A DOS DE TRES CAÍDAS: Móchense con la micha, dijo El Peje

En una huerta de naranjos, el administrador decidió otorgar una parte de la producción a sus promotores.

Y para hacer el reparto, partió del criterio de darle más a aquel que había logrado colocar un mayor volumen de venta y que por tanto había ganado mayores comisiones, y así se fue reduciendo el reparto de más a menos.

Arturo Ruiz, El Súper Cívico/ 4Vientos

Pero resulta que una crisis generó desempleo en la comarca en donde se ubicaba aquel huerto, y como resultado de esa situación, pues había personas menesterosas que iban a pedir naranjas al administrador.

Ante esa situación, al genial administrador, se le ocurrió que sus promotores que ya habían ganado comisiones, participaran también en la donación para ayudar a los que menos tienen. Y entonces les pidió que cada uno de ellos cediera la mitad de lo que se les había entregado.

De tal forma que el que había recibido mil naranjas diera 500, el segundo que había recibido 500 diera 250, el que recibió 100 diera 50 y el que había recibido diez naranjas diera cinco.

El criterio parecía justo ya que todos aportarían por igual un 50 por ciento de su inventario de naranjas.

Pero al final el que había recibido menos comisiones y menos naranjas, se quedaría tan solo con 5 naranjas, mientras que el más se había beneficiado con las ventas y comisiones, se quedaría con 500 naranjas.

Visto así, la decisión del 505 para todos no era tan pareja.

Porque usted estará de acuerdo que si alguien tiene una naranja entera  y es obligado a donar la  mitad de esta, pierde menos que aquel que tan solo tiene un gajo y es obligado a dar la mitad del mismo.

Bueno pues de similar forma veo el llamado de nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador de pedirle a los partidos que se mochen con la mitad de su financiamiento público, porque resultan extravagante los montos que recibirán cada uno de ellos.

Y sí, es mucho dinero, ya que en 2019 para actividades ordinarias Morena recibió más de mil 567 millones de pesos, el PAN 861 millones, el PRI 811 millones, el PRD 396 millones, el PT 347 millones, el Verde 378 millones, MC 365 millones, en total, tan solo para gastos ordinarios en 2019, el pueblo le entregó a los partidos políticos un monto total de 4 mil 728 millones de pesos.

Y para 2020, el INE estima que se entregarán a partidos políticos un total de 4 mil 988 millones de pesos, de los cuales a la austera de MORENA le tocaran mil 653 millones, al PAN 908 millones, al PRI 856 millones, al PRD 418 millones, al PT  366 millones, al VERDE 399 millones y a MC  385 millones.

Pero esa determinación de entregar dicho recurso, es parte del presupuesto que autorizó la Cámara de Diputados Cámara en 2019, en la que MORENA y sus aliados tienen mayoría y que por tanto desde ese poder legislativo, pudieron haberse realizado los ajustes a la baja en el financiamiento público a los partidos políticos.

¿Lo harán ahora, para reducir ese monstruoso gasto de dinero público destinado a los partidos en 2020?

No lo creo, pero ojalá y sí lo hagan; por otra parte, ese modelo de reparto de dinero del pueblo, está diseñado para fortalecer a los partidos más grandes y colocar en desventaja a los partidos minoritarios.

Así se concibió desde los tiempos del priismo como partido dominante, así se permitió con el  PAN en el poder y así sigue funcionando con Morena.

No sería mucho más justo para todos, que en los tiempos de una prometida Cuarta Transformación, se redujera al 50 por ciento ese financiamiento público y que TODOS los partidos recibieran la misma cantidad, para equilibrar las fuerzas y la contienda electoral.

Ya que de cualquier forma el partido mayoritario tendría más fuerza, debido a sus posiciones de representación popular en los poderes ejecutivo y legislativo. Lo que le daría un mayor margen de operación.

Y por supuesto que el financiamiento privado, debe seguir siendo menor que el financiamiento público, más en un país como el nuestro en donde la opacidad, el tráfico de influencias la licitaciones a modo o la entrega de obras y servicios por adjudicación directa, generan una serie de complicidades que van de lo económico a lo político, sin dejar de mencionar el riesgo de que entre dinero sucio al financiamiento de candidatos y partidos.

Pero en fin, mientras los ciudadanos no actuemos y lo permitamos, al último los dirigentes de partidos, la clase política y los desarrolladores y operadores de marketing político seguirán jugando con la generación de percepciones, la demagogia como discurso populista y el sesgo sectario, para continuar en el poder… ¿O no?

Gobernador Francisco Vega y Gobernador elector Jaime Bonilla

PD 1: Ya merito se va Kicorrupto el Sátrapa Gobernador de BC y está por llegar, -si  no hay cambios en el Tribunal Federal Electoral- Bonilla el Cacique Feudal Gringo, que trae toda la intención de entregar el agua de Baja California a sus paisanos de California USA.

PD 2. La 23 legislatura tiene el mayor número de diputados reciclados y en reuso de toda su historia; 10 de ellos ya han sido con anterioridad legisladores, la duda es si usarán esa experiencia para servir al pueblo o para servirse del pueblo… a como los veo irán por sus intereses y los de su jefe gringo.