A DOS DE TRES CAÍDAS: Jaime Bonilla, el narco y Xicotencatl Leyva Mortera, coincidencias peligrosas en BC

Como usted sabe, si es de mis pocos lectores, no suelo abordar temas sobre el narcotráfico, pero cuando este se acerca tanto a la política esto se hace necesario, aun a pesar de los riesgos que ello implica.

Arturo Ruiz, El Súper Cívico

Dicen que no hay mayor valor o locura, que enfrentar a un enemigo más grande y más poderoso, pero la naturaleza nos da ejemplos de que hacerlo puede resultar exitoso.

Y es que en más de una ocasión me ha tocado ver como un cenzontle enfrenta a aves de rapiña como son los cuervos, cernícalos y halcones.

De tal forma que en una ocasión observé cómo un cenzontle encaraba a un halcón que se posó sobre un enorme eucalipto. Mientras la pequeña ave volaba frente al enorme depredador no dejaba de emitir sonidos. Y para mi sorpresa, se unió al cenzontle una Calandria amarilla de pecho negro y después otras aves más pequeñas. Ante tanto acoso de las pequeñas aves, al halcón no le quedó de otra más que emprender la huida, seguido de una ruidosa estela de pequeñas aves.

Quizá nosotros podamos imitar el valor del Cenzontle, el ave de las cien voces.

Dicho lo cual paso al tema.

Bonilla y Xicotencatl, cuando inauguraba temporada el club de beisbol Potros de Tijuana (Foto: Potros de Tijuana)

La afamada revista Proceso* público el 7 de enero de 1989 un artículo que describía de cuerpo entero al gobierno de Xicotencatl Leyva Mortera y al cual cabeceo como: En Baja California dominó la corrupción, el nepotismo, la represión.

En este artículo, la redacción de Proceso citó algunos pasajes que dan escalofríos y que nos hablan de una Baja California hundida en el terror, el crimen, el abuso de poder y el narco. Cito el siguiente:

«Amigo de sus amigos, Xico había comenzado a tolerar abusos, desordenes y francachelas de quienes designó funcionarios gubernamentales, más por amistad que por capacidad. Un ejemplo: El 10 de junio de 1984, durante la secuela de una parranda con motivo del cumpleaños del entonces procurador Eliseo Aguiñaga Espinosa, en el “Bar Hawaiano” del Hotel Palacio Azteca, uno de sus amigos y director de la penitenciaría del Estado, Carlos Serrano Acosta, mató a balazos a Héctor Alarcón, otro amigo del gobernador. El homicidio fue originado, además del alcohol, por la moda impuesta por el mismo Xico, de traer pistola fajada al cinto.”

Otro párrafo más: “El narcotráfico es otro de los estigmas de la administración de Leyva Mortera, en septiembre de 1985, Miguel Ángel Rodríguez Moreno, agente del Ministerio Público del fuero común y amigo y socio del despacho de Edgardo Leyva Mortera, fue sorprendido por agentes federales cuando personalmente custodiaba toneladas de mariguana en una casa de la Colonia Libertad. Los federales constataron que Rodríguez Moreno era “influyente”, por lo que decidieron hacerse a un lado, pero antes endosaron el asunto al Ejército. Los militares allanaron el domicilio, aseguraron la droga y aprehendieron a Juan José Padilla Barrillas, agente de la judicial estatal subordinado de Rodríguez Moreno. Durante los interrogatorios declaró que en el asunto estaban inmiscuidos el entonces procurador de justicia del estado, Eliseo Aguiñaga Espinosa; el director de la Policía Judicial, Alfredo Resendiz Murrieta, y el comandante de la corporación en Tijuana, Luis David Bolaños Cámara. Según el acta de la policía Judicial militar, todos ellos fueron mencionados, también como protectores de “polleros”. El asunto fue turnado al Ministerio Público Federal, quien a su vez libró orden de aprehensión contra varias personas, entre quienes se encontraba el socio del hermano del gobernador Miguel Ángel Rodríguez Moreno. Este huyó a Estados Unidos, pero luego de un tiempo regresó a Tijuana. Hace un año fue asesinado a balazos”

* https://www.proceso.com.mx/152044/en-baja-california-domino-la-corrupcion-el-nepotismo-la-represion

32 años después, Xico y Bonilla felices, se preparan para ejercer el poder nuevamentee en Baja California (Foto: Periodismo Negro).

La sombra del narco permeó durante todo el gobierno de Xico, y esto era ya tan reconocido, que Jesús Blancornelas, fundador del Semanario Zeta, lo documentó en sus editoriales, como el siguiente que fue publicado en el año 2010:  

“Los Arellano Félix. Recién llegados de Sonora, habitaron un departamento en edificio de cinco pisos, al pie del fraccionamiento Los Olivos. Luego empezaron a meterse con los jóvenes cercanos a Xicoténcatl Leyva Mortera, hasta llegar a su hermano Edgardo, conocido popularmente como “el Bombi”. En 1985, sin lugar a dudas, Xicoténcatl abrió las puertas al narcotráfico y el crimen en Baja California.

