Gobierno federal se acredita detención de activistas que liberaban las casetas de peaje en carreteras de BC

Un par de días después de que el gobernador electo de Baja California y el Delegado Único de Programas Federales en el estado –Jaime Bonilla Valdez y Alejandro Ruiz Uribe, respectivamente- expresaran su malestar con la toma de casetas de peaje en las carreteras de cuota de la entidad, un operativo policíaco especial concluyó en la detención del activista Polo Bejarano en Tijuana.

4 Vientos / Foto principal: En abril, y en la caseta de peaje en San Miguel, Ensenada, policías detuvieron a 4 «liberadores» de caseta por los presuntos delitos de riña y robo (Uniradio Informa)

Ensenada, B.C., 9 de agosto del 2019.- Fue Ruiz Uribe quien dio a conocer los resultados del operativo que incluyó actos civiles de protesta en la Estancia Municipal de Infractores en Tijuana para la libertad de Bejarano, y una agresión de la policía municipal en contra de dos fotógrafos que trabajan para el diario El Sol de Tijuana.

Sin mencionar el nombre de Bejarano, el también llamado “Superdelegado” federal dio a conocer que en el operativo sólo se detuvo a una persona, pero residentes de la colonia Lomas del Rubí que protestaron en la estancia municipal, indicaron que también quedó presa una persona que identificaron con el nombre de Guillermo López.

También sin precisar en su acusación, Ruiz Uribe afirmó que el líder del movimiento para liberar las casetas pagaba un sueldo a quienes realizaban esa actividad y que, tras recaudar grandes sumas de dinero que pedían de manera voluntaria a los automovilistas, ese dirigente se quedaba con la mayor parte del recurso para supuestamente apoyar a grupos vulnerables como adultos mayores o damnificados de Lomas del Rubí.

El Delegado Único dijo a la prensa que antes del operativo se sostuvieron diversas pláticas con los activistas, pero no llegaron a un acuerdo por lo que se procedió a retirar a los manifestantes de las casetas y detener a quienes encabezaban la toma de las casetas.

Vecinos de Lomas del Rubí acudieron a la estancia de infractores de Tijuana para pedir la liberación de Polo Bejarano (El Sol de Tijuana).

“Desde hace meses se viene dialogando con los que tenían tomadas las casetas de El Hongo, Tijuana y de la Carretera Escénica Tijuana-Ensenada, pero no se pudo llegar a ningún acuerdo, por lo que se tuvo que hacer uso de la fuerza pública para retomar el orden”, explicó.

De acuerdo con el El Sol de Tijuana, vecinos de Lomas del Rubí informaron que elementos de la Marina, la Guardia Nacional, la Policía Federal y agentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) se apostaron desde las 6:30 horas en las inmediaciones de la caseta de peaje que se ubica en la carretera Tijuana-Tecate.

«En ese retén, a la hora de retornar los compañeros de Delicias, los detiene la PGJE en la caseta. Los detuvieron, los bajaron y les sacaron todas las cosas de la cajuela, todas las lonas, consignas que ellos traían y golpearon a un compañero; fueron detenidos dos, el señor Guillermo López y Polo Bejarano», dijeron al periódico los manifestantes.

También que un juez penal les informó que los detenidos serán liberados en 36 horas, “ya que no se les dio el derecho a salir bajo fianza.”

Caseta liberada en Tijuana (Facebook)

En las redes sociales, otros activistas hacían llamados a otros grupos en resistencia para que se sumaran a los actos de protesta a favor de la libertad de Bejarano, quien ha participado en diversas actividades sociales en Tijuana, Playas de Rosarito y Mexicali, aunque en enero de este año tuvo un incidente negativo con el reportero Juan Carlos Noriega, del portal Periodismo Negro, de Mexicali.

Finalmente, trascendió que José Luis Camarillo y su hijo Omar tuvieron un altercado con policías municipales que custodiaban en la Estancia de infractores en el momento de la protesta civil a favor de la libertad de Guillermo López y Polo Bejarano.

Según narraron los afectados, uno de ellos no mostró una identificación que lo acreditara como reportero gráfico, y por ello ambos fueron sacados del sitio por la fuerza.

Por la tarde, el Secretario de Seguridad Pública Municipal de Tijuana, Marco Antonio Sotomayor, informó que no se permitirán agresiones a periodistas por parte de los agentes y que tanto su oficina como la Sindicatura Municipal y la Dirección de Asuntos Internos realizarán una investigación para conocer qué sucedido y castigar, de ser necesario, a quienes retiraron por la fuerza a los fotoreporteros.