La fractura de Morena en BC puede costarle la gubernatura

El proceso electoral en Baja California, que inició el último domingo de marzo y en el cual seis candidatos buscan sustituir al gobernador panista Francisco Vega –uno de los mandatarios más impopulares–, se realiza en un escenario de desmoronamiento de los partidos políticos. Analistas locales consultados por Proceso ponen el acento en la fractura de Morena, que optó por el empresario Jaime Bonilla en lugar de Jaime Martínez Veloz, quien ahora compite arropado por el PRD. Con esa maniobra, dicen, dificultan que  Morena termine con 30 años de panismo en esa entidad.

Olga Aragón/ 4Vientos/Proceso*

Baja California parecía tierra de Jauja para Morena y su coalición. Por sus diversas encuestas y su rotunda victoria en la elección del 2018, pudiera estar navegando sobre ríos de leche y miel hacia los comicios del próximo 2 de junio, confiado en ganar el barco completo: la gubernatura del estado, los cinco gobiernos municipales y las 17 diputaciones de mayoría; sin embargo, navega ya en mares embravecidos y con una grave fractura a partir de la imposición de candidatos.

Al inicio del proceso electoral, incluso los adversarios políticos veían el triunfo relativamente fácil para los candidatos morenistas en todos los cargos en disputa, pero la situación ha cambiado: Hoy existe competencia.

Cierre de campaña de AMLO en Ensenada. Foto: Olga Aragón
Cierre de campaña de AMLO en Ensenada. Foto: Olga Aragón

La campaña por la gubernatura de Baja California inició el domingo 31 de marzo. Contienden seis candidatos:

Jaime Bonilla Valdez, por la Coalición Juntos Haremos Historia en B.C; Jaime Martínez Veloz, por el PRD; Óscar Vega Marín, por el PAN; Enrique Acosta Fregoso, por el Partido Revolucionario Institucional (PRI); Ignacio Anaya Barriguete, por el Partido de Baja California (PBC) y el expanista Héctor Osuna Jaime, por Movimiento Ciudadano.

Algunos sectores tradicionalmente “obradoristas”, de la izquierda y del grueso de los movimientos sociales, ahora no están arropando las candidaturas estratégicas de la coalición encabezada por Morena, sobre todo en jurisdicciones que concentran los mayores porcentajes del electorado, como Tijuana y la capital del estado.

En contraparte, personajes del panismo en el poder y principalmente del priismo estatal, entre ellos el exgobernador Xicoténcatl Leyva Mortera, rodean en círculos cada vez más estrechos a candidatos de Morena.

ara Bonilla", dijo Xicoténcatl Leyva Mortera, el último gobernador priista de BC, considerado líder del grupo político aliado al candidato de Morena a la gubernatura del estado. Foto: El Vigía
Xicoténcatl Leyva Mortera, el último gobernador priista de BC,  líder del grupo político aliado al candidato de Morena a la gubernatura del estado. Foto: El Vigía

-¿Usted sigue siendo militante del PRI?- cuestionó el reportero Luis Arellano al exgobernador, tras concluir en el Congreso del Estado la conmemoración del centenario del asesinato a traición de Emiliano Zapata

-Sí señor. A mucha honra- respondió Leyva Mortera.

Y a continuación precisó que el candidato del PRI a la gubernatura, Enrique Acosta Fregoso, no cuenta con su apoyo.

“Yo no estoy apoyando a Acosta, de ninguna manera, que quede muy claro”, dijo el último gobernador que tuvo el PRI en Baja California hace tres décadas. También dejó clarísimo que su apoyo es para Jaime Bonilla Valdés.

El quebranto en la Coalición Juntos Haremos Historia en Baja California -integrada por los partidos Movimiento Regeneración Nacional (Morena), del Trabajo (PT), Verde Ecologista (PVEM) y el local Transformemos-, ocurre justo cuando se expresa, como nunca antes, un creciente rechazo ciudadano a la élite panista que durante 30 años consecutivos ha ejercido el poder.

Reconocidos líderes políticos y sociales, entre otros el arquitecto Jaime Martínez Veloz, el abogado José Ángel Peñaflor y el dirigente campesino Rigoberto Campos que trabajaron para ser postulados por Morena a diversas candidaturas, terminaron groseramente excluidos y decidieron fundar el Movimiento Amplio Social por la Cuarta Transformación (MAS 4T), organización que irrumpe con fuerza en el proceso electoral.

Líderes y activistas de diversas organizaciones sociales crean el MAS 4T e irrumpen en  el proceso electoral de BC . Foto:  facebook
Líderes y activistas de diversas organizaciones sociales crean el MAS 4T e irrumpen en el proceso electoral de BC . Foto: facebook

“Estamos aquí, en esta asamblea y no en Morena, porque no damos el perfil para la franquicia. No somos gringos, no somos ricos, no tenemos casas en Estados Unidos, no tenemos antecedentes penales. Somos MAS 4T”, dijo Martínez Veloz el sábado 16 de marzo en Tijuana, en alusión al candidato Jaime Bonilla Valdez, durante la reunión estatal constitutiva de este movimiento en el que convergen diversas organizaciones sociales de la entidad.

El MAS 4T aprobó ese día programa de acción que, en voz de sus dirigentes, plantea las demandas esenciales de la 4ta Transformación acordes a la realidad de Baja California.

El ex diputado federal y ex titular de la Comisión para el Diálogo con los Pueblos Indígenas de México, es hoy candidato a gobernador por el Partido de la Revolución Democrática.

Decidió postularse por el PRD, explicó, después de recorrer durante meses el estado con la bandera de Morena como aspirante a la candidatura a gobernador y luego declinó a su aspiración, a petición del delegado Leonel Godoy Rangel, porque los partidos coaligados pactaron la candidatura única de Bonilla. Aceptó así la propuesta de competir como precandidato a presidente municipal de Tijuana, logrando aventajar con amplio margen a los otros contendientes en diversas encuestas –Mitofsky, Pulsómetro, Buendía & Laredo, Pulsa, y El Financiero…-, hasta que fue excluido por completo a través de lo que califica la “encuesta chapucera”, realizada por Plural.mx, firma que contrataron en la entidad los dirigentes de Morena, transgrediendo los estatutos del partido.