Y de acuerdo con datos biográficos que ha publicado el propio Jaime Bonilla, de 1982 a 1985 fue Director general (Propietario) del club de beisbol profesional “Potros de Tijuana” equipo que posteriormente sería expulsado de la liga de béisbol, por supuestas trampas y compra de jugadores de equipos adversarios.

En este tiempo, cuando Bonilla fue propietario del equipo Potros de Tijuana, se mencionaba con insistencia la participación en el financiamiento del equipo por parte del cártel de los Arellano, a través de Jesús Labra, aficionado al beisbol y quien posteriormente fue procesado como cerebro financiero de la organización criminal.

Nadie puede ocultar que a mediados de la década de los ochentas, ya era pública y notoria la relación de Jaime Bonilla con el gobierno leyvista. Relación, que nunca ha negado y que por el contrario presume abiertamente. ¡PRIMERA PELIGROSA COINCIDENCIA!

Y sobre el hermano de Xico, Edgardo Leyva Mortera, resulta que el hijo de éste y sobrino del ex gobernador de Baja California (de nombre Edgardo Leyva Escandon), apareció durante un tiempo en la lista de narcotraficantes que emitía el departamento del Tesoro norteamericano.

Y ahora, super recargados con Fernando Castro Trenti (Archivo).

De tal forma que el 5 de junio de 2018, Edgardo Leyva Escandón mantenía el  número 517 que le asignaron desde octubre de 2009, al identificarlo como integrante del cártel de Tijuana y peligroso miembro de la organización criminal que controló a sangre y fuego, el tráfico de drogas por esta frontera hasta hace unos años.

En el año 2006 tras la captura de Francisco Javier Arellano Félix, se supo que Leyva Escandón intervino para comprar el yate en el que detuvieron “al Tigrillo” Arellano y a sus compinches.

* https://tijuanapress.com/2018/06/30/retiran-cargos-de-narcotrafico-contra-sobrino-de-exgobernador/

Recordemos además que César Esquer, Elman Chávez y Pritam Sing fueron tres de las víctimas del CAF cuyos cuerpos fueron desintegrados en ácido, los “pozolearon” en 2003, cuando esa práctica era totalmente desconocida por la prensa y la opinión pública. Se daría a conocer hasta seis años después, tras la captura de Santiago Meza López “El Pozolero”, ex operador del CAF.

Cesar Esquer era un joven veinteañero egresado de la universidad, que en ese entonces trabajaba en Mexicali como editor de la página de internet de un periódico local. Viajó hasta Tijuana con sus amigos para cobrar el dinero de unos paquetes de marihuana que le dejó a su primo, quien trabajaba como policía y narcotraficante del Cártel Arellano Félix. La droga había sido robada a los operadores de los Arellano en Mexicali, así que cuando se enteraron del movimiento ordenaron asesinar a los muchachos y desintegrarlos en ácido. Por seis años estuvieron en calidad de desaparecidos, hasta 2009, cuando el primo mafioso de Esquer, capturado por robo y otros delitos, confesó el destino de su familiar y sus dos amigos.

* https://aristeguinoticias.com/1707/mexico/cartel-arellano-felix-23-anos-impunes-de-lavado-de-dinero/

Y mientras esto sucede en los pasajes oscuros del narcotráfico, en el ámbito político los Leyva Mortera regresan triunfantes del brazo de Jaime Bonilla.

Después de todo, Bonilla no tiene la culpa. «Buena» sombra lo cobija (El Vigía)

Ya que no podemos dejar de mencionar que Edgardo Leyva Mortera, el padre de Leyva Escandón, ha sido conductor de un programa en una estación de radio en Tijuana, la tremenda 1030, que es parte de  PSN, el grupo de medios llamado “Primer Sistema de Noticias” propiedad de Jaime Bonilla.

Y curiosamente las instalaciones de PSN, se ubican en lo que fuera una costosa propiedad de la familia Leyva. ¡SEGUNDA PELIGROSA COINCIDENCIA!

Como ya mencioné, el candidato de MORENA a la Gubernatura Jaime Bonilla no niega su amistad con el ex gobernador Xicotencatl y por el contrario lo promueve en círculos políticos.

¿En verdad queremos el regreso del priismo más corrupto y asociado a sospechas de relaciones con el crimen organizado? ¿En realidad estamos dispuestos a que Bonilla arropado por MORENA y los priistas dinosauricos retornen al poder en Baja California?

Yo lo veo como una situación de alto Riesgo.

Y a esto, agrego el interés ya descubierto de Bonilla de construir la planta desaladora de Rosarito para vender agua al distrito de San Diego en Estados Unidos. Pero en fin la gente tiene en su voto entregar el estado a los Leyva Mortera, a los Soberbios Políticos del Viejo Régimen que ahora fungen como escuderos y financieros de Mr James Bonilla… ¿O no?