El Pacífico mexicano seguirá muy activo en esta temporada de huracanes

En la actual temporada de huracanes, en los litorales mexicanos se espera al menos 21 eventos. En el Pacífico su número estaría entre un 27 a 40% por arriba del promedio nacional de 15.

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos

Ensenada, B.C., 22 de junio del 2019.- El primero de ellos en el Pacífico, que se llamará “Alvin”, tiene un mes y medio de retraso en su formación, y la posibilidad de que uno toque tierra en la Península de Baja California será mayor en los meses de septiembre u octubre.

Así lo pronosticó el Doctor Luis Manuel Farfán Molina, investigador del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) destacado en La Paz, Baja California Sur, y uno de los pocos especialistas que tiene México en el tema.

El anuncio del científico mexicano coincide con el informe de la Organización Meteorológica Mundial que al iniciar el 15 de mayo la temporada de huracanes en el Pacífico, auguró para esa región al menos 24 eventos a nivel mundial en el periodo que concluirá el 30 de noviembre.

La creciente actividad de los fenómenos meteorológicos en el Pacífico también la reportó la Comisión Nacional de Agua (CONAGUA), que identificó 19 fenómenos hidrometeorológicos en la zona mexicana que pueden incluir 8 tormentas tropicales, 5 huracanes categoría uno o dos, y 6 de categoría tres, cuatro o cinco.

Al hacer el vaticino de la actual temporada y un balance del 2018, el especialista del CICESE indicó que de acuerdo con los modelos científicos que la institución utiliza para analizar estos fenómenos, en este año se esperan en el Pacífico mexicano más de los 15 que se presentan en promedio, y los 11 que intermedian en el Atlántico.

Huracanes en México, imagen satelital (Cortesía)

Aclaró que cada año la temporada de huracanes no tiene una fecha fija de inicio o de terminación, pero en general, en los últimos 30 o 40 años, la mayor parte de los ciclones inician el 15 de mayo en el océano Pacifico, y en el Atlántico a partir del primero de junio.

“Pero este año no ha sido así. El primer ciclón bien formado e intenso que puede recibir nombre, que será ‘Alvin’ (en el Pacífico), no se ha presentado en esta temporada”.

Aceptó que es muy difícil saber si en esta temporada alguno de estos fenómenos meteorológicos podría tocar tierra en la península de Baja California, como sucedió el 2 de octubre de 2018 cuando “Rosa”, disminuida su intensidad, impactó a menos de 200 kilómetros al sur de la ciudad y puerto de Ensenada, localidad que se ubica a casi 32 grados de latitud norte, por lo que muchos habitantes tienen la percepción de que ahí no llegan estos sistemas, por ser tropicales.

La probabilidad más alta de que eso ocurra es al principio de la temporada o hacia el final, como en septiembre u octubre, porque en ambos casos la dirección del viento, a 5 o 6 kilómetros de altura, tiene una componente del océano Pacífico hacia el continente. En consecuencia, habría una mayor probabilidad de que si está presente un ciclón pudiera desviarse y acercarse un poco más a las costas de México.”

El Doctor Farfán Molina señaló que históricamente un total de ocho huracanes han tocado tierra al norte de la península de Baja California y han seguido trayectorias cercanas a la ciudad de Ensenada. Antes de “Rosa”, el último que siguió una trayectoria similar fue el huracán “Nora”, a finales de septiembre de 1997; es decir hace casi 22 años.

 “¿Fue por el cambio climático? Es difícil saberlo porque podrían combinarse varios elementos. De hecho, ya ha pasado antes. No pasa cada temporada, pero no es algo nuevo. Algunas condiciones del océano y de la atmósfera como viento, humedad y temperatura, permiten que avancen un poco más hacia el norte”.

El huracán Rosa en el norte de la península, muy cerca de Ensenada, en 2018 (Cortesía).

De acuerdo con una base de datos de la Administración Nacional del Océano y la Atmósfera (NOAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, entre 1950 y 2017 han pasado ocho ciclones tropicales dentro de un radio de 200 kilómetros alrededor de Ensenada.

Los dos primeros no tienen nombre porque antes de 1963 los ciclones no seguían la secuencia de nombres que hay ahora. Se trata de eventos que ocurrieron en agosto (24 al 29) de 1951 y en septiembre (4 al 11) de 1959.

Los otros 6 fueron: “Jen-Kath” se presentó en septiembre (9 al 18) de 1963; “Emily” (30 de agosto al 6 de septiembre) en 1965; “Hyacinth” (28 de agosto al 7 de septiembre) en 1972; “Kathleen” en septiembre (7 al 11) de 1976; “Doreen” en agosto (13 al 18) de 1977 y “Nora” en septiembre (16 al 26) de 1997.

Finalmente, en su balance de la temporada 2018, dijo que fue un año activo en la porción del Pacífico ya que hubo un total de 22 ciclones tropicales, es decir 46% más que lo normal.

En las costas del Caribe y el Golfo de México la temporada tuvo un total de 15; ninguno tocó tierra por México, y en el Pacífico, de los 22 que hubo, 4 entraron a tierra nacional.