Dicha consulta -de la que sólo entregaron a los aspirantes una hojita con una gráfica de barras sin mostrar jamás su metodología-, sorprendentemente favoreció a quien siempre tenía los parámetros más bajos de aceptación, el empresario amigo de Bonilla: Arturo González Cruz.

“Chapucerías”

Contra esa encuesta “chapucera”, cuyos resultados dio a conocer Godoy de manera escueta el 18 de febrero, se inconformaron aspirantes a diputados, alcaldes, síndicos y regidores en varios municipios y distritos.

Encuesta impugnada., misma que ordenó cancelar la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena. Foto: internet
Encuesta impugnada., misma que ordenó cancelar la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena. Foto: internet

Dos precandidatos a la alcaldía de Tijuana, Jaime Martínez Veloz y Ángel Peñaflor presentaron su impugnación ante las instancias del partido y los tribunales electorales.

Otro aspirante, el abogado Carlos Atilano, inicialmente también se inconformó.

Atilano incluso firmó un comunicado el 18 de febrero junto con Martínez Veloz y con Peñaflor, exigiendo a la dirección nacional de Morena una auditoría de la encuesta; dijeron que impugnarían en forma conjunta el resultado de la misma ante las autoridades internas y en su caso ante las autoridades electorales respectivas. “La persona que aparece en primer lugar de un supuesto proceso de encuesta carente de certeza y transparencia pone en riesgo el triunfo de Morena y del Pueblo en Tijuana y en el Estado de Baja California”, afirmaron.

Sin embargo, en menos de 24 horas, Carlos Atilano decidió apoyar a Arturo González. Argumentó un peculiar concepto sobre la congruencia.

“El sólo hecho de que yo no (haya) resultado ganador en una encuesta, aunque ésta hubiese sido manipulada o simulada, no me motiva a abandonar mis ideales, mis convicciones ni mi lucha social. Por ello les aclaro: No apoyaré la reelección de un panista fatal, ni a un torturador como Leyzaola”, escribió en su Facebook.

Días después anunciaría a sus seguidores su nombramiento de coordinador de campaña de González Cruz. “A quienes creen que no se me valora”, -así lo dijo-, le informo que además me han invitado a ocupar un cargo en el gobierno del estado una vez ganadas las elecciones del 2 de junio.

Marejada en aguas turbias

Debido a las irregularidades en este proceso de selección, el 18 de marzo la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) de Morena canceló la encuesta de Plural.mx y ordenó reponer la consulta con trasparencia y legalidad estatutaria.

Es inconcebible, pero el delegado Godoy, quien debería acatar la resolución y ser un árbitro imparcial en este proceso interno, fue el primero en declarar que impugnaría el acuerdo de esta Comisión, dijo Martínez Veloz y solicitó que el Comité Ejecutivo Nacional de Morena retirara el cargo de delegado y presidente estatal del partido al exgobernador michoacano.

“No existe un ambiente de diálogo al interior de Morena y mucho menos para llevar a cabo en forma democrática la encuesta ordenada por la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia; el principal obstáculo son los intereses que crearon Jaime Bonilla y Leonel Godoy para imponer candidatos”, aseveraron Peñaflor y Veloz luego de proponer que se nombrara a una institución con credibilidad -como el Instituto Nacional Electoral (INE), la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) y/o el Colegio de la Frontera Norte-, para que sirvieran de “testigos espejo” en la realización de la nueva encuesta.

Yeidckol Polevnsky, dirigente nacional de Morena. Foto:internet
Yeidckol Polevnsky, dirigente nacional de Morena. Foto:internet

La crítica de los inconformes levantó una marejada de insultos y descalificaciones por parte de Yeidckol Polevnsky, dirigente nacional de Morena, quien calificó a Martínez Veloz de “malagradecido”, dijo que ni siquiera aparecía en el padrón de militantes (Veloz difundiría de inmediato su cédula de ingreso) y si acaso estaba afiliado “merecía ser expulsado”. Antes, expresó que “en Morena se han infiltrado sabandijas que de manera mezquina están desatando los demonios (porque) solo buscan el poder”. Se les está haciendo tarde, remató, para irse por donde vinieron.

El 21 de marzo Martínez Veloz respondió: si Jaime Bonilla es el abanderado de Morena a la gubernatura, yo no participaré como candidato a la alcaldía de Tijuana. Ni siquiera me inscribiría (para la nueva encuesta), porque Bonilla tiene una responsabilidad significativa en lo que está pasando.

En la mera línea de flotación

La actitud de Polvensky y de Godoy fueron la puntilla a toda esperanza de que Morena realizara un proceso transparente y democrático de selección de candidatos, que garantizara unidad y fortaleza plenas para atraer en los comicios de 2019 al inmenso electorado que en 2018 entregó “carro completo” en Baja California a la coalición encabezada por Morena y su candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador.

Los inconformes con las encuestas de Morena terminaron postulándose, en su mayoría, como candidatos del PRD.

Martínez Veloz, a la gubernatura del estado; Ángel Peñaflor por la diputación del Distrito VI; Fernando Rosales Figueroa, para alcalde de Mexicali; y Roberto Campos para diputado por el Distrito I de Mexicali, en su caso por el partido Movimiento Ciudadano. Ellos son, junto con otros excluidos de las candidaturas de Morena, los principales fundadores y líderes del MAS 4T

Jaime Martínez Veloz se registra ante el IEE como candidato a gobernador de  BC por el PRD, el 26 de marzo 2019. Foto: internet
Jaime Martínez Veloz se registra ante el IEE como candidato a gobernador de BC por el PRD, el 26 de marzo 2019. Foto: internet

La escisión provocó fisuras en todo el estado y fracturas notorias en Tijuana y Mexicali.

“El voto de la izquierda está con nosotros”, afirma Veloz. “La dirección de Morena en Baja California representa todo lo contrario a Andrés Manuel López Obrador”

El abanderado del PRD a la gubernatura muestra fotografías de la primera Casa Morena que hubo en Tijuana y que hoy se encuentra pintada con los colores del PRD y con su nombre. También aparece en videos y actos de campaña rodeado de simpatizantes de Morena que siguen siendo morenistas pero prefieren apoyar la candidatura del “Compa Veloz”.

El capitán de la embarcación, no obstante, siente que navega viento en popa.

