Recorte presupuestal y miopía oficial para la Ciencia recorta 50% selección de bachilleres a taller para jóvenes en BC

El recorte presupuestal al sector científico nacional y la incomprensión “de gente que no alcanza a apreciar el impacto” que tienen los talleres de ciencia como una forma de atraer a la juventud al conocimiento científico y tecnológico, redujo este año en un 50% el número de bachilleres seleccionados en la edición 19 del Taller de Ciencia para Jóvenes (TCJ).

Todos@Cicese / 4 Vientos

Ensenada, Baja California, México, 24 de junio de 2019.- El Doctor Eugenio Méndez Méndez, investigador del Centro de Investigación Científica y de Estudios Superiores de Ensenada (CICESE) y representante del comité organizador del TCJ, expuso lo anterior al inaugurar el taller que reunió a solo 20 estudiantes de bachillerato de los 40 que tradicionalmente elige.

Aseguró que este año ha sido particularmente difícil organizarlo por la incertidumbre que enfrentan los centros públicos de investigación y las universidades mexicanas.

“Otorgar dinero a la ciencia, más que un gasto, es una inversión a largo plazo”, dijo y subrayó que la intención del taller es que los bachilleres conozcan de primera mano cómo se hace ciencia en México.

Nos topamos con la incomprensión de gente que no alcanza a apreciar el impacto que tiene este tipo de talleres en un país como el nuestro, que necesita muchos más científicos de los que tiene ahora”.

Pero destacó que a pesar de los recortes presupuestales que enfrenta la ciencia en México, la comunidad científica de Ensenada, conformada por el CICESE, la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) y la UNAM, intensificaron esfuerzos para apoyar la participación de 20 bachilleres en la 19ª edición del taller.

Los jóvenes bachilleres (Cortesía).

Los jóvenes seleccionados provienen de Baja California, Ciudad de México, Colima, Estado de México, Guanajuato, Oaxaca, Puebla y Sonora.

Ellos tendrán la oportunidad de acercarse al quehacer científico y comprobar su vocación hacia la generación de conocimiento durante una semana, a través de cursos de física, química, biología y matemáticas.

También realizarán prácticas en laboratorios de las tres instituciones académicas y una visita al Observatorio Astronómico Nacional, ubicado en el Parque Nacional Sierra de San Pedro Mártir, en un viaje que incluye un par de experiencias sobre ecología y geología en distintos puntos del estado.

Y a pesar de ser una actividad ya tradicional en Ensenada, el taller aún no cuenta con un presupuesto establecido, por lo que el comité organizador se encarga, año con año, de conseguir recursos suficientes para los participantes ya que es una actividad totalmente gratuita para los jóvenes.

Eugenio Méndez destacó asimismo que esta edición se caracteriza por recibir a un 75% de mujeres jóvenes interesadas en la ciencia.

“Nos encantaría que todos tomaran el camino de la ciencia, pero si eligen otro, el taller les dará una visión más clara de cómo ayudar al país a través de la ciencia. Si deciden ser abogados, diputados, tomadores de decisiones… tengan una visión más informada de qué es la ciencia y una mejor comprensión del impacto que esta tiene en la sociedad.”

El taller en la Sierra de San Pedro Mártir (Cortesía)

Al participar como oradora en la ceremonia, la ex tallerista de la generación 2013 del TCJ, Citlali Romero González, invitó a los jóvenes a compartir sus puntos de vista e inquietudes durante esta semana de actividades.

El TCJ es una oportunidad para tener un panorama más amplio de lo que hace la ciencia […] En la punta del cordel está el compromiso que tenemos con la sociedad; ese compromiso de hacer cercano aquello que parece lejano, a la distancia, y compartir ese conocimiento que adquirimos”, dijo.

Por su parte, el Doctor Juan Tapia, director e investigador de la Facultad de Ciencias de la UABC, compartió que imaginar y soñar es algo muy importante para hacer ciencia; es algo que definitivamente motiva a los organizadores del TCJ a continuar promoviendo esta actividad.

“La ciencia puede ser tan seria o tan divertida como ustedes quieran”, dijo a los bachilleres.

Finalmente, recordó que también que es importante contribuir a la sociedad y al entorno cercano en el que se encuentra la comunidad científica.

Otros científicos que dieron la bienvenida a los talleristas fueron los doctores Guillermo Arámburo Vizcarra, encargado del Despacho de la Dirección Regional Noroeste del CONACYT; Juan Tapia Mercado, representante de la UABC; Ernesto Cota Araiza y Roberto Vázquez Meza, del Centro de Nanociencias y Nanotecnología y del Instituto de Astronomía, respectivamente, ambos de la UNAM, así como Jesús del Palacio Lafontaine, en representación del Consejo Estatal de Ciencia e Innovación Tecnológica de Baja California.