REDES DE PODER: Extremos

Cuando Michel Foucault empezó a estudiar el fenómeno de las relaciones asimétricas de poder, se inauguró un nuevo campo del conocimiento.

Alfonso Torres Chávez/ 4 Vientos

Foucault planteó esquemas que modificaron conceptos fundamentales de derecho penal.

Sus detractores lo ataron por sus preferencias sexuales y por haber adquirido el virus del SIDA.

Sin embargo, una fuerte corriente filosófica hizo que sus teorías explicaran de manera clara cómo es que existen las relaciones de poder.

Su obra VIGILAR Y CASTIGAR es uno de los libros fundamentales para entender la estructura del derecho penal moderno.

La microfísica del poder fue explicada por Foucault de una manera brillante. Foucault toma la cárcel como un modelo social.

Intenta explicar la relación entre poder y saber.

Articula de tal forma que el poder se convierte para Foucault el centro de toda relación humana.

Nos sirve para definir lo correcto e incorrecto.

El poder es entonces según el autor francés, un mecanismo de control.

Las relaciones de poder de normalizan de tal forma que siempre habrá sujetos que dominen y que sean dominados bajo ciertas condiciones.

Es entonces como se establecen las relaciones de poder.

Los anormales sociales deben –según Foucault- ser dominados por los normales.

Viviendo en Suecia a principios de la década de los 50s lo hace escribir su Historia de la locura y en esa etapa se dedica a recorrer hospitales mentales y entrevistar a los pacientes.

Hay una microestructura del poder que fue definida por Foucault en su obra La microfísica del poder.

La disciplina es la que nos hace aceptar las normas sociales de conducta como  adecuadas.

Foucault entonces establece que debe existir una relación de cierta dominación y que esa es la base para establecer las relaciones de poder.

No podemos entonces establecer relaciones de poder con alguien que tenga nuestra misma fuerza, es por ello que se establecen entonces relaciones asimétricas de poder.

El dominado es siempre la base para ejercerlo.

La biopolítica trata de que el cerebro adquiera un autocontrol.

Así es como las relaciones de poder establecen siempre ciclos de dominación.