“Morena tiene fuerza suficiente para superar cualquier desprendimiento, a nadie nos gusta que alguien se vaya del partido, pero tampoco creemos que sea importante. La candidatura de Martínez Veloz por el PRD no restará votos a Bonilla”, dijo Leonel Godoy.

Yeidckol Polevnsky, también aferrada al timón, aseguró que el 2 de junio la coalición Juntos Haremos Historia en Baja California ganará “carro completo” y la gente terminará con 30 años de gobiernos panistas.

Veloz o Bonilla

En esta nueva realidad y ante las “condiciones desastrosas” en que se encuentran el PAN y el PRI, después del “tsunami” electoral llamado Andrés Manuel López Obrador que hizo trizas al prianismo en 2018, catedráticos, dirigentes políticos, líderes sociales y analistas políticos consideran que la pelea por la gubernatura de Baja California se va a dirimir entre Martínez Veloz y el morenista Jaime Bonilla.

Jaime Bonilla Valdez  se registra el 27 de marzo como candidato a gobernador por la coalición Juntos Haremos Historia en BC. Foto: internet
Jaime Bonilla Valdez se registra el 27 de marzo como candidato a gobernador por la coalición Juntos Haremos Historia en BC. Foto: internet

Polevnsky asegura que el candidato de la coalición JHH ganará con amplia ventaja, dice que todas las encuestas ubican a Morena muy arribas de los otros partidos políticos, con diferencia de 3 y hasta 4 a 1 “porque la gente sabe que nuestro partido cumple y el presidente Andrés Manuel está haciendo bien las cosas”.

Otra es la opinión de diversos analistas políticos en el estado.

“Si a Veloz no se le cansa el caballo perredista, y si logra el apoyo de las organizaciones sociales y de la sociedad civil, podrá colocarse en posibilidades amplias de ganar la elección por la gubernatura”, comentó Arturo Ruiz Contreras, quien por años fue asesor de legisladores petistas.

La elección no será tan tersa como se esperaba, enfatizó Ruiz Contreras, pues si bien es cierto que el PRI casi se mudó completo a Morena, el PAN aun cuenta con la nómina estatal, con los dos ayuntamientos más grandes: Tijuana y Mexicali y con el apoyo de su vieja militancia que le darán aliento a su candidato Oscar Vega Marín.

Daniel Solorio Ramírez, maestro en Derecho Constitucional. Foto: Lindero Norte
Daniel Solorio Ramírez, maestro en Derecho Constitucional. Foto: Lindero Norte

En mi concepto, dijo Daniel Solorio Ramírez, maestro en Derecho Constitucional, “el morenaje está apoyando a Martínez Veloz, a Rigoberto Campos, a José Angel Peñaflor, pero no la candidatura de Bonilla” y lamentó el abogado obradorista la división que existe “entre el morenaje y su dirigencia en el partido”.

El MAS 4T es una articulación de los movimientos dispersos que hemos visto en estos dos últimos años en BC, puede crecer y encontrar un cauce electoral en esta contienda, observó Benedicto Ruiz Vargas, analista político e investigador de la Universidad Iberoamericana UIA-Noroeste. “El asunto clave –agregó- es que hasta hace poco estos movimientos se identificaban más con Morena y López Obrador, pero ahora esa tendencia se ha roto o está en proceso de romperse”.

Benedicto Ruiz concluyó que el movimiento social que hay en BC está profundamente defraudado por Morena, por sus líderes y por el mismo presidente.

El economista y sociólogo hizo una crítica demoledora a Bonilla y a los dirigentes del partido fundado por AMLO.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador con Arturo González Cruz, candidato a alcalde de Tijuana y atrás el candidato a  gobernador Jaime Bonilla. Foto: internet
El Presidente Andrés Manuel López Obrador con Arturo González Cruz, candidato a alcalde de Tijuana y atrás el candidato a gobernador Jaime Bonilla. Foto: internet

“Morena en Baja California es un partido antidemocrático, seleccionó a sus candidatos en un proceso desaseado, sólo postuló a personas cercanas a Jaime Bonilla, excluyendo a aquellos con más representación política en las bases sociales morenistas. El método de la encuesta, utilizado sin dar a conocer la metodología empleada, arrojó un resultado inverosímil, especialmente en Tijuana, donde salió favorecido como candidato a presidente municipal (el empresario Arturo González Ruiz) un aspirante que aparecía en las escalas más bajas en los sondeos previos. Este sucio proceso, comandado por Bonilla y por el delegado nacional Leonel Godoy, fracturó a Morena en el estado, disminuyendo sus posibilidades de triunfo y generando una situación en donde los candidatos excluidos, como Jaime Martínez Veloz, pueden cosechar el voto de castigo para Morena y Bonilla”

El autor del libro “La democracia de las élites, visión de los procesos políticos en Baja California”, agregó:

“La dirigente de Morena, Yeidkol Polevsky y el mismo López Obrador no tienen idea de la dimensión de esta fractura y del rechazo que está generando Bonilla entre los simpatizantes y electores de Morena. Apuestan todo al peso político del presidente, sin darse cuenta que la dinámica electoral será distinta en Baja California porque su candidato será evaluado y votado como uno más, sin tener a su lado a AMLO haciéndole campaña”.

Haiga sido…

El mismo día en que fue emitida la resolución de la CNHJ de Morena, y en pleno desacato a la instrucción del órgano de justicia del partido que dirige, Yeidckol Polevnsky reiteró que Arturo González Cruz sería registrado oficialmente como el candidato a presidente municipal de Tijuana.

El aspirante favorecido por la encuesta de Plural.mx impugnó la resolución de la CNHJ ante el Tribunal de Justicia Electoral de Baja California, donde obtuvo un fallo favorable el 7 de abril, a tres días de registrar su candidatura en el Instituto Estatal Electoral.

Cabe mencionar que el Tribunal de Justicia Electoral de B.C. confirmó el procedimiento de selección de la candidatura de Morena a la alcaldía de Tijuana, gracias a que dos magistrados: Jaime Vargas Flores y Leobardo Loaiza Cervantes, votaron en contra del proyecto de resolución que la magistrada presidenta Elva Regina Jiménez Castillo presentó al Pleno con la propuesta de confirmar la determinación de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena, invalidando los resultados de la encuesta de Plural.mx por considerar que no fue acorde a los estatutos del partido, ya que al contratar a una firma privada y local se incumplió el artículo 44 fracción S, el cual establece la obligatoriedad de crear una comisión de tres especialistas que dirijan los trabajos cuando se decide seleccionar candidatos con el método de encuestas.

