1er trimestre del 2019: Tijuana y Ensenada bajan su índice de homicidios, pero mucho menos que las cifras de AMLO

En el primer trimestre del año Tijuana y Ensenada, calificadas en los sitios 1 y 34 en la lista 2018 de las ciudades más peligrosas del mundo que elabora el Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia Penal, reportaron un leve descenso en sus índices de homicidios dolosos: 6.7 y 10 por ciento, respectivamente.

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos / Foto principal: Uniradio Noticias

Ensenada, B.C. 16 de abril del 2019.- Las cifras dadas a conocer ayer por el gobierno que dirige el panista Francisco Vega de Lamadrid, contrastan con los datos optimistas de la Presidencia de la República respecto a lo que sucede en Tijuana en materia de asesinatos.

Al participar en la conferencia matinal del Presidente Andrés Manuel López Obrador que se realizó en Tijuana el pasado 27 de marzo, el Secretario de la Defensa Nacional –Luis Cresencio Sandoval– afirmó que el operativo especial de seguridad que el gobierno federal implementó para frenar la criminalidad en “la ciudad más peligrosa del mundo”, era un éxito porque en 51 días logró reducir en un 25% el índice de homicidios dolosos; es decir 18.3 por ciento más de lo que hoy arroja la estadística del estado

Lo cierto es que al menos en el esquema oficial de las autoridades locales, ese programa piloto sí contribuyó a que Baja California tuviera un respiro en la práctica de este delito, pero mucho más leve del que celebró la administración federal.

De acuerdo con los datos estadísticos que la Secretaría de Seguridad Pública del Estado publicó ayer en su portal, Baja California, que apenas el 11 de abril obtuvo el primer lugar como el estado menos pacífico de México, según el estudio 2019 del Instituto para la Paz y la Economía, redujo en un 5.8% su índice global en homicidios intencionales en el trimestre enero-marzo.

El porcentaje significa que en este arranque de año se reportó ante las Agencias del Ministerio Público del Fuero Común, un total de 39 homicidios menos de los reconocidos en el periodo enero-marzo del 2018.

En números, fueron 649 en el 2019 contra 668 del año pasado.

En Tijuana. Foto: Blanco y negro noticias.

En general, el primer trimestre de 2019 fue benévolo en Baja California ya que hubo una reducción del 7.9% en toda la estadística estatal: 21 mil 936 delitos contra 23 mil 821 del mismo periodo de 2018; es decir, mil 885 menos.

Por ejemplo, aparte de los homicidios dolosos, el estado logró reducir en papel oficial crímenes de alto impacto como el de robo, con un margen de mil 965 casos menos. Esto incluyó los asaltos con violencia que bajaron en 259 expedientes ministeriales.

Asimismo, el secuestro se redujo a dos reportes –uno en Tijuana y otro en Ensenada, los municipios con la peor estadística delictiva por cada 100  mil habitantes-, cometidos ambos en el mes de marzo. Esto cuando en el lapso enero-marzo del 2018 se denunciaron cinco.

Y en el informe de transgresiones con elevada huella social destaca la supresión total de robos a instituciones bancarias en 2019. El documento público correspondiente al primer trimestre del año pasado informó que en ese lapso se cometieron ocho asaltos violentos a bancos -2 en Mexicali, 4 en Tijuana y 2 en Playas de Rosarito-, de un total anualizado de 12.

El inventario de la Secretaría estatal de Seguridad Pública en homicidios dolosos refuerza la versión de que sí hubo una reducción de casos, pero mucho menor a la que anunció el secretario de la Defensa Nacional el 27 de marzo; es decir apenas tres días antes de que terminara el periodo en estudio.

En Mexicali. Foto: La crónica

En ese tiempo Tijuana tuvo 515 denuncias de asesinatos contra 552 del año pasado, es decir 37 (6.7 %) menos.

Destaca que enero empezó con 220 muertes para bajar a 145 en febrero, pero en marzo aumentó a 150 para ubicar en ese mes su tasa de mortalidad diaria en 5 víctimas, para un promedio en el periodo de 5.7.

Luis Cresencio Sandoval afirmó el 27 de marzo en Tijuana que gracias al apoyo federal que distribuyó en la ciudad a dos mil 231 efectivos de las corporaciones que integraban el programa especial, los que se distribuyeron en 11 sectores, 21 bases de operación mixta y seis puestos militares de seguridad, la tasa diaria de muertes premeditas bajó a 4, cuando el promedio era de 5.2 al inicio del plan piloto que arrancó el 4 de febrero.

“El programa opera con algunas limitaciones porque no tiene aún el porcentaje de elementos que requiere para lograr sus objetivos, pero fortalecimos Tijuana y la Guardia Nacional nos dará (a los elementos) para tener un estado de fuerza permanente con el cual enfrentar a la delincuencia”, completó.

Andrés Manuel López Obrador se limitó a decir que el programa especial en Tijuana logró un avance importante, “una disminución considerable sobre todo en lo que tiene que ver en el principal delito que es el de los homicidios.”

En Ensenada. Foto. Hiptex

Ambos servidores públicos presumieron el logro hasta ese día, según sus cuentas: se redujo en un 25% el índice de homicidios dolosos en la mortífera metrópoli.

Ensenada, que este año ingresó por primera vez a la lista de las 50 ciudades más peligrosas del mundo al tener una tasa de 46.6 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, con 253 muertes deliberadas en 2018 para ocupar el segundo lugar estatal en este tipo de crimen, reportó a su vez 46 asesinatos en el trimestre; es decir cinco menos a los del mismo periodo de 2018,

Esa cantidad le permitió seguir en el segundo lugar estatal pese a que Playas de Rosarito tuvo un importante crecimiento en su estadística –llegó a 34, cuando en 2018 apenas sumó 23-, y dejó atrás a Mexicali (30) y Tecate (24).

En la mayoría de los delitos el municipio costero registró descensos poco significativos, Por ejemplo, el total de crímenes bajó apenas 2.6% -ocho menos-, pero asunto aparte lo fueron los robos con violencia.

En ese trama delictiva se denunciaron 161 casos en el primer trimestre del 2018, pero en el mismo periodo de este año fueron 215 para un espectacular aumento del 33.5%