Congreso de BC renovó al 45% de sus diputados. Once buscan la reelección

El 45 por ciento de los 25 diputados de la actual legislatura de Baja California renunciaron ayer a sus cargos para buscar este año la reelección y quedarse dos años más en el congreso.

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos / Foto principal: los legisladores originales de la XXII Legislatura (Archivo)

Ensenada, B.C., 11 de abril 2019.- Siete de los 11 parlamentarios que solicitaron licencia para retirarse del cargo son del Partido Acción Nacional (PAN).

El Pleno de la Asamblea aprobó la anuencia solicitada por los diputados integrantes de la XXII Legislatura, y ayer tomaron la protesta ocho de los congresistas que los suplen.

Días atrás, dos legisladores habían renunciado. Uno de ellos –Víctor Manuel Morán Hernández, diputado de representación proporcional de Morena- se dio el lujo de ser tres meses Secretario Técnico del Sistema Coordinación de Seguridad Pública Federal en la entidad, y hoy está inscrito como candidato de la coalición Juntos Haremos Historia en Baja California, a la diputación por el Distrito VIII con sede en Tijuana.

El segundo, también diputado morenista en el Congreso gobernado por una mayoría de 13 representantes del PAN, es Catalino Zavala Márquez. Dejó su curul de representación proporcional para buscar la diputación del Distrito XII, en Tijuana.

Los integrantes de la bancada del PRI, diputados de izquierda a derecha: Bernanrdo Padilla, Marco Antonio Corona Bolaños, Patricia Ríos, Alejandro Arregui y Benjamín Gómez. Terminarán su gestión (Foto: Periodismo Negro)

Destaca que ninguno de los cinco diputados del PRI -dos de ellos de representación proporcional- renunciaron a sus cargos, ejemplo que siguió la única congresista del Partido de la Revolución Democrática (PRD, también de minoría), Rocío López Gorosave, quien alegó asuntos familiares para no buscar la reelección que inicialmente dijo sí buscaría en el Distrito XVI (Ensenada).

Alentada por el crecimiento de Morena y la coalición Juntos Haremos Historia en Baja California, la petista Claudia Agatón Muñiz dejó la curul de representación proporcional para intentar ganar la diputación del Distrito XVI que abarca la zona urbana de Ensenada.

Y otro que buscará saltar de la representación minoritaria a una diputación por mayoría -el Distrito XI de Tijuana- al amparo de la coalición morenista, es Luis Moreno Hernández, hasta hoy parlamentario del local Transformemos.

Quienes renunciaron a la diputación por el PAN y buscarán la reelección son:

José Félix Arango (IV Distrito Mexicali), Alfa Peñaloza Valdez (VIII Distrito Tijuana), Iraís María Vázquez Aguiar (XI Distrito Tijuana), María Trinidad Vaca Chacón (Distrito I Mexicali), Eva María Vásquez Hernández (Distrito II Mexicali), y Mónica Hernández Álvarez (Distrito IX Tijuana).

Carlos Torres y Marko Cortez: no más risas, no más abrazos, no más simulación (Facebook)

Por Acción Nacional también renunció Carlos Torres Torres (Distrito XIII Tijuana), pero lo hizo –dijo- para no obstaculizar a otros jóvenes panistas con aspiraciones al congreso.

Cierto es que originalmente sí quería la reelección, pero en marzo tuvo un desencuentro público con el dirigente nacional de su partido –Marko Antonio Cortés Mendoza– porque siendo coordinador de la bancada panista en el congreso, presuntamente impulsó una iniciativa para ampliar el plazo de la gubernatura de 2 a 5 años y beneficiar con ello al candidato de Morena Jaime Bonilla Valdez.

Finalmente, Jorge Eugenio Núñez Lozano, diputado de representación proporcional del local Partido de Baja California (PBC) renunció para luchar por una diputación de mayoría en alguno de los distritos de Mexicali.

Una vez que se sometieron a votación y se aprobaron las solicitudes dadas a conocer en la Asamblea del pleno legislativo, se tomó la protesta como congresistas a Teresa Patricia Valeriano Pérez, Marcia Barrientos Lizárraga, Lourdes Bueno González, Silvia Álvarez Hernández, Alma Elisa Saldaña Rivera, Gregorio Saúl Osnaya López, Félix René Moctezuma Estrada y José Luis Bribiesca Alcolea.

De acuerdo con el portal de Transparencia del Congreso, cada uno de los 25 diputado de Baja California percibe una dieta mensual de 84 mil 289 pesos, pero al sumar las partidas que obtienen para gasto social y otros conceptos, sus ingresos  suman 111 mil 872 pesos, cantidad que coloca a Baja California en el cuarto lugar nacional entre los parlamentos más caros del país después de Oaxaca -257 mil pesos mensuales para 42 legisladores-, Tabasco -150 mil 833 pesos para 35 diputados-, y Chihuahua -112 mil 57 pesos para 33 congresistas-.