Los tres magistrados del Tribunal de Justicia Electoral de BC. Foto: internet

Respecto a los magistrados Jaime Vargas y Leobardo Loaiza, existía un antecedente significativo.

La noche del domingo 24 de febrero, también con el voto en contra de la magistrada presidenta Elva Regina Jiménez, ambos magistrados resolvieron ampliar el plazo de la próxima gubernatura de 2 a 5 años, objetivo intentado reiteradamente por Jaime Bonilla, primero a través de terceros y luego directamente. Dicha resolución, sin embargo, sería impugnada por nueve partidos políticos (incluido Morena) y por Martínez Veloz ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, donde los magistrados acordaron, en decisión unánime, revocar el fallo del Tribunal Estatal, confirmando que la próxima gubernatura inicia el primero de noviembre de 2019 y concluye el 31 de octubre de 2021

…Como haiga sido

Creían quienes impugnaron las encuestas de Plural.mx que ante la orden de Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de reponer el proceso de selección de candidatos, los dirigentes nacionales y estatales de Morena habían incurrido en desacato.

Crean el MAS 4T en medio de protestas por la imposición de candidatos en Morena. Foto: facebook
Crean el MAS 4T en medio de protestas por la imposición de candidatos en Morena. Foto: facebook

Sin embargo, el 9 de abril trascendió que la Comisión Nacional de Encuestas sí repuso el proceso electivo de candidatos con la realización de nuevas encuestas, en acatamiento de la resolución firmada el 18 de marzo por los integrantes de la CNHJ, Gabriela Ramírez Rodríguez, Héctor Díaz- Polanco, Adrián Arroyo Legaspí y Víctor Suárez Carrea.

Este nuevo ejercicio de consulta se efectuó con mayor hermetismo.

Francisco Javier de la Huerta Cotero, representante de la Comisión Nacional de Encuestas reportó a la dirigencia estatal del partido en Baja California el cumplimiento de lo ordenado en la resolución –en los expedientes CNHJ BC-95-2019; CNHJ BC-102-2019; CNHJ BC-121-2019 y CNHJ BC-123-2019, realizando nuevas encuestas para seleccionar candidatos a diputados en los distritos VIII y XV,  para definir quién sería el candidato a la alcaldía de Tijuana y también para determinar las candidaturas a presidencia municipal y la sindicatura procuradora de Rosarito.

La Comisión Nacional de Honestidad y Justicia, resolvió por unanimidad, cancelar la encuesta realizada por Plural.mx, avalada por el delegado y presidente estatal de Morena, Leonel Godoy. Foto: Morena.
La Comisión Nacional de Honestidad y Justicia, resolvió por unanimidad, cancelar la encuesta realizada por Plural.mx, avalada por el delegado y presidente estatal de Morena, Leonel Godoy. Foto: Morena.

Nada de ello trascendió a los medios. Ni la militancia morenista conoció los nombres incluidos en las encuestas.

Dora Elena Cortés, directora de la Agencia Fronteriza de Noticias, en su columna AFN Política del 9 de abril, comentó que en el caso de Tijuana -según fuentes de información que se reserva la periodista-, quien se colocó en el primer lugar de esta segunda encuesta para candidato de Morena a la alcaldía, fue el empresario Mario Escobedo Carignan, ex presidente local de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo, quien decidió “en aras de la institucionalidad” no reclamar la candidatura y seguir apoyando a González Cruz, ex presidente nacional de la Concanaco.

De cualquier manera, la dirigencia estatal de Morena en Baja California ya había validado la encuesta de Plural.mx favorable a González Cruz.

“Todo fue parte de un ardid para ganar tiempo. Querían que se vencieran los plazos legales y evitar que me registrara como candidato para contender en estos comicios”, concluyó Martínez Veloz en relación a “este sucio proceso” de selección de candidatos.

Dijo que la decisión del Tribunal Electoral Estatal y el silencio de la Dirigencia Nacional quedan como botón de muestra de que todo era una trampa, “quizá no de parte de los miembros de la Comisión de Honestidad y Justicia, pero sí de la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, su candidato a gobernador y el delegado Leonel Godoy quien terminó como empleado de Bonilla, un árbitro estatal que vino a quedar como un árbitro vendido”.

Jaime Martínez Veloz se registró como candidato a gobernador por el PRD el 26 de marzo; vendrían en cascada otros registros de aspirantes a munícipes y diputados, tras ser excluidos mediante las impugnadas encuestas de Morena.

Desayuno de amigos

El miércoles 27 de marzo el presidente Andrés Manuel López Obrador visitó Baja California para atender en reunión con autoridades federales y estatales la gravísima inseguridad pública que se sufre en la entidad, considerada ya la más violenta, con mayores índices de criminalidad y el primer lugar nacional en homicidios dolosos.

“Decidí adelantar mi visita -antes de que inicien las campañas-, porque no voy a ir a los estados donde hay elecciones este año”, dijo el mandatario ponderando la actitud de respeto y no injerencia en procesos electorales, que debe caracterizar la conducta del presidente de la República.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador desayuna en un restaurante de Tijuana con su amigo Jaime Bonilla, el mismo día en que el empresario morenista se registraría como candidato de gobernador de BC. Foto: facebook
El Presidente Andrés Manuel López Obrador desayuna en un restaurante de Tijuana con su amigo Jaime Bonilla, el mismo día en que el empresario morenista se registraría como candidato de gobernador de BC. Foto: facebook

Después de la conferencia de prensa mañanera con periodistas nacionales y extranjeros, López Obrador tuvo un “desayuno de amigos” con Jaime Bonilla, en un concurrido restaurante de Tijuana, acto privado que atrajo las cámaras y se difundió profusamente a escasas horas de que se efectuara el registro ante el Instituto Estatal Electoral del candidato de Morena a la gubernatura del estado.

