Playas de Rosarito, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de Mexicali afirmó que la aprobación de crear una Comisión Especial de legisladores que impulse la Consulta Popular que defina la posición de la ciudadanía en torno a la ampliación del periodo de gobierno, “carece de sustento legal.”

“Esta herramienta de participación ciudadana no tiene validez en temas electorales”, subrayó el sindicato patronal en un comunicado.

Por ello, los empresarios exigieron a la directiva de la XXIII Legislatura estatal que cumpla con su obligación de enviar al gobernador Francisco Vega de Lamadrid, el Decreto 112 del congreso para su publicación y así permitir que los opositores a la norma procedan jurídicamente en su contra en tribunales federales, incluida la Suprema Corte de Justicia.

“El estado necesita certidumbre jurídica y ya saber de cuántos años será el próximo gobierno estatal”, manifestó en un comunicado la Coparmex que preside Ernesto Elorduy Blackaller.

Nota de contexto: