Mariguana medicinal y para uso lúdico y recreativo, la petición de 38 bajacalifornianos

A una semana de que 30 personas solicitaron amparo para poder importar y usar en Baja California medicamentos hecho con base a cannabis, este día ocho ciudadanos iniciaron los trámites para conseguir permisos individuales de consumo lúdico y recreativo de marihuana.

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos / Imagen principal: Semila de marihuana (cañamo.net)

Ensenada, B.C., 26 de junio del 2019.- En ambos casos los solicitantes radican en Tijuana, ciudad en donde hay 300 pacientes bajo tratamiento con sustancias cannabinoides -como el CBD y THC- en diversas patologías crónicas y en etapa terminal, así como neurologías degenerativas.

Héctor Rivera Valenzuela, Director en Baja California de Protección contra Riesgos Sanitarios, orientó a los ocho peticionarios de permisos de consumo lúdico de la hierba para que presenten su petición ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

Destacó que tres de los solicitantes elaboraron a mano su petición y que todos incluyen documentos legales para cubrir los requisitos de ley que deberán presentar en la comisión federal, dependencia que no está facultada para otorgar los permisos, pero es el eslabón jurídico necesario para solicitar un amparo.

Así, la petición de los ocho tijuanenses se da cuatro meses después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) publicó en el Semanario Judicial, el 22 de febrero, las ocho jurisprudencias que aprobó la Primera Sala del máximo tribunal de justicia del país que reconocen el derecho al libre desarrollo de la personalidad, complementado con la libertad de conciencia y expresión, así como el derecho a la salud.

Las jurisprudencias, si bien no legalizan ni despenalizan la marihuana, permite a los consumidores lúdicos y recreativos de marihuana en el país, a promover un amparo para obtener un permiso de siembra, cosecha y transportación de la hierba, sin afectar a terceros y sin fines de comercio.

Imagen: Internet

En 2018, la SCJN ordenó a la COPREFIS dar tres permisos a otros tantos solicitantes individuales, entre ellos el colectivo Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART) que representó el ex senador Armando Ríos Piter, para adquirir la semilla para su cultivo sin fines de comercialización o distribución.

Sin embargo, la jurisprudencia federal no establece con claridad de qué modo los amparados pueden adquirir de manera legal la semilla para cultivarla porque las leyes en la materia aún la contemplan como producto prohibido.

Una situación similar de incertidumbre la padecen miles de enfermos que desean importar y utilizar medicinas con cannabinoides.

De acuerdo con Héctor Rivera, en Baja California hay tres personas con permiso vigente de consumo de marihuana con fines medicinales, pero la no publicación en el Diario Oficial de la Federación de la normatividad correspondiente a la regulación del cannabis para usos médicos, ha frenado el uso legal de estos medicamentos en perjuicio al derecho humano a la salud.

La Fundación Loto Rojo, asociación civil sin fines de lucro que en Tijuana busca promover, apoyar y educar en el uso adecuado de aceite de extracto Cannabinoide medicinal en pacientes candidatos, indicó en un comunicado:

Mata de marihuana para uso medicinal, en California (Foto: Síntesis TV)

Seguimos en una era de prohibición, en un vacío de ley que no solo impide el acceso seguro a medicina, sino que además genera rezago sociocultural, industrial y comercial, y limita la investigación científica. Esto, al final del día, se transmite a pacientes desatendidos y desamparados.”

La organización, que atiende a 300 pacientes con medicamentos hechos con cannabinoides y visualiza atender parte de los 60 mil estadounidenses que podrían recibir tratamiento en Tijuana si se regularizara el uso de estos tratamientos en México, acompañó judicialmente a los 30 ciudadanos que solicitaron, el 19 de junio —en el marco de haberse cumplido 2 años después de la reforma a la LGS—, amparos en Juzgados de Distrito de Tijuana para importar y usar medicina hecha con base a cannabis.

Loto Rojo, que fundó y dirige el licenciado José Felipe Saucedo Cerda, destacó que el actual gobierno mexicano se ha pronunciado a favor de una ley más inclusiva.

“Pero mientras eso sucede, los pacientes esperan su turno. La cuestión es que muchos de ellos no pueden esperar ya que ésta clara omisión de ley por parte del Estado mexicano, viola el derecho humano a la salud.”

Finalmente, la asociación precisó que, en representación colectiva de todos los pacientes asociados a la Fundación, presentó la demanda de amparo que busca una respuesta del gobierno ante un “vacío de ley que lleva dos años negando el derecho a la salud y el derecho al uso compasivo de los pacientes más desamparados.”