“No se hagan telarañas”, respondió Polevnsky a los reporteros que cuestionaron el “espaldarazo” político del presidente al empresario candidato. “Jaime Bonilla es uno de los mejores amigos de Andrés Manuel”, agregó la dirigente de Morena y aseguró que los desayunos no forman parte de la agenda de actividades de López Obrador como presidente de la República.

En una mesa contigua a la de los dos amigos, también desayunaron Arturo González, Leonel Godoy y Yeidckol Polensky, y junto a al candidato a la alcaldía de Tijuana el empresario y abogado Guillermo Ruiz, apodado “El Titi”, quien fue representante jurídico durante años de Jorge Hank Rhon, y a finales de 2016 sufrió un atentado del que resultó con heridas leves, escribió el periodista Javier Cruz Aguirre.

¿Cuentas alegres?

Jaime Bonilla obtuvo el año pasado como candidato a senador 824 mil votos, cifra que -como observó el analista político Ernesto Núñez Albarrán- casi duplica los 442 mil sufragios con los que Kiko Vega ganó la gubernatura en 2013.

La estupenda cantidad de votos por Bonilla en 2018, en nada corresponde a la realidad de hoy, según opinión del ex asesor de legisladores del PT, Arturo Ruiz.

La alta votación por Bonilla, representa la confianza que los bajacalifornianos depositaron en AMLO, cuando les pidió “votar parejo” a fin de lograr la mayoría en el Congreso y hacer posible la Cuarta Transformación, así lo consideran entre otros el economista y sociólogo Benedicto Ruiz.

Durante su reciente visita a Baja California, el 26 y 27 de marzo, el presidente de la República pudo constatar en varios momentos expresiones de rechazo a Bonilla Valdez, quien ejerció como senador sólo tres meses porque en diciembre fue nombrado el “súper delegado” del gobierno federal en la entidad, posición que le permitió manejar los censos y los programas sociales de la administración de López Obrador.

El presidente Andrés Manuel López Obrador anuncia en Tijuana el 6 de enero la creación de la Zona Libre en la Frontera Norte. Foto: REUTERS/Jose Luis González

El propio Martínez Veloz ha dicho que Bonilla le confió que no quería ser candidato porque no le interesaba la gubernatura de dos años.

Al interior de Morena se comenta que el ingeniero en realidad se rehusaba a ser candidato en 2019, porque en esta ocasión la gubernatura es de sólo 2 años; prefería esperarse al 2021 y en tanto acumular mayor fuerza política como delegado del gobierno federal, pero fue el propio López Obrador quien durante su primera visita a Baja California el pasado 6 de enero, ya como Presidente de la República para anunciar el inicio del programa de la Zona Libre de la Frontera Norte, insistió a Bonilla Valdez que se postulara en estos comicios.

Y ahí empezó la crisis de Morena.

“Aferrado el bato”

Cuatro días después del desayuno de amigos con el presidente de la República, en su primera semana de campaña ya como candidato oficial a gobernador, Jaime Bonilla recurrió el 31 de marzo al Tribunal de Justicia Electoral de Baja California, para demandar una vez más la ampliación del plazo de la próxima gubernatura de 2 a 5 años, mediante un recurso de impugnación con sustento en la defensa de sus derechos políticos electorales.

Apenas una semana antes, el 27 de marzo, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) anuló por decisión unánime una sentencia del Tribunal Electoral Estatal emitida la noche del domingo 24 de febrero para ampliar de manera ilegal a 5 años el periodo de la gubernatura.

Sala Superior del TEPJF. Foto internet
Sala Superior del TEPJF. Foto internet

Cabe recordar que en octubre de 2014, en cumplimiento de la reforma constitucional federal que ordena empatar los procesos electorales de los estados con los federales, el Constituyente estatal decidió que por única ocasión, el periodo de gobierno sea de dos años (del primero de noviembre de 2019 al 31 de octubre de 2021), para la gubernatura, diputados y munícipes electos en los comicios del próximo 2 de junio.

Enrarece la atmósfera política de Baja California, la insistencia del candidato puntero de ampliar el periodo de gobierno, como se demostró con la impugnación presentada ante el TEPJF por la inmensa mayoría de los partidos políticos, Morena incluido, en contra de la ampliación del periodo del nuevo gobierno estatal

En total han sido cinco los intentos de Bonilla, a partir de septiembre de 2018, para ampliar a cinco años el plazo de la próxima gubernatura.

De nuevo, candidatos, partidos y electores están a la espera de lo que resolverá el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

 “¡Aferrado el bato!”, exclamó Martínez Veloz al enterarse de que Bonilla está recurriendo a los consejeros y magistrados electorales -como ha insistido también con los legisladores-, para ampliar hasta el 2024 la próxima gubernatura.

Enseguida, con firma al calce, acusó al candidato morenista de ser un agente infiltrado del FBI.

“Jaime Bonilla es una persona que no le importa debilitar las instituciones mexicanas, porque es un agente infiltrado de las agencias norteamericanas de inteligencia. Ha participado en diligencias judiciales en ese país como informante del FBI. Cobijado hoy por las siglas de Morena pretende llegar a tomar el poder en Baja California y desde ahí instrumentar una estrategia de entrega de nuestros recursos naturales a empresas trasnacionales de Estados Unidos”, afirmó el candidato del PRD y de MAS 4T

Acotados por el Pueblo

Martha Elvia García, vocera del Colectivo Plebiscito por la Defensa del Agua el Baja California -organización que forma parte de un amplio movimiento surgido en diciembre de 2016 en contra de la privatización del agua a través de la construcción de plantas desalinizadoras de agua de mar y en contra de la instalación de la planta cervecera de Constellation Brands en el Valle de Mexicali-, dijo que es preocupante el posible triunfo de Jaime Bonilla como gobernador del estado,

-¿Preocupante?

-Sí, porque no está del lado de los intereses de la gente, al contrario, ha sido promotor de esos megaproyectos de trasnacionales a los que nos hemos opuesto porque despojan a Baja California de recursos vitales.

“Pero su gobierno, si llega a ganar, tendrá algo muy positivo: no podrá durar más que 2 años”, dijo sin denotar sarcasmo.

