Detienen a 4 elementos de la FAM; se enfrentaron a tiros con policías de Ensenada

Cuatro elementos activos de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) fueron detenidos la madrugada de hoy en Ensenada luego de enfrentarse a tiros con policías preventivos municipales, informaron la tarde de hoy elementos de la Dirección Municipal de Seguridad Pública.  No hubo lesionados.

4 Vientos

Ensenada, B.C., 14 de julio 2019.- Los hechos ocurrieron 10 horas después de que soldados del Ejército Mexicano aseguraron dos toneladas de marihuana transportadas entre cajas de jitomate, en el retén militar instalado en El Rosario, poblado que se encuentra 320 kilómetros al sur de la ciudad de Ensenada.

En el reporte de la institución policial municipal, que omitió decir que 4 de los detenidos pertenecen a la FAM, los militares presuntamente adscritos a la Base Aérea Militar Número 3 con sede en la colonia El Ciprés, Ensenada, fueron identificados como Rigoberto “N” (28 años), subteniente de la Fuerza Aérea; y Jesús Armando “N” (32), Erick Eloy “N” (22) y Ricardo “N” (37), todos ellos con grado de tenientes de la misma corporación castrense.

De acuerdo con el comunicado oficial, los policías acudieron a las 0:15 horas de hoy a la calle Arrecifes, del fraccionamiento Puerta del Mar, en respuesta a un reporte ciudadano de que se habían hecho detonaciones de armas.

Dos agentes municipales a bordo de una patrulla encontraron una camioneta marca Dodge Nitro, con placas de circulación VRF2853, del estado de Sinaloa.

Al intentar detener al vehículo, las personas que viajaban en la unidad agredieron a tiros a los policías, quienes lograron repeler la agresión y salir ilesos.

Después de la balacera se inició una persecución que terminó cuando otras patrullas municipales se unieron a la asechanza, obligando al conductor de la camioneta a perder el control del vehículo.

Se detuvo a seis personas: los cuatro militares y dos civiles: Humberto Alejandro “N” (29 años) y Elvia Lizeth “N” (26), algunos de ellos en estado de ebriedad.

A los detenidos se les decomisó tres revólveres abastecidos con balas calibre 9 milímetros, así como cinco cargadores listos para usarse.

En el interior de la camioneta también se encontraron varios teléfonos celulares y botes de cerveza.

Al acudir al sitio de la balacera, peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) recuperaron más de 20 casquillos percutidos de bala calibre 9 milímetros.

Los militares y los dos civiles quedaron a disposición del Ministerio Público del Fuero Común para averiguación, en tanto que las dos toneladas de marihuana –164 paquetes con un valor de 2.8 millones de pesos-, así como el chofer del tractocamión que trasportaba la droga, fueron turnados al Ministerio Público federal.