MUSA VERDE: Protegiendo la migración

La migración animal es un evento periódico, generalmente anual, en el que una población animal se desplaza entre dos ecosistemas para asegurar recursos o reproducción.

Horacio de la Cueva / 4 Vientos / Foto principal: migración del salmón en Canadá (Vista al Mar)

No todos los animales son capaces de migrar, el costo de moverse no se compensa con las ganancias obtenidas con la migración. Los mamíferos terrestres tienen que ser cuando menos del tamaño de un perro mediano, mientras que los mamíferos marinos y los peces son capaces de viajar grandes distancias, ya que el agua carga con su peso, abatiendo el costo de transporte.

La migración de la mariposa monarca se hace en varias generaciones, los murciélagos y los colibríes (excepto los más pequeños) son capaces de migrar. También puede la mayoría de las aves, siempre y cuando vuelen o naden, pero no si caminaran.

En las planicies africanas los herbívoros como gacelas, jirafas, elefantes, cobras, cebúes y un largo etcétera migran con las lluvias, siguiendo el crecimiento de las plantas. Estos migrantes son el alimento de leones y guepardo. Al final de la trama alimenticia quedan los carroñeros, hienas y buitres.

Hay migraciones multianuales como la de los salmones que salen de remansos de agua dulce en riachuelos continentales, bajan al océano donde pasan la mayor parte de su vida. Regresan a desovar a su lugar de nacimiento, donde mueren. En el intermedio son el foco de pesquerías deportiva, comercial y nativa.

La contaminación de los ríos los puede hacer perder el rastro de su origen, la explotación forestal enturbia las aguas claras necesarias para el desarrollo de los huevos y el calentamiento global y la deforestación pueden volver mortales las temperaturas de los remansos.

La ballena gris ha hecho mundialmente famosas a las lagunas de Baja California porque las hembras paren allí para después viajar al Norte para pasar el verano en las aguas frías y altamente productivas del golfo de Alaska. El calentamiento del océano acortará sus viajes. La temperatura apropiada para el desarrollo de los.ballenatos se dará más al Norte. Viajes más cortos se convierten en más energía para el desarrollo embrionario y la producción de leche, en consecuencia Baja California pierde una fuente de ingresos.

Sabemos que tiburones, ragas, atunes y otros grandes peces pelágicos migran a sitios de reproducción, como lo son las aguas de la isla Guadalupe o el archipiélago de Revillagigedo. Lugares donde las condiciones favorecen el crecimiento y protección de los recién nacidos.

Las siete especies de tortugas marinas nacen en unas cuantas playas del mundo, pasan su vida en el océano viajando miles de kilómetros y regresan a anidar.

Pese al alto costo de volar, muchas aves se desplazan grandes distancias periódicamente. Se reproducen en el verano en sitios de alta productividad, cerca o más allá de los círculos polares y pasan el invierno en ambientes con recursos más estables. Las aves marinas se reproducen en colonias en islas trayendo alimento a los pollos de ambientes productivos lejanos para después dispersarse por el resto del año.

Foto: Vista al Mar

Al migrar los animales se muevan sobre ambientes diferentes a los que están adaptados para vivir y deben cruzar barreras como montañas, desiertos, océanos o corrientes termales en el mismo océano, todos medios ajenos a su forma de vida donde no hay alimento o refugio.

En el Antropoceno hemos modificado los ambientes entre los que se mueven los animales migratorios así como los que usan en su tránsito y hemos agregado barreras que deben superar. No es sólo el cambio climático. Basta asomarnos por la ventana para ver que hemos modificado el ambiente, que nuestros desarrollos no son el lugar para la naturaleza.

No somos luditas para destruir y renegar de nuestra forma de vida. Si tenemos la capacidad y el deber de proteger y conservar a la naturaleza de forma tal que los procesos naturales sigan y logremos el desarrollo sustentable. Sin los procesos naturales los servicios ambientales que cubren nuestras necesidades más básicas como agua y aire limpios o la tierra fértil no se dan.

Ciudadanos, organizaciones de la sociedad civil, gobiernos y organismos internacionales debemos protejer y promover la continuidad de las migraciones. Son un proceso natural del que tenemos mucho que aprender.

Además, pido que se encuentre y castigue a los culpables intelectuales y materiales de los asesinatos de Miroslava Breach y Javier Valdéz y el secuestro de los 43 normalistas de Ayotzinapa. ¡Viva la Comisión de la Verdad! Que beba Mexicali, dejemos a Constellation sin agua.