El Colectivo Plebiscito en Defensa del Agua, espera que el presidente López Obrador apoye este movimiento que suma más de 30 mil ciudadanos en el estado.  dijo la vocera Martha Elvia García.Foto: internet
El Colectivo Plebiscito en Defensa del Agua, espera que el presidente López Obrador apoye este movimiento que suma más de 30 mil ciudadanos en el estado, dijo la vocera Martha Elvia García.Foto: internet

Además, enfatizó, Bonilla siempre estará bajo el principio mínimo del presidente Andrés Manuel López Obrador de no reprimir al pueblo. Si llega al gobierno estará muy acotado, en primer lugar por el pueblo de Baja California que ya está organizado desde abajo, sobre todo respecto de ciertos problemas, como la defensa del agua y la municipalización de su administración, el libre tránsito por las carreteras del Estado, la resistencia a la corrupción y el enorme endeudamiento público; en segundo lugar, acotado por el gobierno federal del presidente de la República cuya meta esencial de su gobierno es exterminar la corrupción.

En estas circunstancias, observó la abogada y maestra, ya no hay manera de que el próximo gobierno de Baja California, eventualmente encabezado por Jaime Bonilla, pueda ser lo mismo que hemos tenido con el PRIAN.

“A pesar de lo sinvergüenza de Bonilla, si es que gana gracias al amparo del partido Morena no obstante sus graves errores en esta entidad, su gobierno tendría una fuerte oposición porque Veloz y la fuerza que ha sumado siguen siendo su oponente”, concluyó la vocera del Colectivo Plesbiscito en Defensa del Agua.

Poderoso caballero…

Convencido de que Morena traiciona en Baja California la promesa de la 4ta Transformación de separar el poder económico del político, Benedicto Ruiz dijo que este partido ahora lleva de candidatos a líderes empresariales que sólo buscan hacer negocios a la sombra del gobierno. “Están repitiendo el viejo esquema que aquí hemos vivido hasta la náusea con el PRI y el PAN”, sostuvo.

Durante 36 años, desde mediados de los años cincuenta cuando nace Baja California como entidad federativa, el PRI mantuvo el poder hasta que en 1989 el PAN conquista la gubernatura con Ernesto Ruffo Appel. Bajo el panismo vivimos otros 30 años y no queremos “más de lo mismo”, dijo el autor de la columna periodística “Mar de Fondo”.

Benedicto Ruiz, investigador de la UIA-Noroeste. Analista político. Foto: La Crónica

El colmo de la corrupción y la ineptitud, ejemplificó, se personifica en el gobernador Francisco Vega de Lamadrid, quien llega al último año de su sexenio con la peor calificación del panismo en el poder. La encuesta de Arias Consultores, del mes de marzo, lo ubica en el lugar 31 de los 32 gobernadores evaluados. Es el peor de todos, superado solo por Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, de Nuevo León y con una rayita más que el mandatario panista de Chihuahua, Javier Corral. El 88.2 por ciento de los bajacalifornianos reprueba la gestión de Kiko Vega.

-¿Habrá alternancia en BC?

 “Puede haber una alternancia en el gobierno del estado en la elección de junio, pero ya no está seguro el triunfo de Morena. El PAN, aunque está muy debilitado, puede recomponerse a partir de la crisis de Morena y también es posible que candidatos de otros partidos repunten en la campaña”, estimó Ruiz Vargas.

-¿El triunfo de Morena garantiza en Baja California un paso hacia la 4ta Transformación propuesta por López Obrador?

 “No se ve que esto pueda suceder en un proceso encabezado por Bonilla y el grupo que está dirigiendo las acciones de Morena. Si este grupo –lidereado en los hechos por el ex gobernador priista Xicoténctal Leyva Mortera-, llega a encabezar el gobierno estatal y los gobiernos municipales, sería un retroceso político y de otra índole.

–¿De qué índole habla?

–De otra…-, respondió, renuente a entrar a temas “escabrosos”.

 “No entiendo por qué el presidente López Obrador ha sostenido e impulsado a Bonilla para que sea gobernador, es un individuo que nada tiene qué ver con Morena y menos con el proyecto social y político que representa el presidente de México. Bonilla es un simple operador de AMLO, le ha servido para construir el partido en el estado y seguramente le ha aportado recursos económicos, pero políticamente nada abona a Morena, son antitéticos”, agregó Benedicto Ruiz

Jaime Bonilla con sus amigos el exgobernador priista  Xicoténcatl Leyva Mortera y el excandidato del PRI a gobernador de BC, Fernando Castro Trenti. (tomada de internet)
Jaime Bonilla con sus amigos el exgobernador priista  Xicoténcatl Leyva Mortera y el excandidato del PRI a gobernador de BC, Fernando Castro Trenti. (tomada de internet)

Daniel Solorio, ex Magistrado Presidente de la Segunda Sala del Tribunal de Justicia Electoral del Estado, considera que el candidato Jaime Bonilla no representa en Baja California los mismos intereses que en el plano nacional representa el presidente López Obrador. “Sus idiosincrasias son radicalmente distintas. Andrés Manuel es un líder construido por el pueblo en aguerridas y duraderas batallas políticas, en tanto que Jaime es un empresario que sólo procura la acumulación sin límite de dinero”. Y remató: “le encuentro (a Bonilla) una gran similitud con Kiko Vega”

¿La 4T con 2 candidatos a Gobernador?

El candidato del partido “de la esperanza”, que por definición se asume como la propuesta de La 4ta Transformación para Baja California, Jaime Bonilla Valdés, está centrando su campaña, desde el primer día, en un compromiso que a López Obrador la ha generado el apoyo de 9 de cada diez mexicanos: erradicar la corrupción.

Jaime Bonilla, ex diputado federal, senador con licencia, ex "súper delegado del Gobierno Federal en BC y ahora candidato a gobernador del estado por la coalición Juntos Haremos Historia. Foto: Morena
Jaime Bonilla, ex diputado federal, senador con licencia, ex “súper delegado del Gobierno Federal en BC y ahora candidato a gobernador del estado por la coalición Juntos Haremos Historia. Foto: Morena/internet

“Nuestra batalla frontal va a ser contra la corrupción”, sostiene el candidato con micrófono en mano frente a sus seguidos y ante las cámaras de los periodistas. Y advierte, enérgico, que el gobernador panista, Francisco Vega de Lamadrid, “tendrá que pagar por todos sus pecados y abusos”

“Si Kiko Vega abusó de su poder le pronostico un tiempo en la cárcel”, aseguró en el arranque de su campaña.

