A DOS DE TRES CAÍDAS: Ni flores ni dagas: mujeres; solo eso

No son frágiles de cuerpo, no son cándidas amantes,

ni de estrellas es el brillo de sus ojos,

ni es su piel de luna, ni de perfumada canela.

Son fuertes, determinadas, amantes fieras,

inteligentes personas y quizá malvadas o adorables.

Arturo Ruiz, El Súper Cívico/ 4 Vientos

Ellas son iguales y diferentes,

Ellas aportan y demandan,

son polvo antiguo y agua nueva,

cuerpos de carne viva y encendida

y espíritu de fuegos ardientes.

 

Solo debemos comprender y respetarlas,

a nosotros nos llegó el tiempo de entenderlo.

Y nadie, ni mujer, ni hombre, niños o niñas

ni ancianos inmutables, ni las sabias abuelas,

merecen muertes violentas ni indignas afrentas.

 

Ni el sol es cálido macho, ni la luna es hembra sombría,

ni la tierra es madre, ni el rayo viril fecundador de nada,

la poesía sabrá externar los sentimientos en tiempos nuevos,

de amores y pasiones en tiempos de igualdad y odio,

hoy, solo cabe en el alma inquieta, una reflexión tardía.

Ensenada, en el verano tardío del año 2019

Imagen de portada: en la marcha de las mujeres contra la violencia sexual y los feminicidios, en la CdMX Agosto 2019. Foto: Excélsior/internet