«Jalada», la propuesta de Catalino Zavala de consulta a Ley Bonilla: Martínez Veloz

De manera sorpresiva, la tarde de hoy la mesa directiva del Congreso de Baja California presentó a la Junta de Coordinación Política una propuesta para someter a consulta pública la reforma constitucional que otorgó tres años más de gobierno al morenista Jaime Bonilla Valdez.

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos

Ensenada, B.C., 21 agosto 2019.- La proposición la hizo el Presidente del Congreso Catalino Zavala Márquez y ya la analizan los integrantes de las nueve organizaciones políticas que integran la 23 legislatura del estado que asumió el poder apenas el 1 de agosto.

Ello porque la iniciativa será votada en la sesión ordinaria del congreso mañana jueves 22 de agosto.

Al conocer la propuesta del presidente del congreso, Jaime Martínez Veloz, ex candidato a la gubernatura de Baja California por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), consideró que la petición “es una jalada” e insistió en que el futuro de la reforma constitucional se debe dirimir a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Y preguntó a Catalino Zavala:

“Propones hacer una consulta de una ley que según tu traes perdida en el Congreso del Estado. ¿Ya la encontraste? ¿O no la han turnado al Gobierno del Estado con el propósito de salir con su batea de babas?”

En efecto, Zavala Márquez, quien el 1 de noviembre asumirá el cargo de Secretario de Educación y Bienestar Social del nuevo gobierno estatal y con 30 años en el congreso como representante popular del PRD y Morena, no mencionó en su informe a la prensa si ya aparecieron los documentos que avalan la reforma constitucional -también conocida como “Ley Bonilla”-, para su entrega al ejecutivo estatal y posterior publicación en el Periódico Oficial del Estado.

Se trata del último paso para que la reforma que se aprobó el lunes 8 de julio por mayoría calificada de 21 diputados de la pasada legislatura, pueda entrar en vigor y ser objeto de al menos tres acciones de inconstitucionalidad por parte de los partidos PRD, PAN y PRI; una controversia constitucional del Gobernador Francisco Vega de Lamadrid, y juicios de amparo de diversas cámaras empresariales de Baja California.

Catalino Zavala en una ilustración del portal de noticias Hiptex.

Al anunciar la sorpresiva propuesta de la bancada morenista (13 diputados) al resto de las fuerzas políticas que conviven en el congreso –los aliados de Morena que son el PT, Verde Ecologista y Transformemos; así como el PAN, PRI, PRD, Movimiento Ciudadano y Partido de Baja California-, Zavala Márquez manifestó:

Propusimos que (la reforma constitucional) sea sometido a consulta para que sean los ciudadanos que (sic) mandaten al congreso la situación sobre este tema, con la visión orientada a dotar no solamente de un sustento jurídico, sino de una mayor legitimidad democrática a la reforma constitucional de dicha ampliación del mandato.”

Es la Ley de Participación Ciudadana de Baja California la que regula la norma de la Consulta Pública en el estado, herramienta que corresponde al Instituto Estatal Electoral poner en práctica para su organización, desarrollo, cómputo y declaración de resultados.

Para que su corolario sea vinculatorio (de aplicación obligatoria para el ejecutivo), deberán participar al menos el 20% de los ciudadanos inscritos en el Listado Nominal Electoral que actualmente es de dos millones 811 mil 75 personas.

Es decir, se necesitaría la participación de un mínimo de 562 mil 215 ciudadanos para que la consulta sea válida.

Sin embargo, el Artículo 73 de la Ley de Participación Ciudadana dispone:

“No podrán ser objeto de Consulta Popular la materia electoral; los ingresos, egresos o el régimen interno y de organización de la administración pública del Estado; la seguridad pública; los actos de expropiación o limitación a la propiedad particular; y los demás cuya realización sea obligatoria en los términos de la Ley.”

Todavía no gobierna y ya huele mal, dicen las protestas (Foto: Sergio Caro).

Por su parte, Martínez Veloz publicó en redes sociales una carta dirigida a Catalino Zavala en duros términos. Dice de la propuesta del morenista y ex perredista:

“Las leyes no están para ser interpretadas por los funcionarios, sino para cumplirlas. Después de tantos años en la política cuando menos eso deberías de haber aprendido.”

Considera:

El temor que tienen tú y Bonilla a perder la resolución en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sobre la reforma chafa, votada por ti y tus compañeros de la pasada legislatura en medio de un escándalo de corrupción, los tiene contra la pared y ahora no saben qué hacer (…) Fuiste parte de uno de los hechos más bochornosos que será recordado por la historia de Baja California.”

Estima que la propuesta de Zavala es simple y llanamente una violación a la legalidad vigente en el Estado, además de que no tiene ningún fundamento legal ni aspiración democrática.

“En todo caso, ¿por qué no se te ocurrió tan brillante idea sobre la consulta, antes de emitir tu voto sobre el engendro que procrearon 21 diputadillos el pasado 8 de Julio? Tu propósito no es democrático ni legítimo y mucho menos legal. ¿Cuál es el fundamento jurídico en el que justificas tu propuesta?”

Agrega que, para desgracia del ex perredista, su trayectoria como luchador social la está haciendo añicos “al servir de esquirol a Jaime Bonilla” quien “todos los días viola cuando menos algún artículo” de las normas mexicanas.

Afirma:

“Pretendes una consulta para que tu patrón Jaime Bonilla vuelva a reunir fondos, extorsionando, obligando o amenazando a empresarios y comerciantes para que lo apoyen financieramente en esta nueva aventura, poniendo carteleras, anuncios, slogan, logotipos y cuanta cosa se les ocurra para ganar una consulta en donde nadie garantiza la equidad ni mucho menos la transparencia.”

Jaime Martínez Veloz luego de presentar en la Ciudad de México la denuncia penal en contra de los legisladores que aprobaron la Reforma Bonilla (Foto: Cortesía)

Y le aconseja:

“Si en realidad te preocupan las consultas (públicas), formula una propuesta de consulta sobre la Desalinizadora de Rosarito, planificada y promovida desde San Diego por Jaime Bonilla como funcionario norteamericano; o sobre la instalación o no de la empresa cervecera Constellation Brand; o las casetas de cobro. Esos son temas que le preocupan a la ciudadanía.”

Y concluye diciendo a Catalino Zavala:

“No quiero dejar de apreciarte por este desliz. Ya estas grande igual que yo. No malgastes lo poco o mucho capital político que tienes apoyando las ocurrencias de un aventurero, que hace mucho tiempo renunció a sus orígenes y se convirtió en un filibustero (…) Actúa con dignidad para que cuando menos tus hijos tengan un recuerdo honorable de su padre (…) No dejes que te arrastre el desprestigio de un personaje reprobado por la historia, el cual no te considera ni su amigo ni su socio, porque Jaime Bonilla lo único que tiene son cómplices y empleados.”