El gobernador Vega Lamadrid, con el que se cierra en Baja California el círculo de cinco sexenios consecutivos del panismo en el poder, es centro de ataque en los discursos de todos los candidatos. El rechazo de la ciudadanía es tan grande, que en plena calle la gente se atreve a gritarle “kikorrupto”. Algo similar sucede al presidente municipal de Tijuana, Juan Manuel Gastélum, “El Patas”, quien en un acto calificado por analistas de “suicidio político”, se postuló de nuevo por el PAN en busca de su reelección.

"Kiko" Vega, el sepulturero del PAN. Foto: Notimex / José Luis Salmerón
“Kiko” Vega, el sepulturero del PAN. Foto: Notimex / José Luis Salmerón (Proceso)

Otro tema de la campaña de Bonilla es la fuerte crítica al enorme endeudamiento superior a los 100 mil millones de pesos que deja Kiko Vega, comprometiendo las finanzas de las próximas seis administraciones, luego de la aprobación fast track en el Congreso local, el pasado 28 de marzo, cuando doce legisladores del PRI y del PAN votaron a favor de tres iniciativas enviadas por el mandatario para restructurar deudas de corto plazo del estado y modificar los contratos de dos asociaciones público-privada (APP) para construir la planta desaladora de Playas de Rosarito y el Segundo Piso en Tijuana, obras contratadas sin transparencia y en beneficio de panistas cercanos al gobernador, como el ex senador Víctor Hermosillo y Celada.

Jaime Bonilla prometió reestructurar la deuda, revisar los contratos, estudiar opciones para realizar las obras a menor costo y en caso extremo cancelar contratos. “No estamos en contra de los proyectos, estamos en contra del endeudamiento”, precisó.

Respecto a la planta cervecera de Constellation Brands, que se construye en Mexicali a pesar de un fuerte movimiento en contra de productores del campo y ciudadanos de todo el estado, sólo dijo que espera el análisis de especialistas que el presidente López Obrador se comprometió que mandaría a hacer, para tomar una decisión.

Miles de bajacalifornianos rechazan la instalación de la planta cervecera de Constellation Brands en Mexicali, por el alto consumo de agua que demanda. Foto: Reporte Índigo
Miles de bajacalifornianos rechazan la instalación de la planta cervecera de Constellation Brands en Mexicali, por el alto consumo de agua que demanda. Foto: Reporte Índigo

Cabe mencionar que durante su reciente visita al estado, el presidente fue abordado en varios momentos por dirigentes de este movimiento ante quienes

Sobre la planta cervecera, dijo el presidente, “no puedo quedar callado. Voy a mandar a expertos que hagan una investigación, un análisis y se va a actuar de acuerdo a lo que más convenga al interés general, siempre cuidando los bienes y los recursos naturales”.

Jaime Martínez Veloz, el contrincante más crítico de Bonilla, se niega a aceptar que el candidato morenista represente la 4ta Transformación para los bajacalifonrianos.

“Te define lo que haces, no lo que dices”, respondió el “Compa Veloz” – como le dicen sus amigos-,   tras ser cuestionado sobre la diferencia entre él y Bonilla ya que ambos se presentan al electorado como candidatos de la Cuarta Transformación que se propone realizar en el país el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Las acciones de Bonilla”, afirma su contrincante, “evidencian que desconoce el contenido de la Cuarta Transformación, utiliza el concepto solo como elemento retórico. Durante su vida política ligada al Partido Republicano de Estados Unidos, o como senador y delegado del Gobierno Federal en Baja California, jamás realizó una sola acción, iniciativa o pronunciamiento acerca de este tema. Al contrario, actúa en sentido adverso a los llamados del presidente López Obrador, acerca de separar los negocios de la política”

Como prueba de ello, comentó que Jaime Bonilla a partir de su llegada al Senado de la República, se ha dedicado a adquirir medios de comunicación electrónicos, digitales y de todo tipo, tratando de monopolizar la difusión en el Estado. Y aunado a lo anterior, cuando fue Director del Distrito de Agua en Otay, en San Diego promovió a favor de empresas transnacionales la construcción de la Desaladora de Rosarito. Es, además, un defensor de la instalación de la planta cervecera de Constellation Brands en Mexicali.

Jaime Martínez Veloz participa en foros y movimientos en el estado, en defensa del agua y los recursos naturales de Baja California. Foto: internet

En contraste, enfatizó que un gobierno representativo de la 4T tendrá que realizar cambios profundos, para erradicar de raíz la corrupción en las instituciones del estado y separar definitivamente al poder político del poder económico representado por empresarios y gobernantes que se han enriquecido haciendo negocios al amparo del gobierno estatal.

Dijo que después de tres décadas de corrupción y de fallas implícitas al modelo de desarrollo impuesto en la entidad, se ha minado la credibilidad en las instituciones, la gobernabilidad misma, y se enfrenta el futuro con incertidumbre. La política social fue desmantelada, sus destinatarios se convirtieron en objeto no en sujeto, el paternalismo -criticado por los dueños del poder económico- persistió, pero con cambio de orientación; en lugar de apoyar a campesinos, indígenas y colonos, los banqueros y empresarios se convirtieron en los nuevos usufructuarios.

“La ausencia de participación ciudadana, la corrupción y la connivencia de organizaciones sociales corporativas, influyeron en la deformación de las instituciones encargadas de atender las necesidades sociales, al grado de volverlas ineficientes y peor aún, en muchos casos cómplices de bandas criminales”, agregó Veloz.

Es por ello, concluyó, que los dirigentes partidarios, los tres órdenes de Gobierno, los tres poderes, los diferentes organismos de la sociedad civil y las organizaciones sociales, tienen el reto de sentar las bases para una profunda transformación que la sociedad reclama. Estamos ante una de las pocas oportunidades para detener una conflagración nacional que parece avecinarse, ante el deterioro de la vida política en México, y Baja California no es la excepción.

“Mano firme, corazón grande”

El PRD, que en las últimas elecciones ha realizado malabarismos políticos para conservar su registro electoral con microporcentajes de votación, ahora saldrá fortalecido en esta contienda. Pragmático en extremo, postula lo mismo a obradoristas que a un personaje de negro historial como el ex jefe policiaco Julián Leyzola, candidato a alcalde de Tijuana, la ciudad más violenta de México y considerada la más peligrosa entre las 50 ciudades del mundo con mayores índices de criminalidad.

