Denuncian que 270 pacientes con cáncer en BC no reciben medicamentos por suspensión de recursos al Seguro

Desde hace dos semanas, 270 pacientes con cáncer adheridos al Seguro Popular en Baja California no reciben tratamiento de quimioterapia porque el gobierno federal dejó de aportar recursos para el programa social, lo que provocó un desabasto general de medicinas para padecimientos oncológicos.

Javier Cruz Aguirre*

Ensenada, B.C., 13 de abril del 2019.- El Gobernador Francisco Vega de Lamadrid y el Director de Servicios de Salud en Mexicali, Doctor Néstor Saúl Hernández Millán, reconocieron el problema. El mandatario calculó en 42.2 millones de pesos el adeudo de la federación.

Por su parte, el Secretario de Salud y Director del Instituto de Salud (Isesalud) en el estado, Doctor Guillermo Trejo Dozal, informó que el gobierno estatal tuvo que usar 12 millones de pesos de fondos propios para comprar de urgencia un paquete básico de medicamentos contra diversos tipos de cáncer.

Se trata –dijo- de una medida parcial para atender el problema, pero los fármacos arribarán a Baja California el miércoles 17 de abril y se aplicarán fundamentalmente para atender los casos de cáncer de mama, cervicouterino y gastrointestinal (colon y recto).

Aceptó que tan solo en Mexicali hay 150 pacientes afectados, pero son 270 los que soportan el problema en los cinco municipios de Baja California.

Hernández Millán expresó que, si pueden, los enfermos o sus familiares compran la medicina que puede ser plaquitaxcel, cabazitaxel, purinethol, ciclofosfamida o vincristina, pero reconoció que estos productos son muy caros.

Familiares de enfermos con cáncer de próstata, mama y leucemia que viven en Tijuana, Ensenada, Tecate y San Quintín, han revelado en la prensa regional que los pacientes adheridos al Seguro Popular dejaron de recibir quimioterapia en la Unidad de Especialidades Médicas (Uneme) de Oncología en Mexicali, “porque no hay medicinas para atenderlos.”

Foto: Uniradio Informa.

Algunos, con dificultades compraron plaquitaxcel en dos mil pesos que sirven para dos aplicaciones, pero la precariedad en la que viven les impide seguir adquiriendo el fármaco, por lo que suspendieron totalmente las quimioterapias a los enfermos.

Ayer, familiares de tres pacientes en crisis realizaron una protesta en las oficinas de la Secretaría estatal de Salud en Mexicali para denunciar lo que sucede con el desabasto de medicinas oncológicas en la Uneme.

Asimismo, criticaron la desatención de avisar oportunamente que no hay quimioterapias y con ello evitar viaje inútiles a los pacientes en busca de un servicio que no existe en la capital del estado.

Horas después, Francisco Vega dijo en conferencia de prensa que el problema se originó porque el gobierno federal dejó de entregar los recursos del Seguro Popular desde finales del año pasado.

Reveló las cantidades del débito: 27.8 millones de pesos que corresponden al 2018, y 14.4 millones de lo que va del 2019. Eso únicamente para la compra de medicinas oncológicas que consume el Seguro Popular.

Saúl Hernández completó: “Hasta el  momento tenemos entre 120 y 150 pacientes que les falta el tratamiento. Ahorita ya estamos precisamente verificando que llegue todo ese medicamento.”

Las protestas en la Ciudad de México (Foto: El Estímulo).

La escasez de estos productos especializados para el combate al cáncer no es exclusiva de Baja California.

El 26 de septiembre del 2018, luego de una protesta de padres de niños enfermos con diversos tipos de cáncer a quienes se les suspendió quimioterapia por falta de medicamentos en hospitales públicos de la Ciudad de México, el Colegio Mexicano de Oncología Médica y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) externaron su preocupación por la escases de ciclofosfamida en toda la nación.

Ambas instituciones consideran al fármaco “la piedra angular” en el tratamiento de cáncer de mama -la primera causa de cáncer en nuestro país-, además de ser parte fundamental del manejo de otros tumores sólidos y neoplasias hematológicas como linfomas y leucemias, tanto en adultos como en pacientes pediátricos.

Luego de sostener una junta de trabajo con los laboratorios farmacéuticos Pisa, Cryopharma y Sanfer, se conoció que las tres empresas afrontaban problemas de producción, pero esperaban superar el desabasto en diciembre del 2018.

Sin embargo, el 15 de febrero de este año los pacientes de cáncer y sus familiares volvieron a salir a la calle, ahora en la ciudad de Puebla, para protestar por la continuación del desabasto de medicamentos, o el uso de medicinas caducas.

El grupo Guerreras Unidas señaló entonces que ya llevaban medio año con faltantes constantes en 22 de los 33 medicamentos que forman parte del tratamiento oncológico.

*Esta nota originalmente se publicó en el portal de la Revista PROCESO. Aquí proporcionamos la liga para consultar en su fuente la información:

https://www.proceso.com.mx/579581/denuncian-que-270-pacientes-con-cancer-en-bc-no-reciben-medicamentos-por-suspension-de-recursos-al-seguro-popular