Leyzaola compitió en 2016 postulado por el Partido Encuentros Social (PES) quedándose muy cerca de ganarle al panista Gastélum, quien ahora va por la reelección.

En las elecciones de gobernador de 2013, cuando ganó Kiko Vega en una alianza del PAN con el PRD y el ya desaparecido PANAL, sólo tres de cada 10 bajacalifornianos acudieron a las urnas. Baja California tiene el primer lugar nacional en abstencionismo.

Este 2019, la lista nominal es de 2 millones 816 mil ciudadanos. En Tijuana se concentra el 50 por ciento del electorado, de ahí la importancia cuantitativa de la fórmula Veloz-Leyzaola

El partido del sol azteca ya tenía como su candidato a alcalde al controversial teniente coronel, cuando le vino de perlas la escisión de Morena por las fuertes candidaturas que sumó en todo el estado. No obstante, resulta extraña la alianza Veloz-Leyzaola, por sus ideología y trayectorias no sólo diferentes, sino antagónicas.

Teniente coronel Julián Leyzaola, candidato a alcalde de Tijuana y Jaime Martínez veloz, candidato a Gobernador de BC, ambos por el PRD. Foto: faceboo
Teniente coronel Julián Leyzaola, candidato a alcalde de Tijuana y Jaime Martínez veloz, candidato a Gobernador de BC, ambos por el PRD. Foto: facebook

Con una frase, un tanto eufemística, sintetizan la extraña alianza: ¡Mano firme, corazón grande!

-¿Cómo justificas esta alianza con el teniente coronel Julián Leyzaola, acusado de torturador y con denuncias en su contra, incluso en el ámbito internacional, por presuntos delitos de lesa humanidad?

“Al paralelo de las acciones fraudulentas por parte de Morena, creamos lo que hemos llamado, el Movimiento Amplio Social por la 4ta Transformación, (MAS 4T), que aglutina organizaciones sociales y personalidades. También construimos un proyecto de trabajo que denominamos “Manifiesto por la Cuarta Transformación”, el cual tiene como eje la propuesta de la Baja California a la que aspiramos. Este Manifiesto fue asumido como propio por la Dirección Estatal y Nacional del PRD y por las Organizaciones que conformamos el MAS 4T.

“Los dirigentes del PRD nos comentaron los compromisos que tenían en el Municipio de Tijuana, el más violento de México y la ciudad más peligrosa del mundo. Nos explicaron el esquema organizativo que habían logrado con Julián Leyzaola y la forma como se desecharon en los tribunales las acusaciones que el Gobierno de Baja California había interpuesto en contra de Teniente Coronel. Aceptamos respetar el trabajo iniciado por ellos. Hemos construido una buena relación de empatía, en especial entre Julián Leyzaola y un servidor”.

-¿Existe la posibilidad de que Leyzaola sea, dentro de 2 años, un fuerte candidato a gobernador? ¿De ser así, Baja California saldría de 30 años de gobiernos derechistas para entrar a una etapa de extrema derecha?

“Dentro de dos años habrá un nuevo escenario que analizaremos en su momento, pero hablando de ideologías ahorita el problema es la derecha Republicana de Estados Unidos que tiene en Jaime Bonilla a su mejor exponente. Es el candidato de Morena quien se ha ubicado a la derecha de la derecha en Baja California”.

Para Daniel Solorio, presidente de la Comisión Ciudadana de los Derechos Humanos del Noroeste, resulta “absolutamente inaceptable” la candidatura del teniente coronel Julián Leyzaola a la presidencia municipal de Tijuana. “Su expediente profesional está saturado de casos graves de tortura”, dijo el maestro en Derecho Constitucional.

“Que Martínez Veloz aparezca en fórmula con Leyzaola me parece altamente ingrato para la candidatura de Martínez Veloz, a quien considero un candidato aceptable para una buena parte del electorado, incluido el morenaje decepcionado de su liderazgo partidista”, expresó.

En esta elección, sólo se registró una coalición: Juntos Haremos Historia por BC (Morena-PT-PVEM-Transformemos). Los demás partidos van solos: PRD, PAN, PRI, PBC y Movimiento Ciudadano.

En Baja California, Andrés Manuel López Obrador consiguió un triunfo rotundo con más de 918 mil votos, frente a 275 mil del panista Ricardo Anaya. La coalición de 2018 que pactaron los partidos Morena, PT y PES se llevó “carro completo”, presidencia de la República, las dos senadurías y las ocho diputaciones federales de mayoría.

Los bajacalifornianos que en 2018 votaron por la coalición encabezada por Morena, en su inmensa mayoría cruzaron el logotipo de este partido, aun en los casos de los candidatos provenientes del PT o del PES.

Arturo Ruiz, analista político

Si en estos comicios sucede lo mismo, es decir, que los electores que atraiga la coalición encabezada por Morena voten fundamentalmente por este partido, existe la posibilidad de que sus aliados aún ganando los cargos de elección pactados, sus partidos pierdan el registro por no alcanzar el 3 por ciento de la votación que exige la ley electoral, vaticinó el analista político Arturo Ruiz Contreras.

“Pocas veces se ha visto en Baja California un desmoronamiento tan claro de los partidos políticos”, concluyó el abogado y militante morenista Daniel Solorio al analizar el pragmatismo imperante entre los protagonistas de estos comicios. “El electorado votará por candidatos, por personalidades, y muy poco por los partidos que los han cobijado”.

Los partidos políticos y sus candidatos han resultado frustrantes para los ciudadanos en Baja California, entidad con mayor abstencionismo en el país en 2013 sólo tres de cada 10 electores acudió a votar, de esa minoría salió electo el gobernador Kiko Vega., ahora ¿será diferente?

Foto de portada: Facebook

*Reportaje publicado originalmente en la Revista Proceso, en versión más corta por razones de espacio. Se puede leer en el portal de Proceso.com, haciendo click en la siguiente liga:

https://www.proceso.com.mx/579389/la-fractura-de-morena-en-bc-puede-costarle-la-gubernatura